Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Pese a que miembros del cuerpo colegiado manifestaron a El Día la intención de realizar una cita extraordinaria con el edil Alí Manouchehri para contar con mayores antecedentes y saber qué acciones abordará, desde el Municipio señalaron que no han recibido una solicitud formal. La administración, en tanto, continúa estudiando aspectos legales de medidas a tomar.

Aún siguen las inquietudes al interior del Municipio de Coquimbo tras el video que se viralizó y que llegó a manos de autoridades comunales y los medios de comunicación, donde se veía a una funcionaria dosificando droga y pesándola en una báscula.

En ese contexto, recordemos que la persona en cuestión presentó su renuncia, y desde la Dirección de Seguridad Ciudadana aportaron todos los antecedentes, y el viernes pasado la casa edilicia entregó todos los antecedentes ante la Fiscalía Local de Coquimbo.

Por otra parte, una vez conocida esta situación, el alcalde Alí Manouchehri lamentó los hechos y planteó la posibilidad de realizar distintas instancias con el apoyo de Senda. Asimismo, no descartó la posibilidad de aplicar test de drogas en las autoridades y también al interior de los propios funcionarios. La propuesta también fue analizada y respaldada por varios concejales, que además plantearon que el edil realice una reunión extraordinaria para comentar un hecho que pone en entredicho la honra de algunas personas, además de conocer en específico qué antecedentes maneja el jefe comunal.

Desde el municipio porteño reconocen que se están analizando opciones desde el punto de vista jurídico. Por tanto, se estaría estudiando la implementación del test de drogas y medidas de capacitación, las que podrían ser coordinadas a través de Senda.

En esa línea, es necesario consignar que desde el Ministerio Público aseguraron que la investigación propiamente tal está en marcha, por ahora se encuentra desformalizada y los plazos no están determinados.

De todas formas, debido a la complejidad del caso, considerando que se trata de un procedimiento relacionado a la Ley 20.000 (drogas) se trata de una investigación de carácter “reservado”.

 

Una cita a la expectativa

Si bien fueron varios los concejales que se mostraron llanos a que se efectuara una reunión extraordinaria para conocer nuevos antecedentes, desde el municipio porteño señalan que no han recibido una propuesta formal por parte de ellos. Recordemos que el próximo Concejo Municipal recién se realizará la próxima semana, después de Fiestas Patrias, por lo que algunos miembros del cuerpo colegiado habían analizado esta posibilidad y la dieron a conocer por medio de la prensa.

Si bien no es una obligación del alcalde tener que conminar a los concejales una cita extraordinaria, y no se vislumbra por el momento, desde el Municipio señalan que están avanzando en los aspectos jurídicos de acciones que deben ser tomadas con responsabilidad, de tal manera de no vulnerar derechos fundamentales de las personas, sobre todo en relación con el “consumo personal” fuera del horario laboral.

 

“Se puede actuar con más celeridad”

Consultado por esta situación, el concejal Mario Burlé, en diálogo con diario El Día, señaló que “yo esperaba, en virtud de la gravedad de este asunto, que el alcalde nos convocara, si no a una sesión, al menos para que conversáramos el tema. Yo, hasta el momento, no he recibido ningún llamado. Mañana (hoy) tengo que estar en la alcaldía y espero conversar con él para que solicite una reunión extraordinaria, pues se trata de una situación que es bastante grave, porque a mi me duele y me molesta que se esté enlodando el nombre de todos los funcionarios municipales, porque se tiende a meter a todo el mundo en un mismo saco, en circunstancias que hay funcionarios que trabajan muy bien. Si bien el alcalde no tiene ninguna obligación en llamarnos, porque él es el jefe superior del servicio, no es menos cierto que la gente nos pregunta, y el Concejo Municipal lo integra el alcalde y los concejales. Sobre la realización de un sumario, no sé que ventaja puede tener porque se trata de una funcionaria que presentó su renuncia”.

El concejal subrayó además que “según el reglamento, la aplicación de tests es obligatoria sólo para determinados funcionarios y en determinados niveles jerárquicos. Por lo tanto, tengo dudas jurídicas si es que se puede obligar a los funcionarios a hacerse ese test. Entiendo que la medida podría aplicar para el alcalde, los concejales o los jefes de servicio. Yo creo que los concejales nos tenemos que hacer el test, sí o sí”.

Burlé agregó que “igual quiero ser enfático, yo no condeno el consumo, porque el consumidor es un enfermo, pero no es menos cierto que el consumidor no es libre, no toma decisiones que son coherentes. Entonces no puede estar en cargos que significan tomar decisiones. Un jefe de servicio o un concejal no puede estar en un cargo si es consumidor, porque las personas pasan a depender de estas sustancias ilícitas, y sabemos que el narcotráfico, que ha penetrado en tantas partes, puede empezar a dominar a una persona. Al principio a alguien le pueden regalar la droga, pero es siempre a cambio de algo”.

Por su parte, consultado ante la posibilidad de que se pueda efectuar una conversación con el alcalde porteño, el concejal Guido Hernández aseguró “no tener información al respecto”.

En tanto, el concejal Camilo Ruiz señaló que “no me han citado a nada relacionado con este tema. Tenemos Concejo Comunal el 21 de septiembre, pero creo que si el alcalde tiene antecedentes en la mano tiene que actuar, está dentro de sus facultades y no debería ser tema de concejo”.

 

Tomar cartas en el asunto

Ángel Belmar, presidente de la Asociación de Funcionarios Municipales de Coquimbo (Asfum), señaló a El Día que “yo, por lo menos, no he recibido ninguna información. La semana pasada tuvimos la primera asamblea presencial después de mucho tiempo, y no se planteó este tema. La verdad, es que la denuncia conocida no es nuestra preocupación, porque al menos en mi opinión y según la información que manejo, no conozco casos de consumo de drogas. Sí tenía entendido que estaba la idea de que a las autoridades se les aplicara el test correspondiente, además de aquellos grados directivos que tienen una mayor responsabilidad. Sería bueno que se aplicara, para ir limpiando la imagen municipal”.

Respecto de consumos y/o tráfico, el dirigente señaló que “no hemos recibido denuncia alguna por este tema, pero es importante, en mi opinión, que se tomen decisiones para ir aclarando este tema. De todas maneras, creo que se trata de hechos aislados y no de una generalidad”.

 

“Estoy disponible en todo momento”

El alcalde de Coquimbo, Alí Manouchehri, recalcó que “aquí la señal más importante que debemos dar como Municipio es que tendremos tolerancia cero con el consumo de estupefacientes, y que ha sido un duro golpe en la imagen institucional y para nuestros funcionarios y funcionarias”.

A su vez, el edil insistió que “hemos presentado todos los antecedentes ante el Ministerio Público y esperamos que la investigación siga su curso. Se realizó un sumario administrativo, y pese a que la funcionaria renunció, debe continuar los canales correspondientes”.

Además, indicó que “en relación a la solicitud de los concejales, estoy disponible en todo momento para canalizar esta información a través de los conductos formales, hemos tenido una excelente relación, nuestros concejales han entendido que debemos trabajar unidos por Coquimbo y ese debe ser siempre nuestro objetivo final”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X