Crédito fotografía: 
El Día
En el Arzobispado de la Serena se reunió ayer miércoles monseñor René Rebolledo, dos sacerdotes y Hernán Godoy, el primer denunciante por abusos en contra del exarzobispo Francisco José Cox, para dar a conocer formalmente su testimonio a las autoridades religiosas. Se trata del primer encuentro cuyos antecedentes que sean recabados serán enviados directamente al Vaticano.

Un nuevo capítulo se escribe en el caso Cox.

La mañana de este miércoles, una comisión integrada por dos sacerdotes y el actual arzobispo de La Serena, monseñor René Rebolledo, se reunió con Hernán Godoy (45), presunta víctima de la exautoridad eclesiástica regional Francisco José Cox, quien fuera arzobispo en la zona entre 1990 y 1997, año en que debió dejar el cargo tras una ola de acusaciones de abuso sexual cometidos en contra de menores que lo llevaron a ser investigado por la Nunciatura Apostólica de Chile y ser enviado primero a Colombia y luego a Alemania, donde permanece hasta la fecha en la impunidad, recluido en un monasterio católico. 

RUMBO AL JUICIO CANÓNICO

Según indicó el propio Hernán Godoy, tras salir del encuentro que duró alrededor de 40 minutos, la reunión se enmarca dentro del inicio del proceso de un eventual juicio canónico en contra de monseñor Cox por los vejámenes cometidos durante la década del ’80 y ’90 cuando ejerció altos cargos en el clero.

“Lo de hoy (ayer) fue más que nada una presentación entre los sacerdotes que van a investigar, y yo. Tuve la oportunidad de exponerles lo que me sucedió con Cox mediante un escrito que realicé de puño y letra y ellos me escucharon para delinear los pasos que seguirán ahora”, relató Godoy. 

La víctima detalla que los religiosos le pidieron que aportara otros antecedentes, los que deberá presentar en una nueva cita programada para la próxima semana y cuyos antecedentes que allí se recaben serán enviados directamente al Vaticano.

“Todavía estamos en una etapa inicial, pero el proceso ya está en marcha para que Cox sea juzgado también por la justicia eclesiástica”, precisa el denunciante. 

“NO BUSCO VENGANZA”

Cabe señalar que Hernán Godoy ya inició un proceso legal ante la justicia ordinaria, presentando su denuncia en el Ministerio Público, la cual está siendo investigada. Ahora, con lo de ayer miércoles, el exarzobispo Cox tendría dos procesos en su contra –el civil y el eclesial-, algo que responde a los últimos lineamientos entregados por el Papa Francisco al episcopado chileno y algo que también convinieron los obispos en su último encuentro a fines de julio en Punta de Tralca. 

Respecto a las expectativas que tiene Godoy del accionar de la Iglesia Católica frente a su caso, confía en que “se hará justicia” para que así ningún menor tenga que vivir lo que a él le sucedió.

“No busco venganza, ni con mi denuncia en la Fiscalía ni tampoco con esto. Desde el principio he dicho que todas mis acciones son para que cosas como esta no se repitan nunca más”, aseveró. 

AGRUPACIÓN DE LAICOS EXPECTANTE 

Desde la Agrupación de Laicos Juan XXIII de La Serena se mostraron expectantes sobre la posibilidad del inicio de un juicio canónico. Juan Rojas Palma, uno de los líderes de este movimiento ciudadano expresó que lo que había sucedido ayer en el Arzobispado tenía ribetes históricos.

“Es la primera vez que acá en La Serena se crea una instancia para iniciar un proceso en contra de Cox, que provenga desde la propia iglesia. Esa es la importancia histórica de esto”, sostuvo Rojas.

HERMETISMO DEL ARZOBISPADO

Intentamos obtener una declaración de monseñor René Rebolledo respecto del tema, pero hasta el cierre de la edición no fue posible.

De todas formas, monseñor ha manifestado que está dispuesto a escuchar a todas las víctimas que quieran dar su testimonio y llevar los casos que surjan a la justicia, ya sea civil o eclesiástica.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X