• Los comerciantes no terminaron tan contentos con las ventas de esta versión de La Pampilla 2018
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Como cada año, el comercio de La Pampilla de Coquimbo no saca cuentas alegres. En su mayoría indican que este año las ventas estuvieron mucho más lenta que el 2017 y muchos de los visitantes sólo se dedicaron a observar. Otros locatarios critican el nuevo sistema de venta de los sitios, a través de un remate, organizado por la Municipalidad de Coquimbo y que significó un costo más alto para el comerciante.

Como cada año, finalizada la fiesta de La Pampilla en Coquimbo, el comercio saca cuentas entre dulce y agraz. Aunque fueron más de siete días de celebración en el recinto pampillero, la mayoría de los comerciantes lograron recuperar su inversión especialmente este último fin de semana, cuando se realiza el tradicional remate.

Chicha, terremotos, anticuchos, costillar y empanadas se ofrecían en la calle principal y en las vías paralelas,  la ropa interior,  lentes de sol, ollas, poleras, cargadores de celulares, linternas y cualquier objeto que pueda imaginar  se mezclaban en tentadoras ofertas.

Mariana González es de La Serena y todos los años celebra Fiestas Patrias sólo en su hogar. No  le llama la atención el show de La Pampilla "porque es mucha gente y cuesta mucho salir", pero cada año, sagradamente, guarda algún dinero para comprar en el remate.

"Quizás para muchos no es tal la oferta, pero siempre es más barato y se aprovecha de comprar algo que pueda servir. Esta vez llevo unos manteles, jeans y calcetines, que nunca deben de faltar. Hay muchas cosas para elegir, pero no es tampoco que estemos llevando una novedad, los productos son los mismos de siempre, pero los últimos días siempre están más baratos", señala la mujer.

Jorge Andrade también decidió visitar el comercio pampillero en los últimos días, aunque lo extenso de las fiestas afectó el bolsillo. "El remate nunca me lo pierdo porque se puede comprar algo, aunque sea una polera nueva, pero esta vez parece que solo será un paseo, porque casi todo el aguinaldo y la quincena se fue en carne y bebestible", exclama riendo.

RECLAMOS Y ALEGRÍAS

No es novedad que en cada año, tras fiestas patrias, en la ya tradicional nota periodística de los medios de comunicación, los comerciantes no saquen cuentas tan alegres cuando se trata de realizar un balance. Y este año no fue diferente.

Unos más contentos que otros, pero de los consultados, la mayoría tuvo mejor suerte el año pasado. Los que se instalaron por primera vez, estaban contentos; otros lograron rescatar la inversión y algunos se fueron molestos con la disminución de los clientes y la organización. Sin embargo, todos estaban dispuestos a volver el 2019 por su revancha.

Andrea Ramírez vende diversos productos de moda, entre peluches, carteras y artículos del Kpop. La comerciante encuentra que este año las ventas estuvieron bien. “Mis productos no son caros y los jóvenes y niños son mis clientes principales. Así que siempre un papá le comprara uno de estos artículos a sus hijos".

Berta, otra comerciante, ayudaba en un local que se dedicaba a la venta de bolsos, mochilas y otros. Se quedaron hasta el domingo para recuperar algo de dinero y poder pagar a los trabajadores. Para la mujer, la diferencia del año pasado es que la fiesta fue interrumpida por dos días labores (20 y 21 de septiembre)

“A pesar que fueron más días, ha estado lento, yo creo que fue que la gente tuvo que ir a trabajar. El año pasado estuvo bueno, pero ahora a quien le pregunte, le dirán que estuvo lento y tuvimos que recuperar plata por el tema del nuevo sistema de venta de los sitios”.

El remate de los sitios, nuevo sistema establecido por el Municipio de Coquimbo en esta versión 2018 de la Fiesta más grande de chile, fue un tema entre los comerciantes. Juan Muñoz de la “Chicheria Muñoz Carrasco” de San Felipe lleva 22 años instalándose en La Pampilla y al consultarle por su balance, sólo usa una palabra: “terrible”.

Trae 3.500 litros de chicha, pero este año, por el remate, sólo consiguió  por $3 millones un sitio que se ubica en medio de la calle y no el que siempre pagaba, que se ubicaba en toda una esquina.

“Ahora está mejorando y tuvimos  que poner otros precios, que no son convenientes pero que sirvan para rescatar la inversión. Antes en tres días nosotros vendíamos todo y ahora ha estado lento. A mí me afectó el lugar, si me hubiese dicho que para el terreno que estaba siempre tenía que pagar 4 millones de pesos, lo pagaba. Se pusieron pillos, me quitaron toda la parte principal y es una falta de respeto para quien lleva tantos años trabajando en La Pampilla”, señala molesto.

Carla Moyano es representante del local “Acuarius restobar”. Con un local en el mercado de Coquimbo, decidieron este año, por primera vez instalarse en La Pampilla, pero al parecer no fue la mejor opción. Señala que las ventas estuvieron bien durante el día, pero critica la organización de los puestos, debido a que los instalaron frente a una discoteque, que cuando comenzaba a oscurecer se llenaba de gente que incluso utilizaba la calle como urinario.

“Esta es primera vez que participamos, pero tenemos familiares que por años se han instalado con sus puestos en el comercio pampillero con diversos productos de  gastronomía típica. Veníamos con la ilusión de que nos fuera bien, pero no fue así, porque nos afectó esta discoteque que se abría y ya no podíamos vender nada más. No dejaban pasar a la gente, todo el lolerío que se concentraba, tomando y gritando”.

El terreno les salió $2.200.000  por el remate y “quedamos super mal ubicados. Acá falta mayor organización, que por ejemplo la discoteque la instalaran al iniciar el comercio y no en medio de los otros restaurantes”, agrega Carla.

Julio Ramírez es de Santiago y junto a otros dos compañeros llegaron por primera vez a vender sus ollas a La Pampilla. Para el comerciante la semana estuvo lenta, pero espera que se recupere este último día.

“Las fiestas fueron muy largas y la gente se dedicó a disfrutar. Estuvo lento, pero creemos que en este día se remata todo, porque igual vendemos algo y esperamos volver el próximo año y nos vaya mejor”, concluye Julio.5201i

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X