Crédito fotografía: 
Cedida
En la oportunidad dictaron una charla motivacional, además de disputar un partido de fútbol en el centro de justicia juvenil del Sename, ubicado en Las Compañías.

Algunos de los jugadores y cuerpo técnico del plantel de Coquimbo Unido, hicieron un alto en sus entrenamientos para trasladarse hasta el Centro de Internación Provisoria y Centro de Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Las Compañías, dependiente del Sename, para compartir con los jóvenes y conversar con ellos en una distendida charla motivacional.

Para Alejandro Rubinich, ayudante técnico de la escuadra aurinegra, esta instancia fue “muy buena, ya que el intercambio con los jóvenes siempre es muy positivo. Ojalá que el testimonio que les hemos dado cada uno de nosotros, tanto los jugadores como a mí que me tocó representar al cuerpo técnico, sea alentador, a modo de consejo, de andar por el buen camino de la vida”. Rubinich también indicó que cotidianamente se van presentando obstáculos, por lo que “hay que ir saltando todas las tentaciones que ofrece la vida diaria. Por eso esperamos que les haya sido de utilidad. Pasamos un grato momento y por sobre todas las cosas, que gente tan joven pueda reinsertarse en la sociedad y anden por los caminos que corresponden”.

Uno de los futbolistas que entregó sus vivencias fue el delantero Álvaro Delgado. El “peyota”, oriundo de Iquique, contó su experiencia a los jóvenes, cuáles fueron los caminos que marcaron su vida y cómo sigue tomando decisiones considerando el profesionalismo que requiere la actividad que ama. “Hay que transmitirles a ellos que también se puede. Quizás tomaron una mala decisión y son muy jóvenes. Pueden volver a realizar sus vidas”, señaló Delgado. A su vez, enfatizó en lo relevante de “inculcarles el deporte, que eso es lo principal, tratar de que cambien sus vidas”.

La directora regional del Sename, Verónica Zárate, agradeció a los jugadores y cuerpo técnico de Coquimbo Unido, “quienes haciéndose cargo de la responsabilidad que nos compete en la reinserción social de adolescentes que infringieron la ley, pudieron compartir con ellos sus experiencias, conocer de cerca su realidad y motivarlos, para que a través del deporte puedan obtener oportunidades y cambios de vida”.

Después la charla vino la acción, y tras un grato momento jugando baby fútbol, la despedida fue muy amigable, fraterna y hasta con regalo incluido: un balón oficial del Campeonato Loto 2018 firmado por el equipo pirata, para que los jóvenes sigan optando por el sano esparcimiento.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X