Crédito fotografía: 
Alejandro Pizarro
En el Ministerio de Educación esperan que paulatinamente se vayan sumando más establecimientos hasta superar ese porcentaje en el mes de agosto. En tanto, el Colegio de Profesores insiste que no es una medida adecuada.

De acuerdo a informaciones entregadas por el Ministerio de Educación, 457 de un total de 1.100 colegios de la Región de Coquimbo retornaron a clases ayer, es decir, un 42%. Las cifras fueron destacadas por las autoridades locales, que esperan que estas sigan aumentando.

De hecho, el seremi de la cartera, Claudio Oyarzún Cabezas, sostuvo que “retornar a clases presenciales es una necesidad urgente que tienen las familias. He visitado las distintas comunas de la región, donde existe un consenso de la importancia de regresar por los aprendizajes y por el bienestar socioemocional de nuestros niños y jóvenes”.

Asimismo, calificó como una gran noticia la presencialidad, porque “pone a disposición de estos estudiantes una oportunidad de aprendizaje mucho más democrática como es al interior de la sala de clases, así que valoramos esta decisión y agradecemos también a las familias por confiar en las escuelas como un espacio seguro”.

Oyarzún aclaró que entre los establecimientos que se reintegraron a clases presenciales se encuentran jardines infantiles, escuelas y liceos, donde las familias decidieron voluntariamente enviar a sus hijos a clases.

En la misma línea, planteó que el retorno a las aulas seguirá de manera gradual y que esperan que para el mes de agosto sean unos 750 los colegios que estén con clases presenciales.

Agregó además que en la región se ha puesto a disposición de todos los sostenedores que reciben algún tipo de aporte por parte del Estado, más de 1.218 millones de pesos adicionales para adquirir insumos sanitarios que permitan combatir la pandemia.

Los colegios que busquen recibir este beneficio, deben inscribirse en el portal www.comunidadescolar.cl e indicar allí la intención de adjudicarse estos fondos, que deberán ser rendidos durante el presente año.

 

Postura disidente

Aunque el seremi de Educación se mostró optimista, desde el Colegio de Profesores han sido críticos frente a la determinación del Ministerio de retornar a clases presenciales, argumentando que no están dadas las condiciones sanitarias en las escuelas.

En contacto telefónico desde Punta Arenas, el presidente nacional del gremio, Carlos Díaz Marchant, dijo a El Día que costaba explicarse el “triunfalismo” del gobierno cuando a nivel nacional es una gran mayoría de estudiantes del sector público que continuaban con clases telemáticas. “Porque hubo de parte de los apoderados y también en forma mayoritaria de los sostenedores públicos, una decisión de no enviar los niños a la escuela o bien de no abrir los establecimientos”, señaló.

El dirigente mencionó que las cifras que ellos manejan, muestran que sobre un 60% de municipios que estaban en clases telemáticas, continúan en esa condición y “los pocos establecimientos que abrieron sus puertas, dadas las presiones, no llegaron estudiantes o llegaron muy pocos”.

Carlos Díaz se refirió a las cifras entregadas por el Ministerio de Educación que espera en las próximas semanas alcanzar las 10 mil escuelas abiertas en todo el país, señalando: “Que estén las escuelas abiertas no significa que los estudiantes estén en los recintos,está solamente la puerta abierta”, precisó el presidente nacional del Colegio de Profesores.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X