• Actualmente la región mantiene 1.229 casos activos, que corresponden a 474 de Coquimbo, 276 de La Serena y 266 de Ovalle.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Mientras que en La Serena la tendencia de los casos es a la baja, en la comuna puerto la situación es contraria y mantiene preocupadas a las autoridades, especialmente por sectores como Tierras Blancas y la Parte Alta.

De acuerdo al último informe epidemiológico del ministerio de Salud, que considera cifras hasta el 30 de agosto, la comuna de Coquimbo es la quinta con más casos activos a nivel nacional, siendo superada solo por Punta Arenas, Concepción, Arica y Antofagasta.

Una situación que contrasta con su par, La Serena, que ha demostrado una tendencia a la baja en los últimos días, ocupando el lugar 17 del ránking. De hecho, ayer el ministro de la cartera, Enrique París, destacó el comportamiento de la capital regional.

“Mientras en La Serena se ha visto una mayor responsabilidad en la gente, en Coquimbo, lamentablemente, hemos tenido problemas, sobre todo en sectores habitacionales, donde hay muchísima movilidad, lo que provoca que nos vaya aumentado el número de casos. Estamos preocupados por Tierras Blancas y la Parte Alta, que son los focos de mayor contagio”, señaló la Intendenta Lucía Pinto en una reciente entrevista con nuestro medio.

Un tema que no es sencillo de analizar, explicó la epidemióloga y académica de la ULS, Dra. Paola Salas, ya que se deben evaluar distintos indicadores que son propios de cada territorio.

“Aquí el factor que está condicionando la salud de la población es que ellos no pueden cumplir las medidas de precaución porque sus condiciones de vida social no se los permite”, Paola Salas, epidemióloga.

“Nosotros en epidemiología, cuando hacemos el análisis de situación, se evalúan características de la población para poder explicar el comportamiento, una de las más importantes es determinar las condicionantes de salud. Por ejemplo, para el control de un brote consideramos el nivel de educación, que tiene que ver con los años de escolaridad, el hacinamiento, el acceso a los servicios y a la atención de salud. Estas características socio- demográficas se llaman factores condicionantes de la salud y hacen que una comunidad tenga más o menos casos”, detalló la especialista.

Salas agregó que la circulación del virus se comportaba de manera diferente, tanto en La Serena como en Coquimbo, por lo que habría que investigar las características propias de los casos para poder determinar los factores condicionantes de cada uno de ellos.

“Ahora, cuando el virus entra en circulación en grupos vulnerables no hay manera de detenerlo porque tendrías que cambiar las condiciones de educación, de acceso a salud, una serie de factores para controlarlo. Uno debe establecer estrategias de salud pública dirigidas en base al diagnóstico de situación de la población, donde está ocurriendo el brote”, señaló.

La doctora indicó que en los sectores con mayor concentración del virus es  recomendable aplicar nuevas medidas, puesto que ni con una cuarentena sería posible frenar los contagios.

Al respecto, el alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, señaló estar preocupado por esta alza, especialmente en los sectores más críticos como son la Parte Alta y Tierra Blancas.

“Estamos terminando un Plan Tierras Blancas que es multifactorial, que va desde salud, pesquisa activa con PCR, fiscalización e inclusive pensando en establecer una unidad de seguridad ciudadana estable en el sector, con el fin de hacer cumplir las diferentes normativas”.

Asimismo, presentó ante el Concejo Municipal ordenanzas para endurecer las sanciones de quienes son sorprendidos violando la cuarentena o no utilizando la mascarilla, estableciendo multas de 1 a 5 UTM.

“Mi intención como alcalde no es pasar infracciones, pero estamos pasando un tema tan complejo que solamente nos queda atacar al bolsillo para hacer entender a la comunidad las pésimas cifras que estamos viviendo. Me siento preocupado porque hemos dado todo desde el municipio, pero aun así las cifras no bajan, se mantienen estables e incluso alguno días al alza”.

Una situación que para el edil haría inviable lo planteado por el Gobierno de flexibilizar el movimiento de personas durante Fiestas Patrias.

“No hay que ser flexible. Coquimbo está mal, estamos dentro de las peores cifras a nivel nacional, para poder salir juntos de la cuarentena tenemos que respetarla”.

Coquimbo y La Serena de la mano

Entraron al mismo tiempo a confinamiento y deberán salir juntas, pese a la dispar evolución que han presentado. Se cierra la posibilidad de que La Serena puede pasar a una fase de transición, dejando atrás a Coquimbo, por el hecho de ser una conurbación.

“Esto es por el comportamiento de circulación de las personas. Uno no puede prohibirle a los ciudadanos que vayan a trabajar a La Serena si viven en Coquimbo, por ejemplo. Existe una circulación natural entre las conurbaciones que va más allá de lo que uno puede controlar”, explicó la epidemióloga.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día