Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
La máxima autoridad de la casa regional de estudios superiores asegura que los cuestionamientos de su oponente desconocen los logros institucionales y de la comunidad universitaria, tales como la acreditación y la elaboración de un estatuto propio.

Este miércoles 5 de septiembre, la Junta Directiva de la Universidad de La Serena comunicó su decisión de anular el resultado de la elección de rector, en la que Nibaldo Avilés Pizarro ganó por sólo tres votos a Marco Corgini Videla, director del Departamento de Matemáticas, lo que le garantizaba ejercer un cuarto período consecutivo al mando de la casa de estudios regional.

Lo anterior, tras varios cuestionamientos al proceso por parte de Corgini y también, a nivel interno en la Universidad, que llevaron al plantel a decidir retrotraer el proceso, revisar y confeccionar un nuevo padrón electoral.

Recordemos que en los días previos a las elecciones realizadas el pasado miércoles 29 de agosto, el rector de la casa de estudios había optado por un tono y una actitud conciliadora frente a su contendor. Sin embargo, tras los cuestionamientos que presentó Corgini al proceso eleccionario, Avilés pasó a la ofensiva.

Marco Corgini aseguró que junto a su equipo, detectó irregularidades en el proceso anterior y posterior y también en el momento de la votación, tales como que “a una persona se le habrían entregado más votos de los que correspondía y debería haber sido objetada”. Asimismo, Corgini había afirmado que no contó con el tiempo suficiente para revisar el padrón y realizar campaña. 

El rector aseguró que los reparos del candidato, que lo llevaron incluso a presentar un recurso de impugnación ante el Tribunal Electoral Regional (TER), carecen de fundamentos y que forma parte de un estilo de trabajo del director del departamento de Matemáticas, lo que no le sorprende.

- ¿Cómo toma los cuestionamientos a las elecciones?

“Hay que aclarar que el proceso eleccionario está aclarado por norma, por la Junta Directiva.  Se nombra una Junta Electoral, hay un proceso en que las facultades eligen, a través de un sorteo y todo está bastante definido. Una vez que se hace la elección, todo está en manos de la Junta Electoral (…) hay etapas donde se confecciona el padrón, en base a una lista, que contiene los nombres de las personas que reúnen los requisitos desde un punto de vista administrativo. Hay una etapa de revisión de esta lista y se hacen revisiones y se hacen reclamaciones”.

Una vez que quedó establecido el padrón definitivo, se envió a ambos candidatos y hasta antes de la elección, manifiesta el rector, no hubo reclamaciones ni de su parte ni por parte de Corgini.

- ¿Le sorprendió el resultado tan estrecho de la elección? Usted se impuso por sólo tres votos.

“Siempre, las elecciones tienen un nivel de incertidumbre.  Cada candidato tiene sus propias estadísticas. Ambos esperábamos resultados distintos, pero hay cosas que hay que destacar”. 

Entre estos aspectos que marcaron la elección, a juicio de Avilés, está el trabajo previo al proceso eleccionario desarrollado por Corgini para levantar su candidatura.

- ¿Le llama la atención que Corgini haya manifestado reparos al proceso luego de la votación y no antes?

“Después del resultado adverso que tiene, él señala que hay algunos errores en este padrón, pero hay un punto, que tal vez fue el más importante, para que en mi caso, yo también dijera que había que cuestionar el padrón, que era el caso de los profesores hora. Producto de la toma estudiantil, el semestre se extendió y los contratos originales de los profesores hora vencieron el 31 de julio. Para continuar con el segundo semestre, hubo que realizar una extensión a los contratos de los profesores. Esta es una atribución y tarea específica de los departamentos”.

Avilés señala que cada departamento debe hacer llegar las propuestas de contratos para sus docentes, firmadas por cada uno de los profesores, para que se haga el contrato definitivo. 

Sin embargo, según el rector, un importante número de profesores hora no tenía elaborado su contrato al momento de la elección y que el propio Marco Corgini, en su calidad de director del Departamento de Matemáticas, habría presentado luego de las elecciones, su propuesta de contratación de académicos.

“Él lo sabía. Recién esta semana, él envió los últimos contratos de los profesores hora (…) sabía, previo a la elección, que esos profesores hora no tenían contrato, porque él, como director de departamento, que le correspondía gestionar los contratos, no lo había hecho. Si él sabía que esas 30 o 40 personas que no tenían contrato, eran de su departamento, por qué no cuestionó previo a la elección”

CUESTIONAMIENTOS AL OPONENTE 

- Marco Corgini planteó que usted ha ejercido un liderazgo personalista, versus el que él propone, que busca incluir a los diversos estamentos…

“Yo no he escuchado eso.  En el debate no se escuchó, pero es cosa de ver los programas. La Universidad ha logrado ciertos avances y creo que los temas que hemos estudiado, desde hace dos o tres años, son los temas que la sociedad está pidiendo. Participación, estudios de género, inclusión y derechos humanos y mucha participación en los Consejos Académicos. Hemos incorporado la triestamentalidad, lo que no está permitido en los estatutos académicos, pero hemos invitado de forma permanente a los estamentos”.

- ¿Cómo reacciona frente a lo señalado por su contendor, quien aseguró que no tuvo el tiempo suficiente para hacer campaña?

“El candidato Corgini había empezado a trabajar hace más de un año en esto.  Él, incluso, había creado su propia asociación de académicos, para levantar su candidatura. Desde ese entonces, ha ido aprovechando temas contingentes de la universidad y los ha ido asociando a su candidatura. Venimos saliendo de una toma universitaria muy larga y que fue brillantemente aprovechada por el señor Corgini, pero creo que esa toma, hasta cierto punto, no me dio espacio de promocionar mi candidatura. Terminamos el paro y a dos semanas estábamos en la elección”.

REFUTA CRÍTICAS A LOS RESULTADOS

El rector responde a la crítica a su gestión por parte del director del Departamento de Matemáticas, quien planteó que “lo que no se hizo en doce años, no se va a lograr en cuatro”.

Avilés manifiesta que “no hay propuestas por parte de él (…) aquí se está construyendo una campaña en base a desconocer una realidad y resultados que están a la vista. Una universidad acreditada, con investigación, ad portas de hacer nuestro propio estatuto. Recién ahora tenemos una ley (de Universidades Estatales), que nos permite cambiar el estatuto y cuando él señala que el rector prometió el 2006 hacer el Estatuto, parece un desconocimiento total, porque la única posibilidad legal de hacerlo es ahora”.

DESPIDOS DE PENSIONADOS

Recientemente, la Corte de Apelaciones de La Serena ordenó a la universidad pagar indemnizaciones por un total de $1.500 millones a 24 académicos jubilados y pensionados, que fueron contratados para continuar realizando tareas académicas y que, sin embargo, fueron despedidos en 2017.

Corgini manifestó que este caso podría haberse resuelto de otra forma y que los montos comprometidos podrían haberse invertido, por ejemplo, en implementar las nuevas facultades.

Acerca de este caso, el rector declara que “esto no es un despido, es un tema que no está judicializado.  Es un tema delicado, hay personas y familias de por medio. Lo que hizo la universidad fue obedecer una instrucción escrita, por parte de la Contraloría General de la República, de hacer las acciones que la universidad tomó”.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X