Crédito fotografía: 
Cedidas
En la conurbación La Serena - Coquimbo hay 9 colegios que pasarán a ser privados a partir del 2018 y aquello ha molestado a padres y apoderados que quieren mantener a sus hijos en colegios privados, aún cuando deban pagar hasta el doble de mensualidad.

Al menos 450 padres y apoderados de colegios particulares subvencionados y privados marcharon la mañana de este sábado en contra de la Ley de Inclusión que forma parte de la Reforma Educacional que impulsa el gobierno de Michelle Bachelet.

El grupo que realizó un recorrido desde la Plaza Buenos Aires, pasando por Balmaceda y Cordovez, llegando hasta la Intendencia Regional de Coquimbo manifestó mediante gritos y pancartas su disconformidad con la Ley de Inclusión que además de prohibir la selección de alumnos durante los procesos de admisión, obliga a que desde el 2018 los sostenedores de los establecimientos no puedan lucrar mediante el retiro de utilidades, ni recibir copagos de parte de sus apoderados, pudiendo pasar a ser fundaciones sin fines de lucro o sociedades que no reciban subvenciones estatales.

En este contexto, apoderados como María Paz Aliaga, profesora de inglés y cordinadora del movimiento "Elqui Despierta", protestaron con el objetivo de solicitar al gobierno "aplazar la puesta en marcha de la reforma educacional que implica que los colegios de carácter particular subvencionado pasen a privados" en al menos tres años, a fin de permitir que los padres puedan encontrar alternativas para sobrellevar esta situación que reconocen les incomoda. 

Sobre la posibilidad de cambiarse al sistema que propone el Estado la coordinadora recalcó que "el sistema público no está preparado" y que sumado a la asignación aleatoria que algunos colegios públicos pretenden instalar, está muy preocupada por las condiciones de infraestructura con las que cuentan dichos recintos, porque "no se puede hacer clases como corresponde si por ejemplo a mi hija se le rompe la silla, porque tiene que empezar a esperar las licitaciones y tener que estar estudiando poco menos que de pie".

Además agregó que como padres "tenemos la libertad de decidir dónde queremos que estudien nuestros hijos" y que en su caso, al igual como el de muchos otros, se ha optado por instituciones que ofrecen una educación de buena calidad, con la infraestructura adecuada y "con el equipo multidisciplinario que se necesita para atender bien a los niños con necesidades educativas especiales", lo que a su juicio "cuesta plata", que no está asegurada en los actuales establecimientos municipales.

La marcha que concluyó pasado el mediodía no solo tuvo a padres y apoderados, ya que según cuenta la coordinadora de la agrupación realizaron una invitación a las autoridades de la región que quisieran sumarse a la iniciativa y que finalmente logró convocar a los concejales de La Serena Juan Carlos Thenoux, Jocelyn Lizana, Nicolás Araya de Monte Patria y el diputado por la Región de Coquimbo Sergio Gahona.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X