Crédito fotografía: 
El Día
El fin de semana se conoció el mecanismo por el cual se elegirá al candidato a alcalde de la comuna de Coquimbo. La decisión generó una serie de hipótesis, incluso, que funcionaría como “paraguas” para proteger al actual edil porteño. Desde el partido descartaron el planteamiento y aclararon que la postura se tomó a nivel nacional y no responde a ninguna situación particular.

El sábado el Partido Demócrata Cristiano (PDC) terminó con el suspenso y descartó la realización de elecciones primarias en Coquimbo. La decisión no fue muy bien recibida por el concejal Alejandro Campusano –uno de los tres aspirantes a alcalde- quien dio a conocer, a través de sus redes sociales, el nuevo mecanismo por el cual se determinará al nuevo y único candidato que competirá por el sillón de la comuna puerto. 

Tras conocerse la noticia comenzaron a barajarse ciertas hipótesis como, por ejemplo, que el instrumento sería una especie de “paraguas” para proteger o rescatar un alicaído Marcelo Pereira, actual jefe comunal. 

Daniela Velásquez, presidenta regional del partido, descartó dicho planteamiento y señaló que a pesar de la claridad con la que ha salido a responder a los medios regionales, las dobles lecturas se dan en todo contexto y son válidas, pero insistió que la decisión se tomó a nivel nacional y que no responde a una situación en particular. 

“No, esto no es para favorecer a Marcelo, para nada. Lamento que se hagan esas dobles lecturas. Una encuesta  no beneficia a nadie en particular. Aquí lo que se hará es una medición objetiva y quien esté mejor validado por la ciudadanía será nuestro candidato. La historia dirá y será la historia la que nos juzgará”, aseveró. 

Polémica decisión

La encuesta “presencial y vinculante” se realizaría entre la última semana de febrero y la primera de marzo y, según la dirigente medirá de la “mejor manera posible” el posicionamiento y liderazgo de los tres precandidatos, el actual edil Marcelo Pereira, Alejandro Campusano y Rosetta Paris. 

Si bien en primera instancia y tras conocerse que había  tres  inscripciones para el cargo el partido se había mostrado dispuesto a evaluar una posible primaria, pero debido al contexto social y a los desafíos electorales que se avecinan se decidió  por el polémico instrumento. 

“En marzo se viene todo lo que respecta al proceso constituyente y nos pareció que debíamos fijar prioridades, esta decisión se dio en instancias nacionales y se consideraron varios factores como el escenario electoral y la carga del plebiscito. No podíamos seguir dilatando esto y por eso se tomó esa determinación”, agregó la líder. 

Según la información entregada por Velásquez, será una empresa externa quien estará a cargo de la ejecución de la encuesta y habrá una comisión donde participarán los tres precandidatos quienes podrán trabajar en la elaboración de las preguntas y en el diseño del método. 

De prosperar, será un momento histórico para la DC ya que por primera vez se aplicará este instrumento en la región y además, en la comuna ícono de la Falange local.  

Instrumento igualmente válido

Respecto a la aversión que podría generar un instrumento de estas características, la presidenta regional aclaró que el partido tiene experiencia en este tipo de mecanismos y que la comuna puerto no será la única que decidirá de esta forma a su candidato a alcalde para las municipales de octubre de este año, también se dará en Coyhaique, Concepción,  Lo Prado, entre otras. 

“Esta no es una decisión que se tomó desde una oficina o una decisión que se tomó solo con alguna personas, es cierto, fue difícil, pero hubo mucha evaluación y primó lo que era mejor para el partido, para todos nuestros precandidatos y sobre cómo podíamos ser garante”, indicó. 

“No es un portazo a la democracia"

La elaboración de la encuesta está recién en sus primeros trámites, pero Velásquez aseguró que ya hay algunos temas que están zanjados como por ejemplo, que se aplicará en aquellos territorios más representativos demográficamente y que el ganador será proclamado como candidato en la junta nacional del 28 y 29 de marzo. 

“La que hará la encuesta es que tomará una muestra de cada territorio, algo así como una foto del momento y evaluará a los candidatos, en lugares como Sindempart, Punta Mira, Coquimbo centro y costero como Tongoy y Guanaqueros y también en la zona rural. 

Consultada por el cambio de postura y un eventual “portazo” a la democracia, la dirigente aclaró que ambos mecanismos tienen ventajas y desventajas “yo creo en las primarias pero también hay factores que todos conocemos y que posiblemente se den en instancias como estas como los acarreos o la aplicación de toda una maquinaria política”. 

“Sin duda la decisión no fue fácil de tomar y se pueden hacer varias lecturas pero hacer una encuesta no es darle un portazo a la democracia…todos los análisis son legítimos y en la DC siempre hemos optado por las primarias, no le tenemos miedo a los resultados, pero debemos saber que no es el único mecanismo y que el contexto social nos obliga a fijar prioridades y en todas las decisiones hay gente descontenta”, arremetió. 

La ofensiva de Campusano

De los aspirantes al ansiado sillón coquimbano, fue Alejandro Campusano quien evidenció una especie de “malestar”, argumentando que la decisión se tomó en Santiago en una instancia central y que aplicar una encuesta en este momento no honra el nombre del partido.

Por eso, y una vez reflexionado sobre las implicancias de sus acciones decidió elaborar una carta y enviarla a la directiva regional de la DC. En la misiva que entregó ayer argumentó su descontento y solicitó reconsiderar las primarias como mecanismo para definir al candidato a alcalde.

“Estamos muy desconcertados por la decisión que se tomó a nivel central, pero seguiremos luchando por una primaria. No es justo que las voces regionales no se consideren porque la forma más democrática de validar un candidato es preguntarle directamente a la gente”, contestó. 

El concejal también aseveró que una encuesta podría arrojar una visión “sesgada” de la realidad y que frente a eso, si su petición no es escuchada, se preocupará que el instrumento se aplique de manera neutral. 

Malas señales

El precandidato también indicó que tras el 18/O la gente pide mayor transparencia y participación en la toma de decisiones y que la resolución del partido proyecta una “mala señal”.

“Coquimbo es una comuna importante para la DC y no es llegar y tomar decisiones porque sí. Con esto estamos demostrando que el partido no está a la altura de las circunstancias y espero que los representantes regionales puedan tomar cartas en el asunto”, manifestó. 

Por último, Campusano aseguró que sólo busca representar el sentir de la colectividad y dijo explícitamente que no tiene cómo ejercer presión. “Yo no tengo a nadie conocido en Santiago, no pertenezco a ningún lote soy un demócrata cristiano así no más”. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X