• El director (S) de Salud confirmó que se cuentan con 108 funcionarios confirmados con Covid-19 y 52 en cuarentena por ser contacto estrecho en el Hospital San Pablo.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Desde el Servicio de Salud se encuentran investigando el origen de los focos de contagios en el nosocomio porteño, que preliminarmente no vendría desde los pacientes.

Preocupación existe por la gran cantidad de contagios al interior del Hospital de Coquimbo que llegarían a 108 funcionarios contagiados y más 52 en cuarentena por ser contactos estrechos.

Desde sus redes sociales la Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud, CONFENATS, Coquimbo, señalaron ayer que el brote afecta a más de 100 funcionarios del recinto.

“No hay espacios, estamos hacinados, nuestro personal no da para más, necesitamos de tu ayuda CUÍDENSE temíamos que esto podría ocurrir, lamentablemente no todos nuestros requerimiento han sido escuchados, estamos a punto de cerrar servicios. Solicitamos encarecidamente que se cuide y proteja” indicaron desde la organización de funcionarios.

108 funcionarios del hospital de Coquimbo se encuentran contagiados con el virus y otros 52 están en cuarentena por ser contacto estrecho.

Por su parte, desde la Asociación de Enfermeros y Enfermeras del Hospital San Pablo de Coquimbo, Asenf,  a través de una declaración pública indicaron que  debido a la gran cantidad de contagios “ la situación afecta a la atención de pacientes hospitalizados  ya que se diminuye el recurso humano disponible  para otorgar una atención segura y de calidad, lo cual ha llevado al cierre de camas en algunos servicios clínicos , disminuyendo la disponibilidad un recurso valioso en este momento de pandemia” indica el texto.

Durante  el balance de ayer,  el director (S) del Servicio de Salud Coquimbo, Edgardo González, abordó la situación ocurrida al interior del nosocomio porteño que según los gremios de  funcionarios existe una alta cantidad de contagios producto del hacinamiento y baja en la segregación  en sus dependencias, situación que  ha llevado a que  se suspendieran varias atenciones de especialistas.

El director (S) de Salud indicó al respecto que preocupa sobremanera los casos positivos en el  Hospital de Coquimbo, que  excede la casuística que se venía dando en los otros centros de salud,  en los primeros cinco meses había un ausentismo no superior al 3% y esto era porque, efectivamente, se tomaron muchas medidas al inicio de la pandemia.

“Medidas que tenían más recursos para personal, con el objetivo de fragmentar los turnos y hacer la segregación de funcionarios que eran de riesgo, la compra de elementos de protección personal  y los números eran muy tranquilizadores, si lo comparamos con otros países, pero la cifra que observamos desde la semana pasada excede en mucho y por supuesto que en estos momentos no sobra nadie en los hospitales, pero nos preocupa la seguridad de los trabajadores”.

Agregó que se está investigando la forma en que se produjeron estos contagios al interior del recinto hospitalario.

“Puede ser un contagio comunitario y se descartó, inicialmente, que haya sido trasmitido a través de un paciente. Hemos puesto el foco en las residencias del personal, en áreas comunes, baños, comedores y zonas administrativas. Como todos saben son hospitales bastantes antiguos donde uno de los requisitos era bajar la cantidad de personas en estos espacios. Estamos preocupados de los manejos de los aseos y residuos hospitalarios”.

Gónzalez  señaló que el contratar personal adicional no era para sobrepoblar el recinto, sino que generar más turnos y facilitar el trabajo.

El director (S) de Salud confirmó que se cuentan con 108 funcionarios  confirmados con Covid-19 y  52 en cuarentena por ser contacto estrecho.

  “El establecimiento tiene los mecanismos para reemplazar y mantener la operación de las unidades que son vitales para combatir la pandemia, se repone con turnos de reemplazos, se ha tenido que sacrificar en áreas ambulatorias, para bajar la circulación se dejarán de atender algunos especialistas de patologías que pueden esperar, no existe el cierre de camas críticas” indicó

El director del Hospital de Coquimbo, Germán López, manifestó que estamos preocupados por el cuidado de nuestros funcionarios y de entregar el servicio adecuado a nuestra población.

“Estamos trabajando en varias estrategias desde marzo. Nos preocupa el aumento de casos. Desde el inicio de la pandemia se ha contratado un 30% más de la dotación normal de personal. Sabíamos que podíamos tener funcionarios contagiados por eso se contrató más personal que permitió tener personal de resguardo y segregación”

El director  del Hospital San Pablo reconoce que con el avance de la pandemia algunas áreas ambulatorias se cerraron,  atendiendo sólo emergencias y se redistribuyó el personal en otras áreas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día