• Antes de la pandemia en la región habían 1.007 camas en toda la red, siendo 22 de ellas críticas y con ventilador mecánico, tras la reconversión ese número se elevó a 1.186 para la región, siendo 87 de ellas camas críticas.
Crédito fotografía: 
El Día
Pese a que desde el Servicio de Salud no quisieron entregar una cifra exacta, sí aseguraron que para este próximo año se contará con un número mayor de camas UCI que las que tenía la región previo a la pandemia. Asimismo señalaron que el hospital de contingencia de Ovalle se mantendrá hasta que la situación epidemiológica lo amerite. Desde el Colegio Médico indicaron que no había que descuidar el número de camas de hospitalización para el próximo año, ya que estas eran claves para la atención de prestaciones pendientes y pacientes de urgencia.

Este año con la llegada de la pandemia a Chile el Ministerio de Salud debió asumir un gran desafío, aumentar la capacidad de la red asistencial con el fin de evitar su saturación, especialmente en la Región de Coquimbo, ya que antes de la crisis era la zona del país con menor número de camas por cantidad de habitantes.

Durante estos meses la ampliación de la red hospitalaria fue de un 18%, creciendo de 1.007 a 1.186 camas totales. Destacando principalmente el incremento de camas críticas, es decir, las que tienen ventilador mecánico, las que pasaron de 22 antes de la pandemia, a 87 que tiene la red actualmente.

Sin embargo, pese a que la región era la más deficiente del país en camas UCI, el crecimiento de la red fue en todo el país, gracias a la adquisición de más de 1.600 ventiladores mecánicos y los esfuerzos de los equipos médicos se logró pasar de las 989 camas UCI que habían en marzo, a cerca de 2.500 que hay hoy en día.

“Poder aumentar el número de camas críticas en nuestra Región de Coquimbo ha sido un gran avance para nuestra Red Asistencial, considerando que somos la región con menos camas de estas características por número de habitantes. Gracias a un gran esfuerzo hemos logrado aumentar de 22 a 87 camas UCI, lo que nos permite dar una mejor respuesta a nuestros pacientes, por lo que esperamos mantener un amplio número de ellas al término de la emergencia sanitaria. Ya enviamos una propuesta al Ministerio de Salud y estamos a la espera de su confirmación” explicó a El Día la doctora Alejandra Álvarez, subdirectora de Gestión Asistencial, Servicio de Salud Coquimbo.

“Queremos darle la tranquilidad a nuestra comunidad de que no retrocederemos al número inicial de camas UCI”, Alejandra Álvarez, subdirectora de Gestión Asistencial Servicio Salud

Una propuesta que habrían enviado en el marco de la ampliación de la red UCI que anunció el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga para el 2021, el que busca aumentar el número de camas críticas en la red pública respecto a la dotación previa a la pandemia.

La idea para este 2021 sería sumar al menos 600 camas UCI a las 640 que tenía la red antes de la crisis sanitaria con el fin de enfrentar posibles rebrotes de la enfermedad y una saturación del sistema mientras se espera la llegada de una vacuna efectiva.

Pese a que Álvarez no quiso entregar cifras, indicó que el número de camas estaría condicionado a los recursos, tanto económico como de personal.

Por otro lado, la llegada del coronavirus permitió que Ovalle contara por primera vez con este tipo de camas, “de cero camas críticas en Ovalle, pasamos a tener 33, 12 en Hospital Provincial de Ovalle y 21 en Hospital de Contingencia. Esto a raíz de la habilitación de nuestra nueva casa y de la reconversión de las antiguas dependencias”, aclaró el director (S) del Servicio de Salud, Edgardo González.

Es por eso que descartó su cierre en el corto tiempo, “el funcionamiento de este recinto para pacientes con Covid-19 está asociado al comportamiento epidemiológico de la pandemia y la disponibilidad de camas en la red de salud, por lo tanto, una vez que la autoridad sanitaria estime conveniente, deberá comenzar su proceso de cierre, el cual será de manera paulatina y por etapas”.

El resto de las camas se encontrarían en el Hospital de La Serena (26), el Hospital de Coquimbo (22) y la Clínica RedSalud Elqui (6), siendo 81 de la red pública y 6 del sistema privado.

Pese a que el plan considera el aumento de camas de la red pública, desde la Clínica RedSalud Elqui su Director Médico, Dr. Antonio Gatica explicó que “con la llegada de la pandemia adelantamos el incremento de camas para pacientes críticos y, a la fecha, en Clínica RedSalud Elqui contamos con 6 camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y 12 camas de Unidad de Tratamiento Intensivo (UTI). Nuestra voluntad de aquí a 2021 es mantener la dotación de camas, con el propósito de que los habitantes de la región puedan tener acceso a éstas en la medida que lo requieran”.

87 Camas críticas con ventilador mecánico tiene actualmente toda la región, desde el Servicio de Salud esperan mantener el mayor número posible.

En tanto, desde el Colegio Médico, su presidente regional, Dr. Rubén Quezada, indicó que el gremio ya había presentado un documento a la autoridad sanitaria donde se evaluaba el impacto del Covid-19 en el Sistema de Salud, así como propuestas para su reactivación.

“Como colegio médico estamos muy preocupados por la situación sanitaria que se va a generar con posterioridad al momento más agudo de la enfermedad por coronavirus”, precisó el médico.

Es por eso que además de las camas críticas, señaló que no podían descuidarse las camas de hospitalización, puesto que con ellas se podría dar atención a quienes tengan prestaciones o cirugías postergadas por la crisis, así como para urgencias.

“En la región seguimos manteniendo el mayor déficit de camas a nivel nacional y esto solo se va a ver subsanado cuando existan ya los hospitales de La Serena y Coquimbo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X