• El plan regulador de Coquimbo fue devuelto por Contraloría con 22 observaciones que los equipos técnicos esperan subsanar rápidamente
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
No fue sorpresa, en ambas instituciones, que el instrumento de planificación de Coquimbo no superara con éxito la primera presentación en Contraloría. Aseguran que las observaciones realizadas por el ente fiscalizador “son de forma y no de fondo” y ya comenzaron a trabajar en las respuestas para que reingrese rápidamente y consiga su aprobación.

Preocupación causa en la comunidad conocer que el Plan Regulador de Coquimbo, en su última etapa del proceso de aprobación en Contraloría, fuera devuelto con 22 observaciones, lo que implica no contar con  instrumento de planificación actualizado, perjudicando el desarrollo  y proyección urbana de la ciudad.

Cabe recordar que el plan regulador vigente en la comuna puerto data de 1984 y que el nuevo instrumento comenzó su proceso de elaboración hace varios años, logrando superar diversas etapas hasta ingresar, para su aprobación y posterior promulgación, en la Contraloría en año 2017.

“Estamos trabajando en conjunto para destrabar este tema, contestar bien y volver a ingresarlo para no esperar una segunda ronda de observaciones. Hacer las cosas bien y de forma definitiva”. Hernán Pizarro, seremi de Vivienda y Urbanismo.

Sin embargo, a comienzos de agosto, se informó tanto a la seremi de Vivienda y Urbanismo  como al Municipio de Coquimbo, estos 22 reparos encontrados por Contraloría entre las que se encuentran problemas en la descripción y definición de ciertos tramos,  zonas descritas que no aparecen en los planos adjuntos, omisión de consignar las normativas urbanísticas de edificación de los usos de área verde y espacio público en los cuadros de “Normas Urbanísticas generales” de gran cantidad de zonas, se omite fijar en ciertas zonas la altura máxima de la edificación aislada y pareada.

Además se observan vías consignadas con un ancho existente o proyectado distinto al gráfico del plano respectivo en zonas como Tierras Blancas, La Cantera o Sindempart; límites de algunas áreas de riesgo potencialmente inundables o zonas inundables por maremoto, que difieren del límite de las áreas de alta “Susceptibilidad de Inundación de Maremoto”, del Mapa Síntesis de Riesgo Geológico Localidad de Coquimbo, que sí se considera en otras áreas, situación que se repite con las zonas propensas a avalanchas y Rodados.

Además la aprobación del Plan regulador de Coquimbo que se encuentra en estudio no se “aprecia que se hubiese examinado la procedencia de efectuar la consulta indígena y tampoco se adjuntan las actas de audiencias públicas previstas, entre otras observaciones.

NO ES SORPRESA

Consultado por este traspié en el avance del Plan Regulador de Coquimbo, el seremi del Minvu, Hernán Pizarro señala que esto no es una situación grave, sino que se debe trabajar para corregir las observaciones.

 “La verdad que a mí no me sorprende y no sé a quién le puede sorprender, porque en la historia no existe ningún plan regulador que se haya aprobado a la primera. Era esperable. Lo importante es procesar esas observaciones y responder  en tiempo y forma”.

Señala que esta labor se realiza en conjunto con la Secretaría de Planificación  y en coordinación con la seremi de vivienda y Urbanismo. “En definitiva el plan original presentado tuvo ciertos reparos, nunca hemos pensado que hay que partir de cero. Pero debemos comenzar ya a trabajar”

Por ello, es vital para el seremi que se aceleren los procesos, con un trabajo más eficiente y proactivo que les permita generar procesos de planos reguladores en las diversas comunas de la región, en plazos más acotados.

“Es importante que estos procesos los aceleremos y seamos muchos mas eficientes, seasmo mas proactivos y nos pongamos metas de poder sacar estos planes reguladores  en plazos más acotados

Por su parte, Claudio Telias, secretario de Planificación de Coquimbo explica que esto no implica un rechazo, “sólo observaciones que, afortunadamente, son de forma, son  corregibles por parte del municpio y la empresa consultora que es Habiterra”.

Aspí tanto funcionarios de la SECPLAN y la consultora ya se han reunido  y se encuentran tranquilos,  ya que consideran como “una buena señal que sólo se realicen 22 observaciones en un instrumentos de planificación complejo y de gran magnitud  para una comuna como Coquimbo que posee uno de los territorios más extensos y con mayor población de la región.

“Lo conversamos con los equipos técnicos  de la Dirección de Planificación del Gobierno Regional y Habiterra y coincidimos que son observaciones de forma y no de fondo, que impliquen retroceder o partir de foja cero, en este instrumento tan importante para el desarrollo de la comuna y tan deseado por los coquimbanos”.

Esto no significa partir de foja cero, sólo debemos subsanar las observaciones y  22 es un número mínimo a la magnitud del plan regulador que se construyó”. Claudio Telias, secretario planificación de Coquimbo

 Así de inmediato se comenzará a resolver estos problemas para que el plan vuelva a ingresar al Consejo Regional y luego desde el Gobierno regional se reingrese a Contraloría y “esperamos durante el segundo semestres del próximo año, con todas las condiciones que corresponden”, concluye Claudio Telias.5201i.

GUANAQUEROS Y TONGOY

José Montero, dirigente de la localidad de Tongoy ingreso en Contraloría en enero del 2018 una presentación, respecto al estudio territorial de la carta de inundabilidad, que según los vecinos no existe en las localidades de Guanqueros, Tongoy y Puerto Aldea.

“Hicimos presente que el plano de inundabilidad no se solicitó al SHOA y se ampararon en un estudio de la empresa INGECOM del año 2010. Además, conforme  a la presentación de la participación ciudadana para aprobación del concejo municipal, se obvió una observación que hizo el capitán de puerto en su tiempo respecto a la zona de inundabilidad, que no fue conocido por el concejo municipal y eso no estuvo ajustado al debido proceso la aprobación del Plan Regulador”, señala Montero.

El dirigente agrega que esperan contar pronto con un Plan Regulador en Coquimbo, pero que debe construirse de buena manera y “no apoyados por la empresa consultora Habiterra que fue cuestionada en el Caso Caval, por su construcción del Plan Regulador de Machalí y también en otras comunas”, señala José Montero.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X