• José Luis Romero visitó la región esta semana en el marco de la implementación de una iniciativa que busca acortar la brecha entre el mundo rural y el urbano.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
Esta semana el Delegado Nacional de la Presidencia para la Política de Desarrollo Rural, José Luis Romero, visitó La Serena para iniciar la etapa de diagnóstico de la iniciativa, con miras a implementarla hacia 2022.

Un 30% de la población de Chile vive en territorios rurales, cifra que se ubica en un 28% en el caso de la región de Coquimbo, según datos de la OCDE. Se trata de un porcentaje importante que sin duda, impacta en el desarrollo óptimo de las comunidades que viven en este tipo de sectores.

Esto cobra aún más importancia si se tiene en cuenta que la pobreza en zonas rurales dobla a la de sectores urbanos.

Con este foco, esta administración está impulsando la llamada Política Nacional de Desarrollo Rural, que tuvo su génesis durante el primer mandato de Sebastián Piñera, se perfeccionó durante el gobierno de Michelle Bachelet y ahora, está viendo la luz.

ETAPA DE DIAGNÓSTICO

En una visita a La Serena, el Delegado Nacional de la iniciativa, José Luis Romero, comentó a diario El Día que el proyecto, ligado al Ministerio de Agricultura, se encuentra en una etapa de levantamiento de información para la generación de políticas públicas que vayan en línea con el equiparar el mundo rural con el urbano.

“Hoy estamos trabajando en un diagnóstico de la situación de cada uno de los programas que influyen en la calidad de vida de los habitantes del mundo rural. Con este diagnóstico veremos cuáles son las brechas que hay que acortar entre el mundo rural y el urbano. Esto debiera estar listo el segundo semestre de este año”, adelantó Romero.

Además, informó, están conformando un comité interministerial con 12 ministerios, (de Desarrollo Social, Interior, Vivienda y Urbanismo, Transportes, Telecomunicaciones, entre otros), a los que se le presentará el alcance y potencialidades de los programas rurales que ellos podrían implementar.

Asimismo, el delegado nacional de la iniciativa comentó que en paralelo, se está trabajando con el Instituto Nacional de Estadísticas, INE en una adecuación del criterio para medir la ruralidad para lograr un índice aún más acucioso que el de la OCDE.

“El mundo rural es uno de los ejes prioritarios de este gobierno, como también es el de la mujer o los niños. Es uno de las metas de trabajo principales, tiene que ver con entregar más libertades a las personas para crecer”, dijo Romero.

 

LAS MEDIDAS EN EL CORTO PLAZO

Si bien esta primera etapa de diagnóstico debiera estar lista durante el segundo semestre para recién comenzar a linear las acciones, en el corto plazo hay varios programas en marcha, aseguró Romero. “Tienen que ver con adaptar iniciativas como Quiero mi Barrio al mundo rural”, adelantó el delegado nacional. Luego, a partir de 2019, se deberá trabajar en la implementación regional de la política.

Romero además puntualizó que la región de Coquimbo cuenta con un ejemplar método de trabajo con comunidades rurales, por lo que la visita a la región también busca copiar experiencias positivas. “Esta zona tiene una política regional rural que existe desde hace bastante tiempo y es la primera y única en Chile. Entonces queremos que nos compartan esta experiencia, como la formularon y plantearon niveles de gobernanza, por ejemplo, donde todos los actores son protagonistas del cambio”, dijo. La meta final, es que las regiones que no tienen políticas rurales la puedan elaborar a partir del modelo final que se establezca.

Finalmente y en una última etapa a 2022, el objetivo es tener políticas comunales que apunten a la calidad de vida de habitantes rurales en cada comuna.62-01

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X