• Limpieza y mejoramiento del entorno, aumento del comercio ilegal y mayor seguridad en el sector son algunas de las problemáticas que afectan a la tradicional caleta de Coquimbo
  • Ricardo Ledezma, representante del Terminal Pesquero Coquimbo: “La actual administración municipal ha sido un poco egoísta en no abrirnos las puertas para tener estos diálogos frecuentes, en cuanto a lo que sucede en nuestro entorno. Queremos trabajar en conjunto para mejorar un sector tradicional con más de 40 años como es el Terminal Pesquero.
  • Marcelo Pereira: alcalde de Coquimbo “Es muy difícil que me digan que me he olvidado del puerto. No hay abandono, pero a mí me interesa que esto vaya por partes y primero debo erradicar a los ilegales. Esto lo vengo trabajando desde el año pasado, es difícil… porque ha existido delincuencia y de pronto se ponen agresivos”.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Los locatarios aseguran que están dispuestos a colaborar en mejorar el entorno, pero no son escuchados por el municipio porteño. Alcalde Pereira responde que ya se está trabajando en una serie de proyectos para el lugar, pero que primero debe enfocarse en el retiro del comercio ilegal instalado en la entrada principal de la caleta.

Fue en la fiscalización sanitaria a los productos del mar por Semana Santa en la caleta de Coquimbo que los reclamos contra el municipio comenzaron a surgir. Primero el presidente y representante del Terminal Pesquero, Ricardo Ledezma y luego los comerciantes, quienes alzaron la voz contra las nulas acciones para desalojar a los comerciantes ilegales que se tomaron  la entrada principal de la caleta.

“Estamos dispuestos a ayudar, tenemos las puertas abiertas para trabajar en conjunto por el desarrollo del lugar pero ellos no escuchan. Desde la época del tsunami, la autoridad no volvió más” señalaba Ledezma en medio de la fiscalización.

  2 mil personas trabajan en el Terminal Pesquero de Coquimbo

El representante del Terminal Pesquero y quien también fuera excandidato a alcalde en el año 2016 señala que en el terminal, que es una de las principales postales de Coquimbo y uno de los lugares más visitados por porteños y turistas, se necesita, por ejemplo, mayor limpieza y mejoramiento del entorno, pero que no han sido escuchados.

“Desde un principio hemos querido ser constructivos en cuanto a nuestras necesidades y lo que sucede en nuestro entorno en cuanto al clandestinaje, la drogadicción, el tráfico, a los asaltos, malos olores y al desorden que existe alrededor”, agrega.

Ledezma hace un llamado  al municipio y a todos los servicios e instituciones, como la autoridad marítima, autoridad sanitaria, PDI, Carabineros, entre otros, a trabajar en conjunto y “se pongan las pilas” para cambiarle el rostro al puerto de Coquimbo. "Sabemos que el clandestinaje  existe en nuestro entorno y es totalmente descarado. La obligación de sacarlos es de la autoridad máxima de la comuna,  que debe exigir a la institución correspondiente y la empresa portuaria que son los dueños  de los terrenos y así, tener  controles y poder sacarlos”, concluye Ledezma.

REFORZAR LOS CIMIENTOS PARA SEGUIR CONSTRUYENDO. Sorprendido se muestra el alcalde Marcelo Pereira ante los reclamos realizados por locatarios y el representante de la caleta. Para el edil, el corazón de Coquimbo se encuentran en el centro y en el puerto, es por ello que le ha dado prioridad a ambos sectores “y es muy difícil que me olvide de este lugar”.

Manifiesta que existen diversos proyectos para todo el sector, pero para ejecutarlos debe, en primer lugar,  desalojar a los ilegales que se instalaron a las puertas de la caleta. Recuerda que este ha sido un problema de años, tras el tsunami de 2015 cuando se le permitió a un grupo de comerciantes de productos del mar del sector Baquedano, instalarse mientras se realizaban labores de reconstrucción, pero a estos se fueron sumando más locales sin permiso y sin contar con las condiciones necesarias para el expendio de mariscos y pescados.

“Yo seré el alcalde que hará lo que ningún otro ha hecho o se ha atrevido y es sacar a los ilegales. Para esto yo necesito el apoyo de la gobernación y en este caso, yo entiendo que recién está asumiendo y tiene que embeberse  de las problemáticas para apoyarnos en el desalojo de estas personas”.

El retiro de los comerciantes ilegales del sector es  un dolor de cabeza para el municipio. Hace unos meses realizaron una visita y fueron agredidos, por lo cual, parta el alcalde esta acción debe realizarse en total coordinación de todos los organismos. Incluso se esperaba que antes de Semana Santa se produjera esta expulsión, pero por diversos motivos, no se realizó.

El alcalde señala que ya se está trabajando en proyectos para hermosear el termina pesquero, no sólo pintarlo e instalar más luminarias, sino que además todo un hermosamiento del sector para hacerlo más atractivo para visitantes y turistas. Así por ejemplo, la Ruta del Agua (fuentes de agua con luces y juegos) comenzará en el Parque O´Higgins, recalca que la prioridad se encuentra en terminar con el comercio ilegal antes del primer semestre de este año.

“Uno no puede construir cuando los  cimientos están débiles. Yo no puedo empezar a intervenir si es que  veo que hay suciedad, que los ilegales no tienen permiso  sanitario y empezar a crear proyectos si no tengo resuelto lo primero. Esto va a quedar resuelto a la brevedad y de ahí contarle al pescador artesanal de cuáles son las cosas que vamos a colaborar como municipio y los proyectos que tengo para el sector", concluye el alcalde Pereira.5201i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X