• Mejorar la labor del municipio y una profesionalización de la planta es el objetivo de esta propuesta que aumentará los funcionarios de planta y contrata
  • Este miércoles se espera que de forma unánime, el concejo municipal aprueba la propuesta de nueva planta municipal para contar con estos nuevos cargos en el año 2019
  • Guido Hernández, concejal de Coquimbo: “En este momento no tengo la seguridad de votar a favor. Sé que el voto mío es importante, porque cualquier voto en contra va a dilatar el proceso y mi intención no es esa, pero si no se presentan mínimos comunes es bien difícil que se pueda aprobar”.
  • Mario Burlé, concejal de Coquimbo: “No me cabe la menor duda que la planta se va a aprobar, porque si no se hace ahora, no tendremos planta hasta el año 2022 y acá hay cientos de funcionarios esperanzados en una mejora de remuneraciones en virtud de esta modificación”.
  • Marcelo Pereira, alcalde de Coquimbo: “Esta propuesta más transparente no puede ser. He aprobado lo que la misma gente me ha presentado y para mí la mayor tranquilidad, es que una persona que respeto mucho y por su calidad de abogado, Mario Burlé, trabajó en esta propuesta”.
  • Alejandro Campusano, concejal de Coquimbo: “Me falta un poquito aclarar dudas en la fundamentación respecto a las direcciones y cargos que se están generando. Por eso me faltan algunos aspectos que se deben desarrollar más y solicité la información de forma personal”.
Crédito fotografía: 
El Día
La cifra duplica a la actual nómina que alcanzan los 168 funcionarios. Se espera contar con la aprobación unánime del concejo municipal para que el proceso de incluir nuevos funcionarios comience el año 2019. Tras esta votación, ingresará a la Subdere y la Contraloría.

Este miércoles en sesión de concejo municipal de Coquimbo, se define uno de los puntos más importante en el último tiempo para la gestión municipal y los funcionarios: la nueva planta municipal.  En medio de las celebraciones y preparación de la Fiesta de La Pampilla, el alcalde ya se ha reunido en varias ocasiones con los integrantes del concejo para solicitar su aprobación unánime en esta votación, en la que se presenta  la propuesta de acuerdo a la Ley  20.922.

En Coquimbo, hace más de un año se trabaja en esta proposición, con una comisión bipartita, tal como lo establece la normativa y que está compuesta por representantes  de la asociación de funcionarios y también de delegados designados por el alcalde.

“Ha sido  muy participativa esta propuesta. No tiene nada que ver un tema político porque esto es institucional y  beneficia al funcionario municipal. Triste seria que los concejales estuvieran en contra de esta propuesta, eso no sería muy bien visto”. Berta Abarca, encargada de Recursos Humanos del Municipio de Coquimbo.

Esta ley permite modificar por primera vez, en más de 20 años, las plantas municipales, devolviendo la facultad a los ediles. Estos cargos serán creados de acuerdo  a las necesidades de cada municipio, pero estableciendo responsabilidad y probidad fiscal en el proceso. Además, Promueve  la profesionalización de los municipios que contarán con un 75% de los nuevos cargos que se creen para profesionales y técnicos.

UNA PLANTA PARA LAS NECESIDADES DE COQUIMBO

Así por ejemplo, en Coquimbo la propuesta establece que de los 168 funcionarios de planta municipal que existen en la actualidad, deberían aumentar a 369. De la cifra, cerca de 125 serán contratados tras un concurso público y el resto, cerca de 76, serán designados de las contratas actuales que cumplan con el requisito de cinco años contratadas por este sistema, por ejemplo conductores e inspectores.

Así lo explica la encargada de Recursos Humanos del Municipio de Coquimbo, Berta Abarca, quien es parte de la comisión que participó en la elaboración de la propuesta que fue presentada, en primera instancia, al Pereira que la mantuvo en casi un 95%, pero sí había entregado  algunas directrices como que el departamento de Medio Ambiente se convierta en dirección y las oficinas de la mujer y de Inclusión en departamentos.

Respecto a cuánto aumentará la contrata,  que actualmente alcanza a los 171 funcionarios, Abarca explica que eso depende del porcentaje de gasto de la planta. Según la normativa, las contratas, representan el 40%  de este gasto, priorizando a los funcionarios a honorarios existentes en el municipio para llenar los cupos. Además aumentará el número de funcionarios que corresponden al 10% a honorarios de suma alzada, que son empleados que puede hacer gestión interna.

Abarca explica que esta modificación, participativa y sin sesgo político, implica “absorber personal a honorarios, ese es el objetivo. Así, debería disminuir el número de  personal a honorarios que hay en Coquimbo, porque muchos de los funcionarios que hoy están a suma alzada deberían ingresar a la contrata”.

Para la funcionaria municipal, aunque las nuevas incorporaciones siguen siendo escasas, considerando el número de habitantes que presenta la comuna de Coquimbo con más de 230 mil, sí es un beneficio importante para la gestión municipal.

201 funcionarios ingresarían a la planta municipal de Coquimbo de aprobarse la propuesta y conseguir avanzar en el proceso.

Por otra parte, es un cambio que esperan por años los funcionarios, ya que “será muy positivo y beneficioso. Además  es muy atractivo para el funcionario que lleva años a honorarios y va a poder postular a un concurso y  quedar en contrata y otros pasar a planta y tendrán sus derechos cubiertos”.

NO HAY BENEFICIO POLÍTICO

El alcalde Marcelo Pereira señala que ha generado una instancia participativa para conseguir esta iniciativa y espera que este miércoles se apruebe de forma unánime. Por ello, se le dio una semana más para que los concejales estudiarán mejor la medida, con una mesa de trabajo, suspendiendo la sesión del jueves 6 de septiembre para este miércoles 12.

“Nuestra gente espera que esto sea votado de forma unánime, ya que mucha están esperando por 25 años que están a contrata subir a planta y la gente del municipio se lo merece.”

¿Por qué es urgente que se apruebe de forma unánime este miércoles? La explicación es que según se establece en la normativa, luego de la aprobación del concejo la propuesta debe ingresar a la Subsecretaría de Desarrollo Regional y paralelamente a la Contraloría, para su revisión. Debe ser aprobada por estos organismos antes del 31 de diciembre del 2018, para que sea publicada en el Diario Oficial y de esta manera, poder hacer la modificación en el 2019 , llamando a concurso y cubriendo los cupos.

Si no es aprobada, esto genera una dilación en el proceso y no se podría contar con la aprobación de Contraloría antes de fin de año. La ley establece que no se puede realizar esta modificación en el año 2020 debido a la elección municipal, por lo que una nueva propuesta debería trabajarse en el año 2021 y con ello,  recién en el año 2022 se contaría con una nueva nómina de planta.

“El tema es el siguiente, sabemos que es a nivel nacional y todos los municipios están aprobando su ley de planta y el que ingresa más rápido tendrá su aprobación o las observaciones. Aquí esperamos que sea aprobado de aquí al 31 de diciembre y si no es aprobado, sería un completo fracaso después de todo el trabajo  que hemos realizado, llevando un trabajo adelantado respecto a otras comunas dela región”.

Respecto a las críticas que pueden surgir en las designaciones, pudiendo existir sesgo político o favorecer a ciertas personas más cercanas, el alcalde Pereira responde que no se debe confundir  los funcionarios que ya están trabajando y subirán de grado y los concursos  públicos

Señala que quienes pasarán de contrata a planta y honorarios a contrata, lo harán por ciertos criterios y requisitos establecidos normativamente. Respecto a los que ingresarán a través de concurso público, existirá una comisión encargada de definir las ternas que se le presentará al edil.

“El tema de la ley de planta no tiene que ver con manejo político. Si yo lo hubiese visto así, hubiese dado la instrucción para gastar hasta el último peso del presupuesto asignado para asegurar a mi gente y yo no lo hice. ¿Sabes cuál es el cambio a la propuesta que me presentaron? disminuí las plantas porque encontré que eran excesivas”.

ALGUNAS DUDAS DE CONCEJALES

Por solicitud de  Mario Burlé, aunque la ley no lo contempla, el alcalde aceptó la participación de los concejales, por la responsabilidad que les compete.

Burlé explica que el trabajo de la comisión se realizó escuchando a los jefes de servicio de cada departamento que planteaban sus necesidades y se levantaba acta de cada reunión. “Es un trabajo que da absoluta garantía de transparencia. Reconocemos que siempre se puede perfeccionar, pero esta es una muy buena planta que por lo demás,  estuvo respaldada por los gremios, ya que en la comisión trabajaron los representantes de los tres gremios que hay en la Municipalidad”

Señala que se siguió los instructivos emitidos por la Contraloría, por lo que espera que la propuesta, de ser aprobada por el concejo, no tenga reparos posteriores y si existen, sean formales, pero no de fondo.

“No es que aquí se llegó y se tiró un número., porque hay un tope que era de acuerdo a los ingresos propios de los 3 años anteriores (2015-2016 -2017). Se sumaban el ingreso de esos tres años, se calculaba un porcentaje y era lo máximo que se podría gastar en planta”. Incluso esta nueva planta ya se encontraría financiad, considerando que en el año 2020 ingresan más recursos por concepto de la nueva concesión del casino de juegos.

 “Lo hemos conversado con el alcalde que la idea es que sean funcionarios que tengan la camiseta de Coquimbo puesta, una comuna que merece seguir creciendo. No podemos llenar de funcionarios por llenar, sino que se trata que se cumplan las funciones y los que tengan malas calificaciones, deben irse”.

A pesar que se le califica como una propuesta colaborativa y que debe ser aprobada, existen concejales que mantienen ciertas dudas y que buscan sean aclaradas.

Asi por ejemplo, el concejal  Alejandro Campusano, destaca la colaboración de los gremios y el trabajo profundo realizado por la comisión, pero  aún tiene dudas respecto a la fundamentación de las nuevas direcciones y cargos creados, por lo que ha participado en diversas reuniones.

Asegura que no se trata de criterios, sino que “más bien fundamentación. Todo lo que está presentado cumple los niveles jurídicos y administrativos, porque hay un trabajo de fondo, pero a mí me falto  un poco de fundamentación, porque no sólo  va unido a cumplir con la norma, sino que cumplir con la planificación estratégica que se está haciendo a nivel del municipio”, añade Campusano.

Para el concejal es vital votar con claridad,  debido a que esto se acompaña con nuevas responsabilidades para el concejo y si uno de ellos vota en contra tiene un plazo de 30 días, para asistir con su fundamentación “al Tribunal Electoral para acusar de notable abandono de deberes, tanto al alcalde como concejales que votan a favor, por eso siempre analizo muy profundamente las situaciones cuando voto”.

Por su parte  el concejal Guido Hernández reconoce que ha existido un ambiente de diálogo y debate por parte del alcalde Marcelo Pereira “en el sentido de integrar a todos los actores que participan de esta propuesta”. Aun así, al conocer la propuesta no se siente “cómodo” para aprobarla, especialmente por la creación de un gran número de cargos que deben estar clarificados en su criterio de asignación.

Hernández, señala que hasta el momento votaría en contra de la propuesta, pero busca las instancias de diálogo para aclarar sus dudas, las que hasta el momento no se han dado. “Siento que es algo importante para el municipio, que ordena en gran parte los desórdenes desde el punto de vista administrativo que tenemos en la municipalidad. Es importante reforzar las responsabilidades administrativas y es importante también llegar a un debate más profundo que me permita votar a favor. Y espero que el miércoles lleguemos con esto más claro”, concluye el concejal. 5201Ri

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X