• La “toma” ilegal de calles en Tierras Blancas por ferias no autorizadas de productos usados ocasiona una serie de problemas a los pobladores, quienes exigen al municipio su erradicación y acatar la orden de Contraloría
El alcalde de Coquimbo Marcelo Pereira señaló que se acatará lo indicado por el órgano contralor y ordenó la conformación de una mesa de trabajo para buscar una solución meditada, incluyendo a todos los involucrados en la problemática.

Molestia existe entre los vecinos de la localidad de Tierras Blancas que son afectados por la proliferación de ferias ilegales a las afueras de sus hogares y el bloqueo de diversas calles, quienes alzaron la voz para exigir al municipio de Coquimbo cumplir con su rol fiscalizador y erradicar la problemática, tal cual, indicó el dictamen de Contraloría que recibió la administración comunal hace algunas semanas.

La “toma” de espacios públicos por parte de feriantes ilegales cada semana afectan el diario vivir de los pobladores, y son ellos mismos los que desde hace dos años exigen una solución definitiva a las autoridades porteñas sin tener éxito.

Es así como hoy los vecinos afectados por el bloqueo de las calles y aceras ven en el dictamen del órgano contralor la oportunidad de detener la ocupación ilegal de las vías en el radio comprendido entre la Avenida Schneider, Linares, Carlos Ibáñez y Llanquihue, que son ocupadas durante 4 días por las ferias libre y de productos usados, afectando la calidad de vida de los residentes en el sector.

LLAMAN A CUMPLIR LA LEY

El funcionamiento de las ferias ilegales y la falta de fiscalización en desmedro de las personas que ven afectado su diario vivir a causa de la problemática expuesta es real, y ellos mismos exigen acciones concretas.

Este es el caso del vecino de calle Malleco Pedro Alarcón, quien en diversas oportunidades ha hecho público su malestar y el de los pobladores, y consignó que “desde que existe el dictamen de Contraloría no se hace nada para desalojar las calles ocupadas ilegalmente, mientras, nosotros seguimos sufriendo las consecuencias de la falta de fiscalización y de cumplimiento de la ley. Aquí no se asegura el derecho a vivir en paz”, enfatizó.

A sus palabras se sumó la pobladora de calle Carlos Ibáñez, Clara Luna, quien también llamó al municipio porteño a acatar el dictamen de Contraloría. “Las semanas pasan y los vecinos seguimos con el mismo problema. Calles ocupadas, accesos a nuestras casas bloqueados, malas palabras, malos olores e insalubridad y las discusiones ya nos tienen hartos. Exigimos soluciones y que se cumpla la ley”, enfatizó.    

SOLUCIÓN EN CURSO

La Contraloría a petición de pobladores generó  un pronunciamiento durante el mes de Noviembre que obliga al Municipio de Coquimbo a efectuar una serie de acciones de fiscalización y de cumplimiento de actos administrativos que estaban pendientes.

Al respecto se refirió el edil de Coquimbo Marcelo Pereira, quien sostuvo que “al asumir como alcalde me he comprometido a que las decisiones y medidas que se adopten serán con la participación de las personas afectadas e involucradas. Por lo mismo, he dado instrucciones para que el Delegado de Tierras Blancas genere a la brevedad una mesa de trabajo en la que estemos presentes tanto el alcalde, como dirigentes de los sindicatos de las ferias de las pulgas, dirigentes sociales del sector y Carabineros; buscaremos una solución a un problema que se arrastra por años”, concluyó. 4802i

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X