Crédito fotografía: 
Cedida
Desde hace años, entidades abogan por el cuidado de los testimonios físicos que se encuentran bajo el mar, hallazgos relacionados con diversos fósiles y embarcaciones. En tanto, quienes son conocedores del sector y han descubierto algunos de estos vestigios, insisten que no ha existido voluntad para garantizar su resguardo y permanencia en el tiempo.

Desde hace varios años, entidades del sector de La Herradura han trabajado arduamente por la defensa del sector de la Playa Chica, sobre todo ante la evidencia de hallazgos de carácter histórico y arqueológico, los que sostienen se han visto amenazados ante lo que señalan se trata de un verdadero “saqueo” de parte de personas que en la medida que se encuentran con estos vestigios, los van retirando sin medir las consecuencias de sus actos.

Es la situación que variadas organizaciones, como la Corporación Cultural Costa Mirador,  la Corporación de Desarrollo por La Herradura, la  Nueva Junta de Vecinos Unión Ecológica por La Herradura Ecologica y el grupo Planteate  han puesto en evidencia, además de otras personas que han conocido de esta realidad que, aseguran, pone en riesgo la historia del lugar.

Paola Rojas, presidenta de la Corporación Cultural Costa Mirador, en conversación con diario El Día, señaló que mañana entre las 11:00 y las 17:00 horas, se realizará una jornada que incluye una  charla histórica, una exposición de hallazgos y artesanía ambientalista, además de una expedición a la arqueología submarina. Cabe destacar que existen zonas paleontológicas, junto con el fósil de un dinosaurio, lo que fue investigado por Adolfo Arenas e Ignacio Domeyko. Además hay hallazgos de embarcaciones.

“Nuestra  intención es hacer alerta y concientizar a las personas para proteger esas zonas paleontológicas, pues llevarse esas piezas sería como desarmar el puzzle de nuestra historia. Son varios años de investigación sobre restos que ha sido retirados e incluso vendidos en nuestra playa chica, siendo comprados por los mismos vecinos. Por tanto, estamos a la búsqueda de la recuperación de especies arqueológicas que sirven como evidencia para denunciar los saqueos tanto del naufragio histórico como los bancos de fósiles, lo que hemos canalizado a través de Monumentos Nacionales, con quienes hemos estado trabajando a través de Zoom, por medio de mails. Hemos aportado todo tipo de evidencias, y queremos solicitar un permiso para que se investigue respecto del naufragio de la Playa Chica. De hecho, nos asignaron una paleontólogo que está en Santiago”, acotó.

La dirigente comentó que buscan que la comunidad en general conozca este sitio y así comience una verdadera concientización, partiendo por los más pequeños. “Ya hemos recuperado cerca de 80 piezas, por medio de personas que han tomado conciencia de que adquirirlas es faltar a la ley 17.288, que impide el saqueo, venta o compra de piezas arqueológicas”.

Potente hallazgo

Carolina Pérez lleva muchos años involucrada al buceo, a lo que se dedica desde los 17 años. En esa época, tenía un emprendimiento muy cerca de la Playa Chica de La Herradura. En ese tiempo comenzó a elaborar una ruta para gente que recién se iniciaba en esta instancia.

Pero fue en 2014 cuando se encontró con un impresionante hallazgo, a poco más de tres metros de profundidad. “Comencé a remover la arena con las manos y me di cuenta de la magnitud del hallazgo. Era un elemento de unos 18 metros de largo por nueve de ancho, con tablones de dimensiones que actualmente no existen. Sus clavos tenía una especie de aleación de materiales nobles, como de cobre con bronce. En ese momento me di cuenta que esto había que protegerlo, porque cada persona que lo encontraba algo se llevaba”, aseguró a El Día.

En efecto, tal fue la preocupación de Carolina que se comunicó con el capitán de puerto de ese entonces y le hizo entrega de una carta, para así verificar si estaba ya inscrito entre las embarcaciones y naufragios chilenos. “Me aseguran que no lo tenían registrado, pero que poco podían hacer y debían esperar por una respuesta específica del Consejo de Monumentos Nacionales.  Me pedían información y registros, y detrás de esas acciones por supuesto que hay un desgaste, mientras personas seguían haciendo mal uso de esos vestigios”, aseguró.

Debido a que no fue escuchada, e incluso hubo presiones según nos comentó para que ella no siguiera con sus investigaciones, finalmente prefirió desligarse. Sin embargo, sigue esperando que se tomen cartas en el asunto.

“Nunca me dieron una respuesta tangible. Creo que es importante valorarlo, pues se trata de lo que va quedando, de una embarcación del siglo XIX, de origen español.  Lo bueno es que toda esta información está en manos de las organizaciones que continúan buscando defender este patrimonio,  porque es claro que muchos andan detrás de esos fósiles, y esa información creo que debe ser reconsiderada para resguardarla”,, concluyó Carolina Pérez.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X