• La casa de estudios regional ya ha apostado por carreras relacionadas con la medicina, como odontología.
    La casa de estudios regional ya ha apostado por carreras relacionadas con la medicina, como odontología.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Se estima que sólo para los nuevos hospitales de La Serena, Coquimbo e Illapel se requerirán 470 médicos especialistas, sin contar los médicos generales. A eso se suma la demanda que existe para la atención primaria. El rector Nibaldo Avilés reconoce que existen conversaciones, pero señala que un proyecto de esta magnitud requiere de un importante apoyo gubernamental, a través de un edificio y recursos económicos por, al menos, 8 mil millones de pesos.

Según un estudio encargado por el ministerio de Salud, dado a conocer el 2018 por El Mercurio, se estima que al año 2030 en nuestro país podrían faltar 7.200 médicos para cubrir la demanda en la salud pública, de los cuáles 4.772 corresponderían a médicos generales y 2.428 a especialistas.

La región no está ajena a este tema y en varias oportunidades se ha planteado la escasez de profesionales de la medicina que existe para cubrir la demanda territorial. En junio del año pasado y durante una visita a la zona de los integrantes de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, se informó que en el Hospital San Juan de Dios de La Serena, si bien se trabaja con 222 especialistas, existe una baja tasa de dotación respecto de la población total que atiende el recinto, pues 1.163 funcionarios prestan servicios a una población objetivo de 493.000 personas, tasa mucho menor que las de recintos de salud similares, como los de Chillán o Arica.

“Existen inquietudes, principalmente de la Facultad de Ciencias, de estudiar la posibilidad de crear la carrera de Medicina”, Nibaldo Avilés, rector de la ULS

A eso se suma un aspecto que cobra especial relevancia. El gobierno anunció para los próximos años la construcción de 3 nuevos hospitales, en La Serena, Coquimbo e Illapel, que aumentarán su disponibilidad de camas y, por ende, requerirán de la contratación de nuevos profesionales.

De hecho, según datos entregados por el Servicio de Salud de Coquimbo, a la fecha se calcula que existirá una brecha de 470 médicos especialistas para cuando estos establecimientos estén en funcionamiento (al 2025-2026), sin contar el requerimiento de médicos generales y el resto de los profesionales.

 

Hay que preparar más profesionales

Debido a estos antecedentes es que han surgido voces que han comenzado a recalcar la importancia de que la Universidad de La Serena pueda iniciar las gestiones para crear una escuela de medicina, lo que permitiría cubrir esta falta de médicos.

Uno de ellos es el Consejero Regional, Marco Antonio Sulantay, quien preside la comisión de Salud y Deportes de este cuerpo colegiado. La autoridad señala que los argumentos “se basan en la situación positiva que se está proyectando en la próxima década en nuestra región respecto al desarrollo de la salud”.

18 nuevos centros de salud de atención primaria se proyectan para la región a partir del próximo año. 

En este sentido, recalcó la próxima puesta en marcha de los 3 nuevos hospitales “además de los 4 hospitales que anunció la intendenta Lucía Pinto en su cuenta pública, con estudios preinversionales para Combarbalá, Andacollo, Los Vilos y Vicuña”.

De igual forma, indica, con el término del convenio Gore-Minsal 2011-2018, se logró la construcción de una cantidad importante de Centros de Salud Familiar “y en el convenio que inicia el próximo año se proyectan 18 más”, dice. “Eso no solo requiere infraestructura, sino que equipamiento, maquinaria, pero básicamente recurso humano”, precisa.

En este aspecto, agrega que, por ejemplo, los hospital de La Serena y Coquimbo van a aumentar su capacidad a alrededor de 640 camas. “O sea vamos a pasar a más del doble en los próximos 8 años, que es el tiempo que se demora en formar un profesional médico. Entonces, estamos contra el tiempo, porque esos hospitales nuevos requieren de más personal”.

“La Universidad de La Serena tiene la oportunidad, y más que eso, la obligación histórica de ponerse a trabajar para desarrollar una carrera de medicina”, Marco Antonio Sulantay, Consejero Regional

Sulantay sostiene que la Universidad Católica del Norte en los últimos años ha atendido la necesidad de nuevos profesionales “pero es obvio que va a ser insuficiente y en ese sentido creo que la Universidad de La Serena tiene la oportunidad, y más que eso, la obligación histórica de ponerse a trabajar para desarrollar una carrera de medicina que se complemente en su facultad de ciencias con kinesiología, odontología, psicología, enfermería”.

Esto implicaría a su juicio “la posibilidad de tener profesionales formados acá, en nuestra zona, junto con la UCN y que se queden acá, que sean residentes, para poder atender lo que va a ser la demanda de aquí a la próxima década”.

El consejero adelanta que ya se ha efectuado algunas reuniones formales para analizar este tema, en las que participó como invitado “donde esta idea está en un anteproyecto, pero se está desarrollando. Está en esa etapa de sociabilización. Va a tener que ser presentado en su momento al Servicio de Salud, al gobierno regional, a la intendenta, donde creo que va a tener una buena acogida”, especifica.

 

La ULS se abre a la opción

Consultado respecto a este tema, el Rector de la Universidad de La Serena, Nibaldo Avilés, sostuvo que “dada la preocupación nacional por la falta de médicos, existen inquietudes, principalmente de la Facultad de Ciencias, de estudiar la posibilidad de crear la carrera de Medicina para la formación de médicos con sello de educación pública”.

Sostuvo además que la Universidad de La Serena, la autoridad superior y la Decana de la Facultad Ciencias “han manifestado extraoficialmente, el interés por considerar esta medida”. Sin embargo,  recalca que han sido enfáticos en señalar que “un proyecto de esta magnitud requiere de un importante apoyo gubernamental, que en términos globales significaría tener el aporte de un edificio y recursos económicos por, al menos, 8 mil millones de pesos”.

Esto, indica, basado en lo que habrían recibido en promedio las universidades estatales en otras regiones, tales como la Universidad de Tarapacá, la Universidad de Atacama, la Universidad de O’Higgins y, ahora último, el proyecto de la Universidad del Bío Bío “donde los Gobiernos Regionales han apoyado fuertemente dichas iniciativas”.

04 estudios preinversionales anunció la intendenta Lucía Pinto, para los hospitales de Combarbalá, Andacollo, Los Vilos y Vicuña.

Avilés recalca que hasta ahora a nivel oficial “no hay ninguna propuesta ni perfil de proyecto que se haya presentado por parte de la Facultad de Ciencias al Consejo Académico, cuerpo colegiado al que le corresponde, en primera instancia, pronunciarse”.

A lo que han apuntado las gestiones a la fecha, dice, es a “sensibilizar a las distintas autoridades regionales, a objeto de poder lograr los apoyos correspondientes y hacer viable esta iniciativa, porque para la ULS es imposible, con recursos propios, ejecutar este proyecto, dado nuestro fuerte compromiso con las carreras ya existentes”.

Pero no se cierra a la idea y enfatiza que “como Universidad de La Serena nos ponemos a disposición de la región para que, a través de nuestro conocimiento y experticia, sea posible desarrollar una Escuela de Medicina de corte social, con sello de educación pública”, puntualiza el rector. 3701iR

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X