• CARMEN ZAMORA tiene muy claro que sólo a través de una adecuada gestión se puede conseguir el financiamiento para actividades culturales, lo que es muy complicado debido a la poca relevancia que los gobiernos le han dado a este aspecto.
  • EL RECONOCIMIENTO recibido por Carmen Zamora el pasado 19 de noviembre fue la distinción “Gobernador Enrique Tomás Cresto”. cedida
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La destacada gestora cultural sigue desarrollando proyectos en cuanto a empoderar a quienes realizan actividades culturales. En su labor también se vislumbra una instancia de respaldo a los músicos regionales a través de una fundación el próximo año

Carmen Zamora ha vivido días ajetreados. Además de conocer la buena noticia de que un proyecto Fondart presentado por ella fue ganador de este fondo, además ha estado concentrada en los conciertos navideños ofrecidos por el Coro de Cámara de La Serena, dirigido por Eduardo Gajardo, los que se realizaron en la Cruz del Tercer Milenio en Coquimbo y también en la Catedral de La Serena.

Más allá de todo ese ajetreo, recibió una excelente noticia a fines de octubre: sería reconocida por el Senado Argentino.

Esto ocurrió el 29 de noviembre por parte de la Cámara Alta del país trasandino con la distinción “Gobernador Enrique Tomás Cresto”, esto por el aporte, según indica una misiva, “a la integración regional en América Latina, como ‘Líder para el Desarrollo’ destacando su trayectoria y el enfoque innovador de sus acciones como aportes al bienestar de nuestras comunidades (…)”.

Lo cierto es que Carmen Zamora recibió esta noticia con sorpresa, pero también con satisfacción. “Me siento muy honrada de recibir esta distinción. Es una noticia feliz, que recibo con mucho agradecimiento y espero poder generar nuevos vínculos y lazos para poder fortalecer a las personas, a los artistas y elencos de esta región”, subrayó.

En la oportunidad fue acompañada por parte de su familia, incluyendo a Manuel Farías, su esposo que hoy lidera el CFT Estatal de la Región de Coquimbo.

“Realmente fue algo importante, porque llevar adelante la gestión cultural en nuestro país y por cierto en la Región de Coquimbo no es fácil. Por eso es que este reconocimiento pone en valor nuestra importante labor”, destacó Carmen Zamora en conversación con Agenda Mistral de la 95.1.

1999 fue el año de inicio de la labor de Carmen Zamora como gestora cultural.

Pese a la alegría de este momento, las labores para esta gestora cultural que se dedica de lleno en este ámbito desde 1999 no paran. Y una de esas acciones pasa por lo que fue el proyecto de formación de gestores culturales en la Región de Coquimbo, que se desarrolló con éxito en nuestra zona y que espera poder proyectarse en el tiempo.

“Lo presenté para trabajarlo en los fondos de cultura, pensando en su ejecución en 2018. El propósito es poder transferir gran parte de mis conocimientos con artistas, gestores, funcionarios de instituciones de cultura, municipalidades y bibliotecas, mejorando sus habilidades y competencias”, comentó.

Fueron 60 inscritos los que se dieron cita en esta instancia, de los cuales la gran mayoría se mantuvo en forma persistente, ámbito en el que Moreno lleva más de dos décadas trabajando en forma profesional.

A juicio de Moreno, es fundamental trabajar en los territorios locales y regionales, aspecto que está bastante abandonado. “Creo que en la Región de Coquimbo faltan instancias permanentes de formación. La Universidad Católica del Norte y el Consejo Regional desarrollaron dos escuelas en gestión cultural, además de un diplomado en esta materia. Por ende este tópico aparece como crucial”, subrayó.

 “Un aspecto fundamental en la formación de gestores culturales pasa por la descentralización”, CARMEN ZAMORA, gestora cultural

Carmen sostiene que este programa duró ocho meses en total, de los cuales cinco fueron de trabajo permanente. “Y eso se ha reflejado en cambios de conducta, procedimientos que van mucho más allá de lo que significa llenar un formulario”, acotó.

Para poner en marcha este programa, se hace fundamental trabajar con profesionales que sean un soporte esencial. En ese contexto, muy importante fue el respaldo de Manuel Farías y Natalie Castillo, trabajo que ha permitido variar la forma en que los participantes se comunican y ponen en valor sus propios atributos, transformando el quehacer de los artistas y dejando de lado aquellas cosas que no les sirven.

Las conclusiones, a juicio de Carmen Zamora, cuando el programa ya ha finalizado en 2018, son muy positivas. “Creo que un aspecto muy importante pasa por la descentralización. Por ende, el programa fue aplicado exactamente igual tanto en Elqui, Limarí como Choapa.  En Elqui habían treinta cupos, con gran interés de personas de La Serena, Coquimbo, Vicuña y Paihuano. En Choapa la persistencia fue mayor, donde Los Vilos fue la sede, aunque en Limarí fue un tanto menos, por lo que extrañamos la participación de comunas como Río Hurtado, Combarbalá y Monte Patria, que no tomaron parte. Se les convocó por diferentes medios, desde los municipios y por otros caminos”, aseguró Carmen, quien insiste en que se avisó de esta instancia con tres meses de anticipación para así desarrollar el programa sin problemas.

 

BUENAS NOTICIAS.

Otra posibilidad que se vislumbra es la concreción de un proyecto largamente esperado por Carmen Zamora: Se trata de una fundación que irá en apoyo de los diferentes talentos musicales de nuestra región.

“Hay que considerar que tenemos la Escuela de Música Jorge Peña Hen y además hay una gran cantidad de jóvenes en formación en la Universidad de La Serena. Lo importante es poder además darle la oportunidad a aquellas personas que tienen talento, pero que por diferentes razones no cuentan con los recursos, de poder desarrollar esas condiciones, porque somos una región de músicos y eso debe ser valorizado como corresponde”, subrayó Carmen Zamora. 3802i

Un proyecto que da frutos

Las estrategias y herramientas para el desarrollo organizacional de instituciones y agrupaciones culturales es el propósito de Open Up, empresa de coaching y desarrollo humano liderado por Carmen Zamora, y que se adjudicó un Fondart.

Se trata de una propuesta de formación y transferencia de conocimientos orientada a mejorar competencias y habilidades para quienes se desempeñan laboral o voluntariamente de forma habitual en organizaciones culturales.

En este programa incorporarán aprendizajes individuales y colectivos, trabajarán en base a metas y resultados de corto y mediano plazo y agregarán habilidades comunicacionales para la gestión y el trabajo con otros dentro de sus competencias.

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X