Crédito fotografía: 
Cedida
Autoridad marítima asegura que debido a que el terreno está concesionado sólo habría que dejar un libre acceso hacia la playa.

El balneario de Totoralillo se ha convertido en una de las playas favoritas por los turistas y deportistas. Actualmente la concesión de la playa está entregada a privados. Durante este fin de semana se generó un cierre del balneario con mallas metálicas y rocas, lo sucedido fue denunciado mediante las redes sociales. 

Al respecto el Gobernador Marítimo de Coquimbo, Javier Cáceres, explicó que efectivamente las personas que están ahí tienen un Decreto de Concesión, el cual es entregado por el Ministerio de Defensa por medio de la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas. “Lo que hay que hacer es fijar un libre acceso y que la gente pueda acceder al sector de la playa. Pero aquí hay que entender una cosa la gente cree que la playa es el sector donde uno coloca la toalla y eso no es así. De acuerdo al Código Civil es la ‘extensión de tierras donde las olas bañan’, por lo cual el lugar donde van las personas y colocan la toalla es un terreno de playa el cual es accesible de concesionar”. 

Con respecto a los pasos a seguir Cáceres advirtió que durante la mañana de este sábado se trasladó el capitán de puerto hasta el sector. “Ya conversamos con el concesionario y hay un tema que hay que evaluar con Bienes Nacionales de cuál va a ser el libre acceso que se le va a aplicar. No es que él vaya a sacar toda la reja, porque eso está dentro de la concesión vigente y el Decreto de Concesión que lo faculta, ahora hay que ver el lugar por el que se va a poder acceder”. 

Revisión de concesiones

El concejal Guido Hernández quien ha estado preocupado por esta situación se refirió a la instalación de rejas,  “el cuestionamiento no es solamente si es o no legal, sino que la comunidad de Totoralillo exige saber cuáles son los límites de esta concesión, los términos en que estas fueron entregadas y los compromisos que tiene que cumplir estos privados con respecto del funcionamiento de la playa”. 

Mauricio Muñoz, miembro de la Agrupación Unidos por Totoralillo es enfático en señalar que el balneario “está rodeado de concesionarios y privados, finalmente es una caja pagadora”. Ante esto agrega “cuál es el aporte que entrega ‘El Tiki Tano´; que es el sector donde se cercó; cuál es el objetivo de la concesión. Si bien está ahí construido un restaurante y una cabañas, pero yo creo que el hecho predominante son estacionamientos y por algo está cubierta por una malla rachel”. 

Del mismo modo plantea “el dilema siempre va a ser entre la belleza y la concordancia con la naturaleza y el tema de sólo ganar dinero y no reinvertir nada (…). No hay mejoras y la hermosa península de Totoralillo se ha transformado en un estacionamiento que, sin necesitar mucha inversión, produce una cantidad de dinero enorme”. 

Espacio para el deporte

Michael Copeta, deportista profesional explicó que Totoralillo y “la península llamada ‘Tiki Tano’ por el concesionario son un hot spot para la práctica de deportes alternativo. Especialmente para el surf y bodyboard (…)”. 

Del mismo modo enfatizó, “el concesionario encausó el camino para que nadie pudiera estacionarse fuera de su recinto. Lo que nos obliga a dejar los autos lejos en la entrada sufriendo robos muchas veces y esto conlleva a que debamos pagarle el estacionamiento todo el año. Al tener todo cerrado nosotros no podemos ingresar y debemos saltar rejas poniendo en riesgo nuestra integridad (…).  En vez de generar un espacio para el fomento deportivo ha estado constantemente en contra del desarrollo del surf”. 

Desde la Gobernación de la Provincia de Elqui señalaron que, en coordinación con  Bienes Nacionales y la intendencia regional iniciaran el proceso de fiscalización en terreno el próximo lunes.

Oportunidad de emprendedores 

El concejal Hernández se refirió a la revisión de las concesiones “como concejal, siendo muy responsable voy a hacer la revisión de estas. En estos momentos son dos privados los que se están viendo favorecidos”. Aseguró que es necesaria debido a que “no está aportando al desarrollo del borde costero. Siento que es momento de revisarla en favor de los vecinos de Totoralillo que tienen proyectos”.

En esta línea Ángela Díaz, presidenta del Sindicato Aguas Turquesas de Totoralillo, planteó que uno de esos grandes proyectos es generar un espacio para las 40 emprendedoras que forman el sindicato. “La idea nuestra es colocar puestos fijos porque las niñas que se quieran colocar tienen que estar deambulando en la playa, tenemos cierta cantidad de metrajes para poder andar La idea es que puedan tener un lugar definido”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día