• El Día 70 años, 70 Historias: Trágica muerte de Crisólogo Urízar
    El Día 70 años, 70 Historias: Trágica muerte de Crisólogo Urízar
El 30 de septiembre de 1963, El Día informaba sobre el deceso del deportista en el sector El Panul y se indicó que habría sido atacado por un tiburón

“Trágica e insólita muerte de hombre-rana” fue el titular que publicó diario El Día el 30 de septiembre de 1963, para dar cuenta del deceso del deportista Crisólogo Urízar en unos roqueríos del sector El Panul.

En el artículo se indicaba que existía hondo pesar por que Urízar “fue devorado por un tiburón”. 

La nota periodística editada en la sección de Coquimbo sostenía que “un joven hombre rana encontró muerte trágica e insólita, cuando hacía práctica de inmersión y pesca submarina enfrente a la rocosa costa de El Panul al atacarlo sorpresivamente lo que se asegura fue un tiburón. El infortunado deportista era Crisólogo Urízar Contreras, de 32 años, casado y padre de cuatro niños, empleado de la Compañía Minera Santa Fe y domiciliado en La Serena”.

El artículo agregaba que del cuerpo de Urízar no había rastro, “salvo la rota casaca de buceo, dos aletas y los anteojos… Se dirigió temprano a El Panul, a 2 kilómetros al sur de La Herradura, junto a sus amigos, también hombres ranas, Norman Lettura, Alfonso Cabrera, Alejandro Ascui y su hijo Crisólogo, de siete años. A la altura de Punta Cerro Grande se dispusieron a entrar al agua como tantas veces antes. La costa de El Panul es rocosa y apta para la pesca y extracción de mariscos… Uno de los parientes dijo a este diario que Urízar pescó algunos pejeperros y ensartados los colocó a un costado de la cintura. Alejandro Ascui, que se hallaba en el agua cerca del primero, coincide con aquel en señalar que los sangrientos pescados fueron la atracción para el escualo. Según Ascui, el momento del artero ataque del descomunal pez ocurrió sorpresivamente entre las 10:30 y 11: 00 horas a unos 30 metros de la costa. “Yo me sumergí en ese momento -relata Alejandro Ascui, con la impresión viva del suceso- y vi pasar a mis pies al tiburón en dirección a Urízar. Todo ocurrió en fracción de segundos. Creo que lo tomó por sorpresa y no tuvo tiempo de reaccionar. Después sólo vi alejarse al pez con el arpón adherido al hocico. No sé qué fue de Urízar”.

Con el paso de los días se inició una intensa búsqueda del cuerpo de Urízar. Sin embargo, no hubo resultados. Incluso, también se indicó que habría sido una orca la que provocó el deceso. 

El 4 de octubre de 1963, El Día público una nota relacionada con la visita que hizo el hijo al lugar de la tragedia, Crisólogo Urízar Ripamonti. “ ‘Ahí está mi papacito’, dijo con tristeza, señalando un lugar donde sobresalen dos rocas al nivel de las aguas a unos 20 metros de la orilla”, indicaba el artículo del periódico. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X