Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Los descendientes del pueblo prehispánico rechazaron una pregunta recogida en la consulta ciudadana de La Serena, denunciando vulneración de sus derechos. Las distintas asociaciones también expresaron preocupación ya que han solicitado reuniones con distintas autoridades y hace más de 8 meses que no reciben respuestas. Dicen que hay un “abandono” por parte del Estado y que no hay voluntad política.

A cuatro días de la consulta ciudadana que se realizará este domingo en distintas comunas del país, el alcalde La Serena, Roberto Jacob, tomó la decisión de eliminar una de las preguntas, quizás, más emblemáticas de la inédita papeleta comunal.

Los gobiernos locales de la Región de Coquimbo aceptaron el desafío de adherirse a este ejercicio democrático impulsado por la Asociación Chilena de Municipalidades (AChM) tras el estallido social y, si bien tienen claro que no es vinculante, valoran la herramienta ya que recogerá la opinión de los ciudadanos en diversos temas visibilizados por las manifestaciones sociales.

En el caso específico de la capital regional, el tercer documento recogía cuatro preguntas, la primera tenía relación con el Sitio Arqueológico El Olivar y si se debe levantar un museo de sitio en el lugar. 

La temática generó la molestia y rechazo de la Mesa Diaguita, quienes se dirigieron la mañana del miércoles hasta el municipio de La Serena para entregarle al alcalde una carta con la postura. El texto decía que consideraban una “falta grave” de vulneración de derechos hacia el pueblo ya que no fueron considerados en la decisión. En la instancia, los representantes también expresaron preocupación por la incertidumbre que tienen respecto al futuro del yacimiento arqueológico.

Horas más tarde, Jacob le respondió a la comunidad–texto al que tuvo acceso El Día- lamentando la situación y precisando que la finalidad era resaltar el sitio. Además, informar que “he tomado la determinación de sacar la pregunta alusiva a El Olivar”.

Cabe recordar que el lugar es considerado como uno de los hallazgos arqueológicos más importantes que se ha realizado en el país, ya que reúne por primera vez en un sólo lugar una gran cantidad de evidencia de la cultura Diaguita de nuestra zona.

“Lamentamos si este anhelo se mal interpretó y se sienten pasados a llevar, jamás fue intención de este municipio denostar a los pueblos originarios de nuestra zona, sino todo lo contrario, la finalidad es resaltar en ese lugar la importancia que tiene para ustedes y que debe ser reconocida y valorada por todos los habitantes de la comuna”, respondió Jacob.

Total incertidumbre

El tema de la consulta ciudadana sólo fue la punta del iceberg ya que detrás del Sitio El Olivar hay todo un escenario que se viene gestando desde el 2015 cuando se construía la doble vía que conecta a La Serena con Vallenar, 4 kilómetros al norte de la capital regional, donde se realizó el importante descubrimiento. Sus 35 hectáreas de superficie guardan los vestigios de siete siglos de ocupación prehispánica continua.

Carolina Herrera, de la Asociación Indígena Cultural Elke y Comunidad Cañihuanti, dijo que hace dos años comenzaron a trabajar con agrupaciones multidisciplinarias que han respaldado su legado y han apoyado en el proceso de salvaguarda, pero que las autoridades no han “recepcionado sus clamores”.

“Hemos mandado cartas al seremi de Desarrollo Social, a la intendenta, y jamás hemos recibido una respuesta. Hace ocho meses que comenzamos a buscar los mejores mecanismos y de la manera más respetuosa, pero nada. Nosotros somos representantes de un pueblo preexistente y exigimos que las autoridades tengan delicadeza y respeto hacia nuestros ancestros, pedimos retomar la mesa de diálogo” puntualizó.

Respecto al estado del Sitio El Olivar, Berlín Barraza, representante de la Comunidad Diaguita Domingo Taucán, expresó que está abandonado y que no existe voluntad política para resguardar uno de los hallazgos arqueológicos más importantes que se tenga registro en la región, el país e incluso Sudamérica.

“Existe la aprobación para que los trabajos continúen, decían que dejarían una isla para resguardar el lugar, pero en definitiva el sector está abandonado, no por nosotros sino por el Estado, la comunidad se ha acercado a poner lienzos con la intención de llamar la atención, pero los sacan”, dijo.

Sobre la petición de sacar la pregunta de la papeleta, Barraza aclaró que el objetivo final de la molestia radicaba en la vulneración a sus derechos. Y que de haber sido invitados habrían participado. De todos modos, valoraron la medida de Roberto Jacob.

“Nosotros tenemos muy buenas relaciones con el alcalde, hemos trabajado con él antes. Creo que esta decisión es la correcta, entendemos que detrás hay una buena intención y en este caso nosotros sólo pedíamos que nos integrara en la decisión, debemos recordar que hay legislaciones y tratados que deben respetarse. Nosotros merecemos respeto”, puntualizó.

No hay contradicción

Ante la solicitud de eliminar la pregunta de El Olivar en la papeleta, solicitar retornar la mesa de diálogo y denunciar abandono, Barraza descartó que haya contradicción e insistió que se trata de pedir que los procedimientos que los involucran se hagan como corresponden.

El representante de la Comunidad Diaguita Domingo Taucán aseguró que no hay diferencias con el alcalde Jacob, pero sí con otras autoridades que han demostrado escaso interés en buscar soluciones e informar.

“En la región no hay voluntad política para este tema, tampoco para otros. Nos han cerrado las puertas. Este sitio es significativo para nosotros queremos que nos apoyen pero que las cosas se hagan bien y con nosotros”, exclamó.

Buena intención

En la carta que mandó el edil serenense a la Mesa Diaguita también consignó que la indicación se incluyó ya que fue una de las inquietudes más recurrentes en los cabildos territoriales realizados en las últimas semanas, instancias donde también –dice Jacob- participaron comunidades de pueblos originarios.

“Basado en esto y en visibilizar de nuevo el tema del abandono e inseguridad en la cual se encuentra el sector en la actualidad se determinó darle relevancia a través de la primera consulta de este proceso”, manifestó.

La buena intención del alcalde de La Serena despertó uno de los temas que tras el estallido social se había mantenido al margen, esto porque en junio de este año el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) aprobó el anteproyecto de solución vial para dar continuidad a la Ruta 5 en El Olivar, posteriormente se ingresó al mismo órgano un proyecto de ingeniería cuya respuesta debería estar a fin de año, según lo que declaró en aquel momento el seremi de Obras Públicas, Pablo Herman.

Un futuro de respeto y valoración

Carolina Herrera también expresó han sido años de caminar junto a un propósito y una búsqueda marcada por el respeto y la valoración del pueblo diaguita.

“Aquí hay una cultura trascedente, no solo en lo alfarero sino en lo cultural y en la historia de un pueblo cuyos antecedentes eran bastante vagos, hoy tenemos una información que nunca antes se había podido establecer”, explicó.

Herrera manifestó que la ausencia del Gobierno es evidente pero que de todos modos han avanzado con aliados relacionados a la academia, cultura e investigación. 

La presidenta de la Asociación Indígena Cultural Diaguita Elke detalló que van al sitio para resguardar las conexiones ancestrales. Y que habían solicitado que en el lugar se estableciera un polígono, el que podría ser un centro ceremonial o albergar un espacio para el estudio y desarrollo de la cultura y cosmovisión pero que sin el apoyo de las autoridades no se puede avanzar.

“Hay comunidades que están asistiendo de manera espiritual, que es lo que nos compete, nosotros tenemos herencias espirituales importantes”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital