• Un rol más fiscalizador se realizará en Coquimbo en cada departamento y área municipal.
  • Más personal operativo en las calles requiere el alcalde Marcelo Pereira , quien asegura no temerá en desvincular a quienes no cumplan su trabajo.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
las desvinculaciones se realizarán de forma paulatina, debido a que se deben tener recursos en las arcas municipales para el pago de indemnizaciones. Respecto a la contratación de profesionales del gobierno regional saliente, el alcalde Marcelo Pereira aclara que se ha conversado con cerca de 5 personas, entre ellas la ex seremi Mirtha Meléndez.

“Limpiar el municipio” es uno de los objetivos del alcalde Marcelo Pereira para su segundo año al mando de la comuna y para ello,  ya está analizando una planilla con cerca de 200 nombres de funcionarios a honorarios que podrían ser desvinculados, tras una mala evaluación. El edil asegura que retornó de sus vacaciones con un rol fiscalizador para mejorar la calidad de la labor realizada por cada departamento municipal en la comuna.

“Mi misión este primer semestre es que podamos hacer una desvinculación de por lo menos 150 a 200 personas. Yo voy a ir desvinculando a medida que los funcionarios no están cumpliendo. Hay funcionarios sumamente comprometidos, pero hay otros que no están haciendo nada”, señala Pereira.

Entre las situaciones evaluadas en el último mes,  por una comisión especial que funciona desde el año 2017, se encuentran la ausencia laboral, marca de tarjeta y no encontrarse en sus puestos de trabajo y retrasos reiterados. Tras un llamado de atención, la comisión reevaluará nuevamente la nómina de las personas con mala calificación y definirá quienes serán desvinculados.

"Mi intención no es asustar al funcionario municipal. Aquel que cumple con  su trabajo no tiene  por qué pasar susto". Marcelo Pereira, alcalde de Coquimbo

Pereira agrega que esta desvinculación se realizará  sin importar color político y en forma paulatina, debido a que muchos de estos despidos se judicializan y el municipio debe pagar indemnizaciones que parten desde los $2 millones.

“Si despido  a 500 personas me quedo desbancado. He planteado hacer una evaluación paulatina y anual de desvinculación. Mi visión es que vayamos desvinculando a medida que nosotros, como municipio, en las arcas municipales tengamos los dineros para pagar la indemnización”, explica el edil.

La autoridad comunal aclaró que, pese a estas desvinculaciones, no dejará de contratar nuevos prestadores de servicios, pero no a duplicar cargos, sino que personal operativo para cumplir con el programa de su gobierno comunal que implica mayor limpieza de las calles y de diversos sectores de la comuna. “Yo necesito personas operativas, verdaderas unidades de limpieza que estén en el centro, en el puerto  o en los sectores más problamáticos, día y noche. Yo quiero ver a Coquimbo limpio y que vaya creciendo”.

150 funcionarios a honorarios, aproximadamente, han sido desvinculados en Coquimbo durante el último año.

NUEVOS INGRESOS DEL GOBIERNO SALIENTE. La información de las futuras desvinculaciones surgió tras el cuestionamiento del concejal Guido Hernández (RN) en la sesión de concejo, respecto a la posibilidad de una contratación masiva de funcionarios del gobierno y gabinete regional saliente, tal como sucedió en el año 2010 cuando asumió la Presidencia, por primera vez, Sebastián Piñera

Pereira  se comprometió a que esta situación no se repetirá, pero que sí tiene en mente cerca de 5 exfuncionarios del gobierno regional que ya dejaron sus cargos. Estos serían profesionales comprometidos, con experiencia y a quienes él ya había invitado a integrarse al municipio cuando asumió en diciembre del 2016, peri que rechazaron su propuesta para cumplir con las responsabilidades del cargo que ya habían asumido.

Entre estos nombres se encuentran dos exseremis, que aun cuando Marcelo Pereira no confirma, podrían llegar a Coquimbo el exseremi de Vivienda Erwin Miranda  y la ex seremi del MOP Mirtha Meléndez, cuya futura contratación corre con más fuerza. Esto, porque es el propio alcalde quien relata que  su primera carta como administradora municipal, antes que Patricio Reyes,  fue Meléndez, pero “ella me dijo que  iba a terminar su periodo como seremi, porque tenía varios compromisos  por cumplir”.

"La municipalidad de Coquimbo  no va a ser quien reciba a todo el Gobierno Regional, porque realmente no tengo espacio y sería  un alcalde sumamente incogruente si estoy tratando de cuidar los dineros  y empezar a contratar”. Marcelo Pereira, alcalde de Coquimbo

El concejal Guido Hernández  se mostró confiado en las palabras del alcalde que no se repetirán lo sucedido el 2010  cuando “este municipio se convirtió en una verdadera casa de refugiados del gobierno saliente”. Señala que su preocupación se debe a que el municipio mantiene una gran deuda para la cual se están buscando fórmulas de pago, por ello, realizará “un seguimiento permanente  a las personas que van ingresando al municipio, porque necesitamos una reducción de gastos importantes”

Hernández asegura que no le incomoda que lleguen 3 o 5 exfuncionarios del gobierno saliente, si están bien evaluados  y serán un aporte a la gestión municipal, “siempre y cuando no  sea a duplicar cargos, porque si hay un diagnóstico claro en la municipalidad es que hay más gente de los que se necesita”, concluye.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X