Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Se trata de una banda que ofrecería licencias a conductores en las afueras del Departamento de Tránsito, haciéndose pasar por funcionarios, a un costo de entre 150 y 200 mil pesos. Las personas que aceptan buscan evitar el trámite y adquirir el documento de manera fraudulenta, por lo que no denuncian los hechos cuando son timadas.

Una banda organizada de delincuentes es la que estaría operando en la comuna de Coquimbo, ofreciendo licencias de conducir por un pago de entre 150 mil y 200 mil pesos, para quienes quieren ahorrarse el trámite y el examen.

Se trataría de sujetos que captarían a sus víctimas en las afueras del Departamento de Tránsito de la municipalidad de Coquimbo, a quienes les dicen que son funcionarios municipales y que por un pago ellos les tramitarán rápidamente su documento. 

Posteriormente le entregarían un número telefónico para que se contacten por WhatsApp, desde donde les piden todos los datos a quienes, además, pretenden obtener una licencia de manera fraudulenta.

Una vez que tienen la documentación requerida, como fotocopias de Cédula de Identidad, datos bancarios y se les realiza la transferencia, les dan una fecha para que vayan a retirar el documento al Departamento de Tránsito, dándole el nombre del funcionario que le entregará la licencia.

Cuando estas personas hacen el depósito y se percatan que no existe el mencionado funcionario municipal que supuestamente les entregaría el documento, los bloquean del WhatsApp y no vuelven a saber nada de los estafadores.

El director de Transito de Coquimbo, Jaime Valenzuela, reconoció que ellos han recibido algunos antecedentes de personas que están siendo estafadas, las que no denuncian porque ellos también están cometiendo un ilícito.

Indicó que ellos han interpuesto dos denuncias por estos sucesos, una en la PDI y otra en la Fiscalía.

“Ha venido gente a consultar por nombres de funcionarios, que les han hecho depositar plata en cuentas RUT, funcionario que no existe y le hacen el cuento del tío. La persona no hace la denuncia, porque tiene claro que el que vende o estafa es tan culpable como el que está solicitando la estafa, que está cometiendo un ilícito. Entonces, cuando vienen para acá, preguntan por el nombre y se dan cuenta que no hay ningún funcionario con ese nombre”.

Valenzuela plantea que en una oportunidad revisaron la cuenta a la que depositó una persona en busca de obtener una licencia de conducir y ésta correspondía a otra ciudad del país.

El concejal Guido Hernández, que también ha denunciado estos hechos en la Fiscalía, indicó que existe el caso de una mujer que depositó 150 mil pesos para poder conseguir una licencia de conducir, pero además de esa estafa, los delincuentes le giraron otros ocho millones de pesos de sus cuentas bancarias.

“Yo por lo menos me he enterado por dos personas que  habrían sido engañadas, pero ellos irresponsablemente tratando de  adquirir una licencia por el atajo”.

Hernández indica que estas personas estafadas “fueron contactadas en las afueras del Departamento de Tránsito, donde les ofrecieron, a través de una comunicación por WhatsApp una licencia de conducir, suplantando a funcionarios municipales y cuando hicieron el depósito se dieron cuenta que habían sido bloqueadas del teléfono. A una de estas personas no solamente  no le entregaron la licencia, sino que le vaciaron las cuentas bancarias, porque antes de solicitar la transferencia de dinero pedían ciertos documentos y con eso procedían a vaciar cuentas bancarias”.

El concejal reconoce que las personas timadas no hacen el reclamo ni denuncian, “primero, por  la vergüenza y segundo, porque efectivamente lo que estaban haciendo es ilegal”.

Menciona que las transferencias que se han hecho corresponderían a cuentas de las ciudades de Antofagasta, Calama y Mejillones, “lo que habla de una red que debe ser investigada, porque se están aprovechando de muchas personas que incluso ven en la licencia la posibilidad de conseguir un trabajo y están dispuestas a eso porque muchas veces necesitan”.

En Coquimbo se ha hecho circular un documento en donde se advierte a las personas de estos estafadores y cómo actúan, en parte de este señala  lo siguiente: “El modus operandi de estos sujetos consistiría en suplantar a funcionarios de la Dirección del Tránsito municipal, con ello consiguen que las víctimas del engaño depositen su confianza entregando información personal de sus cuentas bancarias, fotos de sus documentos personales, principalmente una importante cantidad de dinero que debe ser transferida a una cuenta bancaria a cambio de una licencia de conducir que nunca recibirán ya que se trata de una estafa”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X