Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Desde la institución reconocen que en la actualidad el proceso de captación de voluntarios ha sido más lento de lo habitual, debido a las restricciones propias de la crisis sanitaria.

La pandemia ha generado una serie de situaciones y problemáticas, como la falta de mano de obra en algunos rubros y una crisis económica que ha golpeado duramente a todo nivel.

Pero han existido algunas dificultades anexas que recién se empiezan a visibilizar, por ejemplo un déficit de postulaciones de voluntarios a las diversas compañías de Bomberos de la Región de Coquimbo. Si bien no es una situación generalizada, varias comunas de la zona han sentido esta baja de aspirantes en sus cuarteles.

Cabe destacar que en la región existen 3.200 voluntarios en los 15 cuerpos de Bomberos, divididos entre 68 compañías. Según los registros de la institución, antes de la pandemia ingresaban en promedio unos seis postulantes por cada una de estas unidades, pero tras la llegada del Covid-19, se redujo a la mitad.

Un ejemplo de esto es lo que se vive en el cuerpo de Bomberos de La Serena. Su comandante, Ricardo Bruna, afirma que tras la crisis sanitaria cerraron por precaución los procesos de nuevos ingresos.

“A medida que hemos avanzado de fases, hemos retomado la posibilidad de que lleguen nuevos integrantes a Bomberos y habilitamos nuestros procesos educativos. Esperamos ir retomando de a poco para contar con una nueva camada de bomberos a nivel regional”, señala el también presidente de Comandantes de la institución en la Región de Coquimbo.

Bruna detalla que en La Serena cuentan con 330 voluntarios, de los cuales 250 están operativos, y comenta que durante el periodo de instrucción normal ingresaban unos 5 o 6 e incluso más aspirantes a cada compañía, pero en el actual escenario, en algunos periodos incluso se llegó a cero. “Ahora que estamos en proceso de volver a retomar los ingresos, contamos con dos o tres postulantes, un poco lento, es decir, la mitad que antes, pero esperamos revertirlo”, agregó.

La autoridad bomberil aclara que antes del proceso de vacunación llegaron a tener compañías completas contagiadas con Covid-19, incluso algunas tuvieron que cerrarse para cortar la transmisión del virus, por eso tomaron medidas como el congelamiento de las postulaciones.

 

Escenario en otras comunas

Esta baja de interesados no solo se produce en la comuna de La Serena, en otros cuerpos de Bomberos como Andacollo e Illapel se repite la misma situación de falta de aspirantes.

El superintendente de Bomberos de Andacollo, Alexis Grin Araya, explica que en su comuna en el último tiempo ha estado recibiendo pocos voluntarios y en la actualidad cuentan con cerca de 60 voluntarios.

“Tenemos el tema de la pandemia, que muchos voluntarios no querían salir para no poner en riesgo a sus familias y también está el tema que muchos de nuestros bomberos trabajan fuera de la comuna, eso nos complica harto”, indicó.

Grin dice que pese a estas situaciones, afortunadamente nunca han faltado los voluntarios para asistir a una emergencia. “Hemos salido con cuatro o cinco voluntarios, que podemos salir como primera máquina para alguna situación”, sostiene.

El superintendente de Bomberos de Andacollo reitera que existe un déficit mayor en estos meses de pandemia, pero al igual que Ricardo Bruna lo atribuye a las restricciones que ellos mismos impusieron para evitar contagios.

“Ahora estamos retomando la normalidad de funcionamiento y esperamos que se sumen más interesados, nosotros mantenemos siempre abiertas nuestras postulaciones”, indicó Grin.

En la misma línea, el comandante del cuerpo de bomberos de Illapel, Fabián Fernández, señala que en las tres compañías que existen en la comuna se registran unos 80 voluntarios y que en los últimos meses los ha golpeado la baja de postulantes.

“El 2020 suspendimos las postulaciones, para no exponer tanto a voluntarios como aspirantes. Ahora que estamos con menos casos de contagios comenzamos a reclutar gente, han llegado postulantes, pero sí mucho más bajo que en años anteriores”, expuso.

Fernández añade que muchos procesos de la institución se suspendieron y al retomarlos, ha costado un poco que lleguen voluntarios a las tres compañías que tienen. La misma situación se viviría en otros cuerpos de Bomberos, como Los Vilos y Salamanca.

 

Coquimbo sin déficit

Un caso distinto es el que se vive en Coquimbo. Así lo indica su superintendente, Heriberto Martínez, quien señala que la comuna siempre tiene con interesados para sumarse a la institución.

“Contamos con 480 voluntarios, tanto hombres como mujeres, incluso tenemos una compañía de puras mujeres. Acá nunca hemos tenido problemas de nuevos ingresos, en la actualidad tenemos como 80 aspirantes para convertirse en bombero”, afirmó Martínez.

El superintendente señala que han recibido solicitudes para conformar dos nuevas compañías, situación que por un tema de recursos es compleja, sobre todo con el poco apoyo que reciben de algunas instituciones.

 

Campañas

 El presidente de Comandantes de Bomberos de la Región de Coquimbo, Ricardo Bruna, sostiene que antes de la pandemia las campañas iban enfocadas a los establecimientos de educación superior, pero como estas no han estado operando de forma presencial, estas iniciativas han cambiado. “Hoy estamos abocados a realizar campañas por las redes sociales para la captación de nuevos bomberos”, comenta Bruna.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X