Crédito fotografía: 
El Día
Los alcaldes de La Serena y Coquimbo se reunieron ayer con la intendenta regional y el edil de Ovalle donde evaluaron el desarrollo de la pandemia en las zonas confinadas y lo que significaría el permiso para Fiestas Patrias.

A 38 días desde el inicio de la cuarentena total, los efectos que ha tenido en la conurbación han sido diferentes entre ambas comunas. Mientras que en La Serena la cifras muestran una tendencia a la baja, en Coquimbo no se aprecia la misma realidad y la curva no desciende. Para muestra un botón: tomando sólo como referencia los casos activos de una ciudad y otra, en la capital regional, por ejemplo, para el 29 de julio cuando comenzó a regir el confinamiento se registraban 357, mientras que en el reporte de ayer se contabilizaban 272, es decir una variación porcentual de -23,8 %. Por otra parte, en la comuna puerto, al inicio de la cuarentena el número era de 445, y el último informe dio cuenta de 437, o sea, -1,8 lo que constituye una disminución marginal de los casos.

En medio de la polémica por los nuevos permisos para Fiestas Patrias (ver página 6) la duda se instala: De acuerdo a estas cifras, ¿podría levantarse la cuarentena sólo en una de las comunas que conforman la conurbación? Las opiniones aquí se cruzan, ya que el alcalde Roberto Jacob plantea desmarcarse de la realidad porteña debido a que La Serena sí estaría respondiendo. Y es aquí donde se desata la controversia  entre lo que es factible desde el punto de vista operativo, y lo recomendable desde el punto de vista sanitario. Desde el Gobierno, en tanto, no descartan nada y los ediles tienen visiones diametralmente opuestas al menos en este punto. A continuación, sus puntos de vista.

Roberto Jacob, alcalde de La Serena:

“No es justo que los serenenses tengan que seguir en cuarentena por culpa de los coquimbanos”

-¿Usted hace un balance positivo del comportamiento de los serenenses?

“Yo el balance que hago es el siguiente. En su oportunidad fui muy crítico de la irresponsabilidad de la gente y pareciera que hoy día tengo que decir lo contrario, que el comportamiento que ha tenido nuestra gente, si bien no es el óptimo, sí ha sido bueno y finalmente estamos viendo que los números que se registran en la cuarentena en La Serena, han dado resultados porque han ido a la baja en forma sostenida”.

-¿Ese es el argumento para pasar a Fase 2 antes que Coquimbo?

“Claro, porque no es justo que La Serena, como esto se toma como conurbación, lamentablemente, si no baja Coquimbo, se vea obligada a estar en cuarentena no por la irresponsabilidad de la comuna serenense sino que de la comuna vecina, que la verdad ha subido en forma considerable. No se ha notado una baja. Entonces yo tengo que decir que sí, el comportamiento en  La Serena ha sido bastante bueno porque los números son los que lo indican”.

-¿Y La Serena va por buen camino entonces?

“Yo creo que sí, y es algo que a mí me deja bastante conforme”.

-Pero, ¿se pueden ver las cosas por separado en la conurbación como para levantar la cuarentena en una sola comuna?, ¿qué le han dicho las autoridades?

“Mira, esto es una conversación que todavía no tenemos, pero la vamos a tener. Porque no lo podemos descartar. O sea, si Coquimbo está todo el año con esos números no podemos sacrificar a toda la gente de La Serena, como tampoco se debería hacer si hubiera sido La Serena la que no baja sus casos, así que por lo tanto es una posibilidad que se debería evaluar, si se puede, pero por el momento estamos supeditados a los números y a la suma de los números en promedio que hay entre Coquimbo y La Serena”.

-¿Pero su intención es hacer la solicitud?

“Claro. Es algún momento yo voy a pedir que se pueda  evaluar. Te insisto, porque siempre va a existir la oportunidad de buscar salidas independientes a los temas que, si bien los abordamos en forma común, si los resultados no son parejos en ambas comunas, perjudicamos a una o a la otra”.

-El problema podría ser la conectividad y el flujo de gente que se desplaza entre ambas ciudades…

“Sí, pero se pueden poner cordones sanitarios, se puede ver la forma de hacer un cordón efectivo, porque si han tenido un buen comportamiento también es justo que tengan un premio y que puedan salir antes de cuarentena. Esto yo lo voy a conversar, voy a ver la posibilidad de si es factible o no, porque todo va a depender de lo que diga el Ministerio de Salud de Santiago. Ahora, las autoridades locales son conscientes de que los serenenses han respondido y eso lo ha dicho la propia intendenta”.

-Aun así, ya sea en La Serena como comuna en solitario o en la conurbación, ¿cree que esto se pueda levantar de aquí a finales de septiembre?

“Bueno, eso yo lo veo bastante complicado. Sobre todo sabiendo que hay gente que ya está marcando los sectores de la Pampilla, teniendo en cuenta la situación que estamos. Entonces uno no entiende cual es la forma de pensar que tiene esta gente, o sea, como que no hubiese ningún problema, van y se aseguran su espacio en la pampilla sabiendo que no hay pampilla (…) Esto ha pasado en Coquimbo”.

 

Marcelo Pereira, alcalde de Coquimbo:

 “A la cuarentena entramos juntos La Serena y Coquimbo, y tenemos que salir juntos”

-¿Por qué  ha tenido tan malos resultados la cuarentena en Coquimbo?

“Hay un factor que está gatillando que los números no bajen, y claramente acá hay un compromiso por parte de la comunidad que no se ha cumplido. Esto claramente produce rabia por la situación en la que nos encontramos.”.

-¿Son más porfiados los coquimbanos?

“Claro que sí, nosotros los coquimbanos somos bastante porfiados, pero yo sé que en algún momento vamos a entender que lo que estamos viviendo es un problema internacional. De hecho, todavía no conocemos muy bien el virus, y tiene otras implicancias”.

-¿Qué le parece los dichos de su par de La Serena, Roberto Jacob, respecto a levantar la cuarentena sólo en La Serena?, ¿lo ve factible? Porque las realidades parecen ser muy diferentes…

“Lo que pasa es que hay que hablar desde el punto de vista estadístico y desde el punto de vista epidemiológico, esto no es que La Serena tenga que pagar platos rotos de otra comuna. En una conurbación tenemos formas distintas y el coquimbano es muy diferente al serenense. Efectivamente, en nuestro mapa calórico hay sectores que están identificados donde está la mayor cantidad de personas contagiadas. Yo le tengo mucha estima a Roberto Jacob, como alcalde y como colega, pero si se levanta la cuarentena en La Serena, eso no va a impedir que exista interacción entre Coquimbo y La Serena, y puede que sus contagios vayan aumentando y se tenga que entrar nuevamente en una cuarentena. Fue la conurbación la que entró en cuarentena y se tiene que levantar como conurbación”.

-Se tiene que respetar aquello, piensa usted…

“Evidente. Yo, desde que llegaron los dos primeros casos a La Serena, por cierto, lo que pedí fue que se decretara la cuarentena de inmediato en toda la conurbación, entonces yo también me podría basar en aquello, pero muy por el contrario. En esta cuarentena entramos juntos y tenemos que salir juntos, es así de simple porque Coquimbo y La Serena por la distancia que tienen se toman como un solo territorio”.

-Pero poniéndose en el lugar del serenense que ha respetado la cuarentena, desde lo emocional, a ellos también les puede parecer injusto que deban continuar porque en Coquimbo los números no bajan…

“Lo que pasa es que en este momento no se puede pensar desde lo emocional, los análisis tienen que basarse sobre lo que está ocurriendo a nivel local. Si yo me basara en lo emocional, claro, diría que La Serena salga de su cuarentena con las cifras que tiene Coquimbo, pero sería irresponsable con los hermanos de La Serena, porque estaría incitando epidemiológicamente de que se aumentara el riesgo para ellos, porque, insisto, se toma como una sola”.

-Ahora, cuando se habla de “mal comportamiento de los coquimbanos”, ¿se puede generalizar a todos?

“Claro que no. El mapa calórico es sumamente claro respecto de donde están los contagios. Yo mismo he visto a personas en la Parte Alta o en Tierras Blancas, sin usar la mascarilla y se les han cursado los partes correspondientes. Pero no es mi intención pasar y pasar partes (…) Y ojo, no  hay que perder de vista tampoco que somos la comuna que tiene mayor cantidad de habitantes en la región, y con características geográficas muy distintas a La Serena, por lo tanto también era esperable que el descenso de los casos sea más lento, o incluso, presentar un alza”.

Intendenta no descarta desconfinar una sola ciudad

En conversación con El Día TV, el presidente regional del Colegio Médico, Rubén Quezada, no vio con buenos ojos lo planteado por el edil de La Serena Roberto Jacob, ya que sostuvo que, desde el punto de vista sanitario no era recomendable. “Dada las características geográficas de ambos territorios, y la cantidad de gente que se desplaza a diario desde una ciudad a otra, una conurbación debiese entrar o salir en conjunto de una cuarentena”, expresó Quezada.   Por su parte, desde el Gobierno local, la intendenta Lucía Pinto no se cerró a ninguna posibilidad y no descartó que la alternativa pueda o deba ser analizada en algún momento. “Es una medida que no podemos descartar. Desde el punto de vista epidemiológico podría hacerse si están dadas las condiciones. Pero hay que analizar y planificar como se concretaría”, aseveró la intendenta.

De todas formas, y como antecedente, cabe señalar que en la mayoría de los territorios geográficos similares a la conurbación donde existen ciudades que están prácticamente unidas, no se ha dado el que se levante la cuarentena en una y no en la otra. Sin embargo, de acuerdo a las palabras de la máxima autoridad regional y a la solicitud formal que pudiera hacer el edil de La Serena Roberto Jacob, la región podría constituir una excepción a la regla, todo esto dependiendo de la evaluación previa que se realice.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día