Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Pese a que aún se encuentran calculando el número real de afectados desde los diversos sindicatos y gremios, desde la Corporación Gabriel González Videla estimaron que la deuda de cotizaciones impagas ascendería a los $1.600 millones y que ya estaban trabajando en un plan de pago para poder saldar parte de la deuda en los próximos cinco meses.

Una compleja situación viven profesores, administrativos y asistentes de la educación que trabajan en alguno de los establecimientos educacionales administrados por la Corporación Gabriel González Videla, esto por cotizaciones previsionales declaradas pero no pagadas por parte del organismo.

Deuda que en algunos casos se remonta a principios del 2017, tal como el caso de Marily Escobar, docente que al momento de hacer la solicitud para retirar su 10% de la AFP se dio cuenta que en su fondo no habían más de $400 mil y que todo el resto se mantenía declarado pero no pagado, impidiéndole contar con parte de sus ahorros que por ley podría retirar.

“Llevo 4 años trabajando por ende mis fondos no son tantos en comparación a otros colegas que llevan más años, entonces se ve brutalmente la negligencia del empleador al no tener ninguna cotización pagada desde el 2017” expresó la joven profesora.

Una situación que no solo le ha afectado a ella, puesto que asegura que en el establecimiento donde trabaja ya hay 22 certificados de personas con el mismo problema y que tenía conocimiento de al menos unos 250 casos más con cotizaciones impagas.

Por su parte, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Sánchez indicó que él personalmente manejaba 3 casos con deudas de 4 o 5 años de antigüedad, sin embargo aseguró que la problemática de cotizaciones pendientes se remontaba a los años 80 con la deuda histórica previsional.

Asimismo la presidenta del Sindicato de Asistentes de la Educación, Erika Zepeda, comentó que los 480 socios del sindicato que ella presidía tenían deudas previsionales al menos desde octubre del año pasado, viéndose afectados de diversa forma dependiendo de los años de antigüedad.

“Nosotros estamos recopilando la información de nuestra gente para ver el lunes en reunión el asunto de cotizaciones, que es algo que no solo se arrastra de este mandato comunal sino que viene desde hace muchos años”.

Respecto a quienes se han visto perjudicados para retirar su 10% de la AFP, Erika precisó que dependía directamente de sus años de servicio y de su remuneración, puesto que existían casos con 30 años de antigüedad y otros con pocos años.

Es por esa misma situación que Sánchez se habría reunido virtualmente con el Secretario General de la Corporación Gabriel González Videla, Patricio Bacho, con el fin de buscar una pronta solución y poder saldar la deuda que mantiene la corporación con sus trabajadores, reunión que sostendrá este lunes con los dirigentes de los asistentes de la educación con el fin de conversar el mismo tema.

“Nosotros hemos abordado una deuda previsional que viene desde hace muchos años y es parte del déficit estructural que tiene la corporación, es decir, los recursos que recibe por subvención, que es como se financia la educación, no alcanzan para cumplir con todos los compromisos” indicó Patricio Bacho.

El Secretario General de la Corporación Gabriel González Videla explicó que hace unos años lograron saldar gran parte de la deuda, sin embargo a raíz de los sucesos del año pasado, primero el gran paro, luego el estallido social y ahora la pandemia, la subvención se había calculado desfavorablemente para ellos.

Un baja que los obligó a priorizar el pago de las remuneraciones líquidas de los profesores, administrativos y docentes de la educación con el fin de no perjudicar sus ingresos mensuales.

“Nosotros tuvimos una reunión con el Colegio de Profesores, nos hemos estado reuniendo con diversos gremios e hicimos un planteamiento de que nos íbamos a poner al día en los meses sucesivos del año en el sistema de educación producto que vamos a recibir recursos que se componen de varias partes” agregó.

Dichos montos consistirían en un traspaso de fondos desde el municipio, por instrucción del alcalde, fondos estatales que serían propios de la educación que llegan todos los años, además de la liberación de fondos retenidos por la Secreduc por efecto de deudas que por ley habrían sido retenidos.

“Tenemos una deuda previsional histórica que fue la que nosotros extinguimos la vez pasada pero quedaron algunos rezagos de los años 2015 y 2016, esa deuda histórica va a ser absorbida por los recursos estatales y hoy tenemos ocho meses de deuda los que vamos a regularizar a través de esta estrategia”.

Compromisos pendientes que estima ascendería a $1.600 millones, los que espera cancelar  durante los próximos meses para tener de aquí a diciembre de este año gran parte de la deuda ya saldada.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital