• Foto: Nicole Muñoz Alucema
La autoridad, que finalmente ocupó la responsabilidad designada inicialmente al fallecido exalcalde de Monte Patria, Juan Carlos Castillo, sostuvo que es fundamental tener una buena comunicación con los alcaldes de las comunas más distantes de la región y que requieren respaldos en materias como sequía y en frenar la migración hacia la ciudad

El 9 de enero pasado, falleció el emblemático exalcalde de Monte Patria, Juan Carlos Castillo, quien ocuparía el cargo como coordinador regional del Programa de Zonas Rezagadas. Sin embargo, el destino no lo quiso así.

Por esas cosas de la vida, uno de los colaboradores más importantes del fallecido exalcalde, Cristian Herrera Peña, fue la persona que tomó la responsabilidad dejada por su mentor, en circunstancias donde la naturaleza humana entró a fraguar.

Sin embargo, quien trabajara en el municipio de Monte Patria y fuera gobernador de Limarí, entre otros cargos, siente orgullo y una gran responsabilidad frente a este desafío. “Estamos en un período de inducción. Ya estuvimos con el intendente, y el martes llegamos desde Santiago, con todo el entusiasmo de que esto resulte de la mejor manera”

-¿Cómo asume este nuevo desafío profesional?

“Es un desafío que llega en circunstancias muy especiales. Quien iba a asumirlo era Juan Carlos (Castillo) justo en la semana que fallece. El intendente y las autoridades de la Subsecretaría de Desarrollo Regional pensaron en mi, porque el territorio de zonas rezagadas que conforman Punitaqui, Combarbalá y Monte Patria por el Limarí y la comuna de Canela por el Choapa son conocidas para mi. Participé anteriormente en mesas de coordinación, por ende conocía el programa. Yo estaba como secretario ejecutivo de la Asociación de Municipios de la Región de Coquimbo, lo que también me dio un bagaje".

-¿Sostiene que debe respetarse y continuar el legado de Juan Carlos Castillo?

“Su pérdida me caló muy hondo. Yo me inicié en el servicio público con él en Monte Patria, organizando en mi calidad de periodista un Departamento de Prensa, evolucionando y aprendiendo de Juan Carlos Castillo. En un momento asumí la Dirección de Desarrollo Comunitario. Luego fui seremi de Gobierno, gobernador, y siempre se dio una buena relación. Su legado hay que cuidarlo, por algo estuvo 24 años en el municipio. Implementó un modelo de participación, de contacto con la comunidad, generando acciones y precisamente, el plan de Zonas Rezagadas busca eso. Hay problemas de pobreza, acceso al agua potable y electricidad. Por ende queremos generar mejoras, no sólo con los dineros del fondo de convergencia, sino aunando criterios con los distintos servicios, trabajando en la formación de una masa crítica”.

-Hace menos de dos años hubo un terremoto y las comunas más distantes sufrieron sus embates. Además la sequía ha sido un tema, más allá de la capacidad de los embalses, como la Paloma. ¿Cuál es su evaluación?

“Son las zonas que más han sufrido con las catástrofes naturales, donde la actividad económica gira en torno a la agricultura y la ganadería caprina, que se ha visto mermada. Por esto, los planes buscan fortalecer sus actividades productivas. A través del Inia, estamos trabajando en la aplicación de un forraje diferente para los crianceros, que ya no tendrán que buscar con tanta insistencia en medio de la cordillera y sembrar en sus sectores alfalfa u otros productos. La idea es que también puedan obtener resolución sanitaria para la venta de quesos, por ejemplo, y por medio de Indap también estamos apoyando actividades agropecuarias. Y sabemos que los embalses están llenos, pero debemos entender que la escasez hídrica es un problema de largo plazo”.

-¿Esperan que este programa se mantenga en el tiempo como política de Estado?

“Se trata de un programa piloto de gobierno de la Presidenta Bachelet, pero busca que se conforme una ley para que perdure en el tiempo, esto porque el campo se ha ido despoblando, por falta de oportunidades. La idea es que la migración no continúe, potenciando estas zonas, en condiciones de vida dignas. Hoy es parte de la Agenda de descentralización, donde también se encuentra la elección de gobernadores regionales, que también incluye que cada región pueda solicitar tener una zona rezagada. Por ejemplo, el diputado Matías Walker solicita que pueda expandirse a la zona rural de Ovalle y Río Hurtado. Sería el Gobierno Regional el que lo defina. Actualmente, son $2.200 millones para este programa que provienen de la Ley de Presupuesto, y la idea es que se mantenga de forma constante en el tiempo”.

-¿Se han coordinado reuniones para conversar con los alcaldes de las comunas que integran el programa?

“La próxima semana partimos con la coordinación y algunos servicios públicos. El lunes nos juntamos con Indap, con el MOP y Corfo, además de generar audiencias con los cuatro alcaldes, para repasar el plan de inversiones que hay para este año y para escuchar sus expectativas y desafíos. Los alcades de Combarbaralá y Canela ya han trabajado en este contexto. Hablamos de Pedro Castillo y Bernardo Leyton, y se suma el nuevo alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón y Punitaqui, Carlos Araya. Monte Patria es fundamental, ya que son 62 mil habitantes, y esperamos tener una excelente relación con Ossandón”.

-¿Se complejiza el trabajo político en el contexto de un año de elecciones? ¿Los programas pueden  seguir ejecutándose con continuidad igualmente?

“Como gobierno, vamos a desarrollar nuestros programas hasta el último día, de acuerdo a nuestra ruta de trabajo. Queremos que el programa de Zonas Rezagadas no sea sólo piloto y se institucionalice. Y los programas públicos son para trabajarlos con todos, sin importar su color político”.

-¿Cómo visualiza su futuro después de 2017, más allá de su actual cargo?

“Los desafíos a largo plazo casi nunca resultan y hablar del futuro no siempre es conveniente. Estoy en un programa maravilloso, iniciando un trabajo que quiero fortalecer, con un buen equipo de trabajo que hay detrás. Ojalá que todo resulte de la mejor forma, es lo que quiero”

-¿Y piensa en una futura candidatura, tras perder la primaria con Camilo Ossandon en Monte Patria?

“Son duras las elecciones, más cuando uno pierde. Fue duro en lo personal y en lo familiar. Hoy estoy abocado a esto y no hay en mi cabeza ninguna ventana para asumir algún cargo de elección popular. Mi objetivo es apoyar al gobierno de la Presidenta Bachelet y al intendente regional, para entregar mejores oportunidades y condiciones para las personas que viven en las zonas rezagadas”. 3801i

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X