• En la Feria de Abastos de La Serena, además de las medidas de prevención, trabajan asesorados por la epidemióloga Muriel Ramírez. Hacen toma de temperatura y exigen alcohol gel.
    En la Feria de Abastos de La Serena, además de las medidas de prevención, trabajan asesorados por la epidemióloga Muriel Ramírez. Hacen toma de temperatura y exigen alcohol gel.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Sindicatos y organizaciones de feriantes aplican normas para evitar algún brote, aunque reconocen que han existido contagios, pero al interior de las familias, por lo que los han puesto inmediatamente en cuarentena. Tanto en La Serena como en Coquimbo dirigentes preocupados de que se cumplan las exigencias.

En las últimas 48 horas, el municipio de Coquimbo anunció el cierre de la feria de las pulgas de Tierras blancas luego de presentarse allí contagios de Coronavirus.

Lo anterior puso en alerta a la comunidad que visita esos recintos y también a los feriantes, tanto de La Serena como de Coquimbo, donde reconocieron que en la Feria de Abastos se había detectado oportunamente el contagio de tres feriantes, pero ocurrió en el núcleo familiar, por lo que fueron aislados oportunamente y no fue necesario cerrar el recinto.

Sin embargo, los dirigentes de sindicatos y organizaciones de feriantes reconocen que  extreman las medidas de prevención y es eso lo que ha permitido evitar los contagios, a pesar de ser recintos con gran afluencia de público.

Las medidas

El presidente del Sindicato N°1 de la Feria de Abastos de La Serena, Jorge Cárdenas,  explica que ellos tienen altas exigencias con sus socios mientras la feria permanece abierta al público.

“Tienen la obligación de usar mascarilla, mantener alcohol gel y jabón  en cada uno de sus puestos. Además mantenemos bidones con una solución de agua clorada, mantenemos totem para lavado de manos del público, tenemos a dos muchachos tomando la temperatura a las personas al ingreso de la feria y se hace la sanitización de la feria todas las semanas”.

Pero eso es solo una parte práctica de las medidas, ya que reconocen que han ido más allá y  “trabajamos con la epidemióloga Muriel Ramírez, ella nos está haciendo todo el apoyo logístico”.

El dirigente sindical reconoce que han tenido tres contagios de socios del sindicato y que trabajan en sus puestos. “La esposa de uno de ellos se contagió, porque  tenían un negocio establecido y por contacto cercano se mandó a cuarentena al marido el cual resultó positivo, pero ya están dados de alta. Tuvimos también contagiada a la hermana de este joven, la que estuvo muy complicada, conectada (a ventilador) y aún está en recuperación en la casa, pero con el alta médica y el marido de ella también dio positivo”. Explica que fueron aislados rápidamente y no contagiaron a más socios o feriantes, porque tiene un wsp donde se comunican todo.

“Tienen la obligación de usar mascarilla, mantener alcohol gel y jabón  en cada uno de sus puestos. Además mantenemos bidones con una solución de agua clorada y totem para lavado de manos”. Jorge Cárdenas, presidente del Sindicato N°1 de la Feria de Abastos de  La Serena.

Ferias de Coquimbo

La presidenta de la Sociedad Feria de Abastos la Costanera Coquimbo, Jacqueline Milles, explicó que hasta ahora no han tenido contagios entre los feriantes, pero que para ello toman cada día las máximas medidas de protección. “Se hacen tomas de temperatura, el espacio se sanitiza y como se trabaja día por medio al otro día se baldea con cloro y agua, hasta ahora no hemos tenido ningún socio contagiado”. También tienen totem para lavado de manos de los clientes.

En ese mismo sector se instala (bajo techo) una segunda feria, donde el director, Herman Garviso, también descarta contagios. “Todos saben las medidas básicas, como lavado de manos  y distancia social, pero se les entregó un protocolo  de higiene y cada cierto tiempo deben lavarse las manos en los baños que están muy limpios, equipados y sanitizados. También se hace una sanitización antes de cada feria, martes, jueves y domingo”.

“Se hacen tomas de temperatura, el espacio se sanitiza y como se trabaja día por medio al otro día se baldea con cloro y agua, hasta ahora no hemos tenido ningún socio contagiado”.   Jacqueline Milles, presidenta de la Sociedad Feria de Abastos la Costanera Coquimbo.

Para el cierre de una feria

El seremi de Salud, Alejandro García, consultado cuándo podría cerrarse una feria, indicó que dependía de lo que arroje el estudio epidemiológico, “porque si es una persona que atiende en un solo local, tendríamos que ver cuáles son los contactos estrechos  para poderlos aislar, pero no significa que si aparece una o dos personas dentro de un recinto tenga que cerrarse”.

Explicó que todo dependería de cuántas personas estén infectadas, cuántos son sus contactos estrechos y cómo esté la distribución en el lugar. “Por ejemplo, en las ferias, si hubiese sido varias personas, en varios puestos y que hubiesen sido a la vez, ahí pensaría uno que hay un brote masivo y en ese caso se pensaría en un cierre temporal”.

Los dirigentes de las ferias de La Serena y Coquimbo coincidieron en quejarse contra los informales que se instalan fuera de sus recintos, que no cumplen medidas sanitarias y no serían controlados, lo que podría provocar un brote y tirar por tierra todas las medidas que ellos aplican y que la autoridad sanitaria les exige.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital