• El certificado de reacreditación fue recibido por Marcela Allard, enfermera jefe de la Unidad de Calidad y Seguridad del Paciente del hospital de Coquimbo y quien lideró este proceso de evaluación.
Crédito fotografía: 
El Día
El recinto de salud de alta complejidad fue reacreditado por tres años como prestador institucional, cumpliendo altos estándares establecidos por el Ministerio de Salud para otorgar diversas prestaciones, especialmente las del Régimen de Garantías Explícitas de Salud.

Tras meses de trabajo y un terremoto de por medio, que disminuyó las áreas de atención y complicó al servicio, este miércoles el Hospital San Pablo de Coquimbo recibió el certificado de prestador institucional reacreditado por tres años. Esto quiere decir que cumple con los estándares  establecidos por el Ministerio de salud para otorgar prestaciones del Régimen de Garantías Explícitas en salud (GES) en materia de calidad y seguridad de la asistencia clínica.

"Atenderse en este hospital es más seguro, porque está acreditado y al mismo tiempo, se desafía más y tiene  que ver con el trato y la humanización de la atención”. Enrique Ayarza, Intendente de Prestadores.

El proceso de evaluación del Hospital se realizó el segundo semestre del año 2017, tiempo en el cual una entidad externa se estableció en el nosocomio por cinco días  con una pauta de 106 características como gestión clínica, competencias del recurso humano y seguridad de los equipamientos. De estos 106 puntos, 30 son obligatorios, así el centro de salud de Alta Complejidad en la comuna puerto, cumplió en un 100% las obligatorias y en un 91,8 las características globales.

Cabe recordar que en el año 2013 el Hospital San Pablo de Coquimbo obtuvo, por primera vez su acreditación, liderando en la región y convirtiendose en el primero de la zona  norte en obtener esta certificación. Esta acreditación es un proceso de evaluación periódico para ir midiendo el cumplimiento de las prácticas, de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Salud.

Ernesto Jorquera, director del Servicio de Salud Coquimbo destaca que esta reacreditación le da garantías a la comunidad que los procesos del Hospital San Pablo de Coquimbo  y sus formas de trabajo internas dan cuenta de un estándar de atención para todos tipos de prestaciones, más aún cuando el recinto fue bastante afectado por el terremoto del 16 de septiembre del 2015

“Esta reacreditación transmite tranquilidad de que estamos haciendo bien las cosas y este es un hospital que puede dar cuenta a la comunidad y al país que está ayudando a disminuir la carga sanitaria del país porque actuamos con ciertos estándares que disminuyen la probabilidad de fracaso”.

700 mil habitantes es la población asignada al  Hospital San Pablo de Coquimbo

Enrique Ayarza intendente de prestadores de la Superintendencia de Salud, explica que el sistema de acreditación incorpora una “cultura de calidad” relacionada a una mejora continua, identificar los procesos y  las oportunidad de perfeccionamiento. Agrega que cada recinto de salud al reacreditarse debe cumplir con mayores exigencias, de esta manera los excelentes resultados obtenidos por el Hospital San Pablo en esta ocasión le permite estar certificado hasta septiembre de 2020, pero deberán cumplir mayores requisitos para aumentar esta certificación por tres años más en la próxima década.

“Deben esforzarse, superarse y mejorar. En este hospital es doble o triplemente  meritorio, porque acá los funcionarios  sufrieron mucho en septiembre de 2015, quedando muy afectado el hospital tras el terremoto  y han logrado superar todas las dificultades y con excelentes resultados”.

 “Esta reacreditación  da cuenta de un trabajo en equipo que logra trascender a los momentos adversos que ha vivido este hospital del 2015”. Ernesto Jorquera, director Servicio de Salud Coquimbo.

Y es que el terremoto  ha marcado el proceso en el Hospital san Pablo y así también lo manifiesta Claudio Arriagada, director del recinto de salud. “Pese a todo lo vivido en el último tiempo, ha mantenido y superado sus estándares de calidad y seguridad en la atención a pacientes”, señala el director destacando las altas cifras de cumplimiento. “Nos permite estar orgullosos y felicitar a nuestros funcionarios que se esforzaron para sacar adelante esta gran tarea”.

LO QUE SE VIENE PARA EL EDIFICIO

El director del servicio de Salud Coquimbo, Ernesto Jorquera señala que está finalizado el Estudio Preinversional de la normalización del Hospital San Pablo de Coquimbo, por lo que hizo un llamado a los funcionarios a continuar  trabajando y avanzado en esta vía, ya que se espera que en el año 2026 se cuente con una nueva infraestructura. Cualquier desviación implicaría también, más años de espera.

El director del Hospital porteño, Claudio Arriagada explica que el estudio preinversional se encuentra en el Ministerio de Desarrollo Social  para su análisis y aprobación “lo cual nos permitirá en marzo, postular al proyecto de diseño del nuevo hospital y de esa manera avanzar a una etapa más concreta para lograr esta meta”.

Por otra parte, se iniciaron las obras del Edificio de Construcción Acelerada (ECA) que permitirá mejorar las condiciones de atención del recinto antes del terremoto de septiembre de 2015, aumentando de las actuales 288 camas a 327, en un poco más de un año.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X