• Darío Molina comentó que está en proceso de reflexión respecto a la votación del plebiscito de abril. También dijo que se debe priorizar el tema social para responder a la ciudadanía.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El exdiputado renunció a la UDI en octubre del año pasado pero asegura que sus valores siguen ligados al sector, es por eso que pretende regresar al escenario político y competir como independiente en el bloque oficialista. De no generarse ese espacio, promete ir solo a la primera vuelta electoral.

El exdiputado Darío Molina está preparando su regreso al escenario político con todo. A diez meses de las elecciones municipales y regionales trabaja silenciosamente en la mejor estrategia para convertirse en candidato a gobernador regional, eso sí, espera ir como independiente ante una eventual primaria en Chile Vamos pero si no ocurre está dispuesto a ir solo a la primera vuelta electoral.

Su salida de la Unión Demócrata Independiente (UDI) pasó casi inadvertida ya que se dio justo cuando comenzaron las masivas manifestaciones en octubre del año pasado. Lo cierto es que dejó atrás más de 30 años de militancia en el gremialismo y hoy, sin tienda pero “conservando” los valores del sector espera competir por el inédito cargo.

“Tal como lo señalé…de no haber primarias donde la gente de la región pudiera elegir al candidato de la UDI a gobernador regional, yo renunciaría. Esa era una pésima señal y por eso mi permanencia era insostenible. Yo renuncié y ahora sigo ese camino de manera independiente. Solo espero que Chile Vamos me permita participar en una primaria porque me interesa representar al sector”, comentó a El Día Radio.

De todos modos, Molina aclaró que si no se da esa instancia logrará reunir las 13.500 firmas que necesita para inscribir su eventual candidatura como independiente, por lo pronto ya comenzó con un trabajo territorial en las 15 comunas de la región para recaudarlas.

Respecto a las diferencias que se han visibilizado en Chile Vamos por el proceso constituyente, el también exgobernador del Limarí indicó que es momento de enfrentar los desafíos que se avecinan de manera unida.

“Hoy más que nunca es importante enfrentar los desafíos que tiene Chile, pero se debe hacer en unidad. Nosotros tenemos muchas cosas en común con Renovación Nacional, Evópoli, el PRI y es clave tolerarnos y tener visiones distintas, hay gente más conservadora y otros más liberales pero nos unen valores tradicionales de la centro derecha y ese espíritu debe prevalecer. Ojalá que esta crisis se supere y aprendamos a convivir como corresponde”, detalló.

El valor de los independientes

El exUDI se mostró entusiasta y dijo que busca generar unidad en la región, también releva el valor de los independientes, ya que asegura que luego del 18/O se dejó en total evidencia que la ciudadanía es más crítica que nunca de los partidos políticos.

Ante la posibilidad que su participación en el sector oficialista genere mayor división, Molina lo descartó ya que insiste que hoy las colectividades deberían estar más “abiertas”.

“Yo desde el minuto 1 quería ser candidato de la UDI, no me permitieron competir y me salí, hoy quiero ser candidato de Chile Vamos,  si yo pierdo voy a ser el primero en apoyar al candidato que salga del sector. Ahora si en la coalición no hay ese espíritu, me obligarían a ir de candidato independiente fuera del pacto pero no es mi espíritu”, contestó.

Cercanías con otros partidos del bloque

El exdiputado también comentó algunas cercanías con el resto de los partidos políticos del bloque, aunque aseguró que en la UDI, su ex tienda, conserva “grandes amigos”.

“Con todos los partidos siento cercanía. En la UDI yo era más liberal nunca pertenecí a ese grupo conservador. Hay muchas cosas de Evópoli que me entusiasman  y me ha gustado el manejo que ha tenido en algunas situaciones Mario Desbordes de RN porque ha mostrado una derecha más social. Me siento representado por los partidos en general pero en la UDI tengo grande amigos”, puntualizó.

Mientras que con el Partido Republicano de José Antonio Kast, Molina dijo que se debe tener “tolerancia” para recibir ideas distintas y que en la política se debe trabajar bajo ejes centrales pero que fuera de estos también hay otras visiones y deben ser respetadas.

Por último, Darío Molina, se declaró en estado de “reflexión” de cara al plebiscito de abril e insiste que el tema de la agenda social es fundamental para responder el fondo del “estallido social”.

“Los políticos tenemos que ser capaces de seguir escuchando y priorizar el tema social. Hay mucha preocupación por el proceso constituyente y se ha perdido el tiempo en cosas de carácter político. Debemos responder a los problemas que movieron a esa ciudadanía”, concluyó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital