Crédito fotografía: 
Janina Guerrero
Juan Carlos Bravo conversó con diario El Día sobre el desarrollo e innovación empresarial en la región.

Por Laura Soto.

El pasado 11 de enero se llevó a cabo la quinta sesión del Club de Innovación de la Región Estrella dirigido por Juan Carlos Bravo, quien participó de una entrevista con diario El Día para explicar el objetivo del Club y dar algunos detalles de lo discutido en esta última sesión. 

Por otra parte, el día miércoles 17 de enero, el Congreso del Futuro versión 2018, encuentro de ciencia, tecnología, humanidades y sociedad más grande de Latinoamérica, realizará actividades en el hotel Enjoy de Coquimbo a partir de las 8.30 hasta las 18.00 horas, de las cuales el Club de la Innovación será partícipe.

- En primer lugar, ¿en qué consiste el Club, y cuál es el objetivo de su realización y de las sesiones que llevan a cabo mensualmente?

“El día de miércoles 17 de enero vamos a tener el Congreso del Futuro, que justamente trata sobre la generación de conocimientos, y es uno de los temas que nosotros tratamos en el Club de Innovación. Esto es cómo hoy día este conocimiento, que se desarrolla y se genera tanto en las universidades como en distintos centros de investigación, se puede llevar a algo más aplicado, que puede ser para mejorarle la calidad de vida a la gente, o para ver cómo esto influye en el día a día en los negocios y en la relación que existe entre las empresas y las personas. Nosotros en el Club lo que estamos abordando actualmente es cómo puede ser aplicado todo este conocimiento: cómo puede hoy llevarse a los negocios, cómo las empresas mejoran su competitividad a través de mejores prácticas, qué nuevas metodologías pueden implementar en sus empresas y que pueden dar un mejor servicio y un producto diferenciador con respecto a la competencia, y, en el fondo, cómo mantenerse a través del tiempo, que es justamente lo que buscamos”.

- ¿Como Club están más enfocados a las pequeñas empresas, o también a las grandes?

“Estamos enfocados en pequeñas, medianas y grandes empresas. No hemos estado trabajando con microempresas porque tienen otro foco y otras barreras que pasar todavía, por lo tanto éstas, las más pequeñas, si bien tienen algunas innovaciones, todavía les falta crecer para poder adoptar una cultura de lo que nosotros llamamos “de innovación”, porque en esto se trabaja en grupo, y normalmente las microempresas trabajan con una o dos personas, y formar equipos es complejo. Por el contrario, en las pequeñas y medianas (empresas), donde ya los equipos son más grandes, sí es posible desarrollar una cultura de innovación al interior de la empresa, y eso es lo que fomentamos nosotros”.

- ¿Y en sus sesiones qué tipo de temáticas desarrollan o cuáles son las innovaciones que ustedes proponen?

“Lo que estamos haciendo hoy día en las sesiones es transferir experiencia. Hay empresarios que ya han hecho algunos proyectos interesantes: han sacado algunos mercados, y han abierto algunos productos al mercado y servicios nuevos. En el fondo, lo que hacemos es que esas experiencias también se le transmitan a los otros empresarios, eso es por una parte.

Dentro de la sesión, también lo que hacemos es transferir con expertos metodologías para que puedan aprender a cómo encontrar problemas que puedan dar solución las empresas. Entonces, esas metodologías vienen justamente a poder identificar estas necesidades que muchas veces el consumidor ni los usuarios finales saben que las tienen, pero están ahí latentes (...)”.

- ¿A sus sesiones invitan tanto a expositores chilenos como extranjeros?      

“Principalmente chilenos. Hoy día estamos trabajando en alianza con el Club de Innovación de Santiago, que también nos brinda una red de profesionales que no tenemos en la región, y algunos speakers (expositores) que son de algunas consultoras de nivel internacional que están en Chile, y otros speakers que han tenido la experiencia y la práctica desarrollando esto mismo, pero en grandes empresas. Eso lo llevamos a pequeñas y medianas (empresas) acá en la región”.

- En la sesión del mes de diciembre hablaron sobre un “modelo de innovación abierta”, ¿en qué consiste ese modelo?

“La innovación abierta nació hace varios años, el año 2004 aproximadamente. Lo que nos dice la innovación abierta es que la empresa nunca va a tener todas las capacidades para desarrollar un producto o servicio. Siempre va a tener unas capacidades que están enfocadas en el core (núcleo) del negocio, por lo tanto esas capacidades que me gustaría tener, pero no las tengo hoy día, las puedo salir a buscar afuera. La innovación abierta es eso: salir a buscar afuera de la empresa soluciones que hoy día no las puedo lograr dentro de mi organización, y para eso yo hago una convocatoria en la cual invito a proveedores, clientes, usuarios, centros de investigación y universidades. Es decir, todo el entorno en el cual la empresa está inserta para que esos externos me propongan soluciones a un desafío que yo les planteo. Por un lado, yo planteo una problemática que quiero resolver, y el mercado me da distintas respuestas de las cuales yo puedo acceder a una de ellas, la que pueda dar mejor respuesta a mi problema, y puedo instalar un modelo de negocio en conjunto con, ya sea, una persona, un start-up (empresa emergente) o un proveedor, y podemos hacer un negocio de manera conjunta”.

- Con respecto a la sesión del pasado 11 de enero, ¿qué temáticas se discutieron y cuáles son los proyectos que ustedes proponen?

“Nos hemos dado cuenta que en la región no tenemos tantas capacidades, tanto de desarrollo como de investigación, o lo que hay está un poco alejado de las empresas. Entonces, en ese contexto, invitamos a un experto en innovación abierta que lleva 10 o 15 años implementando modelos de este tipo de innovación para que nos contara un par de modelos que pudieran ser aplicados con estas empresas. Nos contó sobre esos modelos, y además invitamos a una start-up regional que tiene un emprendimiento bien interesante que tiene que ver con la eficiencia energética. Estos chicos hicieron su emprendimiento buscando un modelo de negocio que pueda favorecer o entregar beneficios tanto al empresario como a la start-up. De esa sesión nació algo bien interesante: un par de empresarios se mostraron muy interesados en esta start-up, por lo que hoy día estamos diseñando un piloto en conjunto entre una empresa que necesita medir sus costos de energía con esta start-up, que tiene una plataforma de gestión de energía”.

- ¿En qué consiste esta start-up?

“Esta start-up tiene una plataforma en la cual se diseñó un dispositivo físico que te gestiona o te mide el consumo energético de cualquier equipo. Eso lo hace en línea, en forma remota, es decir, a través de un algoritmo que desarrollaron que está alojado en una nube. A través de una aplicación, que tú la puedes tener tanto en un computador como en un teléfono o smartphone, puedes controlar los equipos que tienes encendidos: es posible apagarlos a distancia o simplemente saber cuál es el consumo real de ese equipo (...)”.

- En relación al Congreso del Futuro 2018, ¿ustedes como Club de Innovación van a participar asociados a éste?

“El Congreso del Futuro nos invitó como parte de las iniciativas que hay en la región. Vamos a estar participando como Club e invitando a otras empresas a que se sumen a éste, y también para que se conecten con este mundo de la investigación y desarrollo, y con las start-up, para así mejorar la competitividad de las empresas regionales. Así que vamos a estar ahí durante toda la sesión (...), estaremos entregando algunos folletos, y contaremos las iniciativas que tenemos dentro del Club y las cosas que estamos desarrollando con los empresarios regionales”.

 

 

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X