• En el Congreso se discute el proyecto de ley que incluiría de forma permanente a las trabajadoras de casas particulares en el Seguro de Cesantía.
Crédito fotografía: 
El Día
La comisión de Trabajo aprobó este lunes la iniciativa que propone que el financiamiento del seguro de desempleo se redistribuya en la actual cotización de cargo del empleador, dividiéndola en dos cotizaciones.

En segundo trámite constitucional, la Comisión de Trabajo de la Cámara Baja logró aprobar el proyecto de ley que beneficia a las trabajadoras y trabajadores de Casa Particular en la incorporación del seguro de desempleo de la ley N°19.728 con motivo de la pandemia originada por el Covid-19, además perfecciona los beneficios de la Ley de Protección al Empleo.

El documento dispone que para el financiamiento del seguro de desempleo se redistribuirá la actual cotización de cargo del empleador dividiéndola  en dos cotizaciones; una para la cuenta individual de indemnización del trabajador o trabajadora y otra para el fondo de cesantía, entre otros importantes aspectos.

De esta forma, desde el Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular, SINTRACAP, Luz Vidal indicó luego de la jornada que con este proyecto “se hace justicia con miles de mujeres en Chile que por años han estado desprotegidas. Necesitamos tener una protección social de parte del Estado y es por eso que agradecemos esta iniciativa y que se reconozca el trabajo de las trabajadoras de casa particular. Si bien desde el Gobierno se demoraron un poquito en reaccionar, finalmente, se hizo y así se beneficiará a muchas mujeres que cuidan lo más preciado para nosotros, la familia”.

Curso de la tramitación

Durante el debate del Senado la semana pasada, se enfatizó la necesidad de contar con una eficiente fiscalización, tras los reparos que expresaron las asociaciones de trabajadoras para que se cotice por la totalidad de las remuneraciones; la formalización de los contratos y la información de los alcances de este proyecto.

En el mes de marzo, las organizaciones de Trabajadoras de Casa Particular comenzaron a gestionar la iniciativa de incorporar de manera permanente a quienes ejercen en el rubro al Seguro de Cesantía.

 “El ejecutivo nos dice que el 3% sea dividido en 2,2 en el fondo personal,  0,8% al Fondo Solidario y 1,11 al fondo de AFP. Nosotros no queremos eso”, Juana Collao, presidenta del Sindicato de Trabajadoras de Casas Particulares de La Serena.

A su vez, dentro de las solicitudes que surgieron tras la pandemia por el Coronavirus, los gremios emitieron un petitorio de cinco puntos en los que consistían la incorporación inmediata de las trabajadoras de casa particular al Fondo Solidario de Cesantía, para así “acceder en igualdad” de las medidas implementadas por el Gobierno, por otro lado, la implementación de Renta Básica de Emergencia Digna, Urgencia a moción parlamentaria que impide el término de contrato en casos de emergencia sanitaria, y por último; fondos especiales y frescos que permitan una verdadera fiscalización de parte de la Inspección del Trabajo para obligar a empleadores a suscribir un contrato de trabajo y por último, terminar con estatus especial e igualar los derechos laborales con el resto de trabajadores del país.

Reparos antes de la aprobación

En el primer trámite del proyecto, existieron algunos reparos frente a la propuesta por parte de las asociaciones. Juana Collao, presidenta del Sindicato de Trabajadoras de Casas Particulares de La Serena (SINTRACAP) y la vez tesorera de la organización nacional, sostuvo que antes de la aprobación en unanimidad del senado, la iniciativa “no las favorecía”. “El ejecutivo nos dice que el 3% sea dividido en 2,2 en el fondo personal,  0,8% al Fondo Solidario y 1,11 al fondo de AFP. Nosotros no queremos eso. Esto nos perjudica porque la plata se distribuye en todos lados, en el caso de una trabajadora que es despedida; primero tendría que ir a Seguro de Cesantía a sacar una plata, luego a la AFP y eso no nos beneficia”.

Finalmente la elaboración del proyecto llegó a buen puerto, en donde las trabajadoras ya esperan la resolución de Cámara baja.

 Realidad de las trabajadoras

En el escenario local, Juana Collao, presidenta del Sindicato de Trabajadoras de Casas Particulares de La Serena (SINTRACAP) y la vez tesorera de la organización nacional, enfatiza que hay una desprotección del rubro frente a las políticas laborales. “Nosotras recibimos un 4,11 % a todo evento, porque  nosotras no tenemos un Seguro de Cesantía y es muy poco el dinero que recibimos. Por ejemplo, una compañera que ha trabajado un año, son 130 mil pesos que tiene en sus ahorros, otra persona que trabajó 25 años, recibió 4 millones de pesos, una gran diferencia si hubiera tenido un Seguro de Cesantía”, sostiene.

A través de esta compleja situación, la dirigente sostuvo que desde el inicio de la crisis sanitaria se ha trabajado en una mesa junto al Ministerio del Trabajo para resolver las problemáticas de las trabajadoras de casas particulares. “Eso es lo que estamos luchando ahora, por tener un seguro de Cesantía, un ingreso mínimo de parte del estado”, asegura Collao.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día