• Ariel Araya indica dónde estaba su vivienda destruida por las llamas y el lugar exacto en que falleció su mascota regalona.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Ariel Araya, de 78 años, fue rescatado por unos vecinos, la madrugada del viernes, desde su casa en llamas ubicada en el sector de la Villa Dominante en Coquimbo. El anciano, pese a quedar con lo puesto y con su lugar de trabajo convertido en cenizas, sostiene que “se levantará una vez más”

“Recién había apagado el televisor y estaba escuchando radio cuando sentí gritos de los niños del barrio que me gritaban Ariel, Ariel. Era el Chino Garay con el Feña quienes me sacaron, yo duermo con calzoncillos, así que me quedó solo con lo puesto, lo demás todo se quemó”, relató a El Día, Ariel Araya de 78 años sobre el incendio que afectó a su vivienda y que se propagó a otras dos casas en el sector de Villa Dominante en Coquimbo

Ariel, alrededor de las 17:00 horas de ayer en el terreno donde se levantaba su hogar,  aún no podía dar crédito a que su humilde vivienda, ubicada en Los Duraznos con Los Perales, y su taller que por años le ha dado su sustento se transformara en cenizas en sólo minutos.

En el lugar trabajaron cinco compañías de bomberos y más de 70 efectivos quienes evitaron que se propagara el siniestro a una cuarta vivienda e impidieron que la tragedia fuera de mayor magnitud.

 “Desde los 12 años que trabajo, así que ahora a los 78 volveré una vez más a levantarme con  mi taller”, ARIEL ARAYA. Adulto mayor damnificado por incendio

“Era una casa en palafito que se quemó todo adentro, si no es porque tenía dos mallas grandes de alambre de harnear minerales de la Cap me hubiera quemado vivo. Llegué hace más de 25 años a vivir acá, yo era de un poco más arriba donde está la mezquita” relató mientras  sus hijos y vecinos le daban palabras de aliento.

 

POSIBLES CAUSAS

Eran pasadas las 0:15 horas del viernes y las llamas comenzaron a consumir la vivienda al parecer por un cortocircuito generado por la instalación de una guirnalda de luces navideñas.

“Instalé unas luces en el árbol de Navidad y pienso que pudo haber sido eso, no me explico otra razón, uno para eso usa alargadores y me dicen que ese pudo haber sido el problema”.

Respecto  a lo que sostenían vecinos que el incendio podría haberse generado por una instalación irregular realizada por el mismo afectado, señala que “estaba todo normal, tenía una instalación hecha por personas autorizadas, pero digo que fue el alargador. La otra vez me levanté y sentí olor a quemado y encontré un alargador que hizo un corte y lo pude apagar. Ahora no sentí nada. Todo fue tan rápido, cuando uno ve un fuego de esta magnitud atina a apagar, pero fue muy rápido”.

MUERTE DE SU MASCOTA

Araya sostiene que el terreno no le pertenece y que él lo cuidaba y pagaba una módica suma por su arriendo.

“Quedé de brazos cruzados, tenía un taller donde fabricaba muebles. Varias pegas estaban terminadas, era llegar y entregar.  Tenía unos ventanales, una licorera, estaban listos, era llegar y barnizar”.

Una de las pérdidas que más lamenta, más allá de lo material, es la de una de sus tres mascotas que murió por acción de las llamas.

“Los otros dos perros más grandes se pudieron escapar y la otra no alcanzó, quedó totalmente quemada. Ellos eran mi compañía”.

El afectado reconoce que el material que tenía en su taller como muebles, maderas, pinturas, diluyente y barnices ayudó para que el fuego se expandiera.

“Claro, tenía mucho material que permitió la aceleración del fuego y que tomara el techo de mi vecina, esa casa está abandonada hace tiempo, luego que se llevaron a la vecina que estaba postrada y a su hermano a un hogar de ancianos. Se le dijo a la municipalidad que estaba el techo apolillado. Por eso luego pescó al otro vecino que se le quemó una pieza”.

APOYO  DE MUNICIPIO

Orlando Ortiz, director de la Oficina de Protección Civil y Emergencias de la municipalidad de Coquimbo, manifestó que se activó el Comité de Emergencias Municipales llegando los funcionarios al lugar y agilizando el apoyo de un camión aljibe que ayudara en el abastecimiento de agua.

“Se pidió la asistencia a CGE, la empresa eléctrica, ya que en un momento determinado Bomberos no podía seguir trabajando porque el sector estaba energizado y los cables en el suelo”.

En cuanto a los damnificados, desde el municipio se informó que eran siete los afectados, una familia integrada por seis personas en una casa y un adulto mayor en la otra.

“Los damnificados fueron derivados a casa de familiares y vecinos, por lo que no fue necesario que se habilitara un albergue. Una de las viviendas dañadas pertenecía a dos adultos mayores que no estaban viviendo en el lugar porque la municipalidad le financia un asilo de ancianos, por lo que afortunadamente no estaban en el lugar”, señaló Ortiz.

Agregó que el departamento social del municipio porteño hará aportes en material de construcción para las familias afectadas, además de ayudar en la limpieza y remover escombros.  1201

Volver a levantarse

Ariel Araya dice que comenzó a los 12 años trabajar en la fabricación de muebles y la construcción, lo que le permitió mantener a sus siete hijos. “Tuve cinco hijos con mi primera señora y luego tuve otros dos por afuera. Quedé viudo joven y trabajé toda la vida . Pasaba de la carpintería a la construcción, hasta que me creé una clientela y me dediqué 100%  a la fabricación de muebles”. Ahora espera que le llegue la ayuda de una campaña radial realizada por  “Mi Radio” en la que dice que le donarán una casa prefabricada y una pieza para su taller y con eso espera “volver a levantarse de esta mala experiencia” sufrida en víspera de Navidad.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X