• En los municipios de Coquimbo y Andacollo dicen que no se han cumplido las expectativas que tuvieron cuando la educación municipal dejó de estar en sus manos.
Crédito fotografía: 
Cedida
En estas comunas se aplicó el plan piloto a nivel nacional de traspaso de la educación municipal a los servicios locales. Sin embargo, ahora plantean que no se han cumplido las expectativas y que se han cometido muchos errores. Edil porteño incluso señala que si el nuevo sistema fracasa que retorne a la administración municipal.

Si bien miran el proceso un poco a la distancia en Coquimbo y Andacollo, las dos municipalidades en donde se aplicó como plan piloto el traspaso de la educación municipal a los servicios locales, en este caso Puerto Cordillera, en ambos casos hoy se muestran críticos de la gestión e indican que no se han cumplido las expectativas que se hicieron.

El alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, es quien se  plantea más duro e incluso se muestra proclive a que la educación comunal vuelva a manos del municipio si el nuevo sistema fracasa, al tiempo que solidariza con los 70 profesores desvinculados mientas se encuentran de vacaciones.

Pereira sostiene que cuando se planteó que la educación municipal regresara al Estado, él y todos lo vieron con muy buenos ojos, porque es un convencido de que debe depender del gobierno y que se garantice una educación de calidad.

“En un momento se nos hicieron varias promesas, tanto del gobierno anterior como de este. Yo levanté la voz porque me parecía que el proyecto no iba como se nos había prometido. Mejoró en un momento y eso nos hizo continuar adelante”, indica.

El alcalde de Coquimbo señala que se debe hacer un análisis. “Cada cosa nueva que se realiza a nivel nacional tiene que evaluarse y sacar una deducción final, decir si efectivamente el gobierno puede dar y asegurar una educación de calidad, o se la regresamos al municipio. Siempre voy a estar abierto a asumir lo que es mejor para  la comuna”, precisa.

Otro factor que apunta el alcalde coquimbano es que si bien ya no tienen la administración de la educación en la comuna,  los educandos siguen siendo coquimbanos por lo que han  colaborado desde su oficina de educación. “Durante el primer año estuvimos codo a codo ayudando a Puerto Cordillera para realizar cualquier tipo de gestión, porque ellos a lo menos en ese momento no tenían la experiencia y seguimos con la misma colaboración. Aquí nos tenemos que sentar a hacer un análisis y que desde el gobierno que nos digan si eventualmente van a dar abasto o no para hacerse cargo o que pase nuevamente a municipal,.Pero si en algún momento regresa la educación al municipio, yo voy a exigir cosas que el gobierno nos tiene que dar y asegurar. Porque un municipio que asume nuevamente educación, tiene que hacerlo con altos estándares”.

Proceso complejo

En Andacollo también tienen una visión crítica de cómo se ha administrado la educación en su comuna por parte de Puerto Cordillera.

El alcalde (S) Wilson Núñez señala que ha sido un proceso complejo más allá de lo que creían, ya que ha presentado muchas dificultades y deficiencias en su implementación. También con desconocimiento en la estructura orgánica que tienen estos servicios locales de educación.

Dice que “en conversaciones con directores de los establecimientos, el personal y la comunidad educativa, indican que en general no ha sido un proceso con el resultado que estaban dentro de las expectativas para mejorar la educación”.

Aunque Wilson Núñez dice entender que los resultados se verán a mediano y a largo plazo, el traspaso, la implementación, ha sido compleja.

Referente a la eventualidad de que la educación retorne a la administración municipal indica que no, que no pueden seguir administrando pobreza. “No creemos que sea la solución, porque tampoco podemos decir que en manos de las municipalidades la educación ha sido la mejor, excepto en algunos municipios que disponen de muchos recursos. Los servicios locales tienen que ir con el tiempo definiendo bien su funcionamiento e ir implementando los planes que mejoren la calidad de la educación”.

Recordó que Andacollo y Coquimbo fueron las comunas pilotos donde se inició el traspaso de la educación municipal en el país y hubo mucha falta de conocimiento e inexperiencia. También fue algo que se realizó muy rápido, puesto que se promulgó una ley en el mes de noviembre y en marzo próximo comenzó el proceso de traspaso y hubo que hacer mucha implementación, cambios, traslado de personal, habiendo aspectos que no fueron resueltos en el ámbito financiero y presupuestario.

A la deriva

Según el alcalde (S) de Andacollo, a ellos también les perjudicó el hecho de que la administración de Puerto Cordillera esté en Coquimbo y “el personal educativo ha quedado un poco a la deriva, las respuestas son más lentas a diferencia de cuando era administrado por la municipalidad, ese ha sido un aspecto negativo”.

En cuanto a la baja en las matrículas, que sería uno de los argumentos por los cuales ha habido despidos de profesores, Wilson Núñez dice que esa baja no se logró frenar con la desmunicipalización de la educación y que en Andacollo se sigue en la misma línea.

Al consultarle si con el traspaso de la educación municipal a otro organismo se habían aliviado económicamente, el edil (S) indicó que sin perjuicio de que la municipalidad sigue llevando adelante proyectos al FNDR, como la inversión de 500 millones de pesos en la escuela Nuestra Señora del Rosario que se iniciará pronto y las inversiones en becas para enseñanza superior, “pero administrar la educación nos generaba un déficit de alrededor de 300 millones de pesos anuales.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día