Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Habitantes de diversas poblaciones afirman que, debido a la poca regularidad con la que pasa el camión recolector, muchas bolsas con residuos no son retiradas y algunas de ellas terminan rotas por acción de perros callejeros. Municipio afirma que trabajan para solucionar el problema.

Residentes de Coquimbo han insistido en sus reclamos porque el retiro de residuos domiciliarios no se ha normalizado en algunos sectores de la comuna, lo que les provoca una serie de incomodidades.

Si bien reconocen que no hay una ausencia total de los camiones recolectores, precisan que en la mayoría de los casos están pasando de manera intermitente, lo que provoca una serie de molestias y de basura esparcida en las calles, debido a que los perros rompen las bolsas y reparten por el suelo su contenido.

Habitantes de algunos sectores de Sindempart, y particularmente de San Juan, evidencian el problema que enfrentan al no pasar el camión recolector.

Es el caso de Olga Rojas, de calle Jesús Rivera, quien señala que “el problema no se ha mejorado porque al sacar la basura, a veces permanece ahí y los perros la rompen. Más encima acá se pone una feria y ahora que están mejorando los días empiezan a aparecer las moscas y no es muy agradable”.

Quien también muestra su preocupación es Adorfo Gutiérrez, aunque no es tan severo. “Es complicado que el camión no pase cuando corresponde, porque la gente saca la basura a la calle, pero si no pasa el camión no la vuelve a entrar a la casa. Yo sé que este problema no es del nuevo alcalde, que él lo heredó y que hace lo posible, pero igual nosotros tenemos el problema”, indica.

En tanto, Laura Andrade, de calle Las Maravillas, en Sindempart, comenta que el sábado debió pasar el camión por su sector, “pero no apareció, así que nos quedamos con la basura en el canasto. A veces pasan en los días en que no corresponde y nos quedamos con la basura en la casa, porque no la sacamos, es terrible esto”, dice, pero reconoce que por lo menos el camión está pasando una vez por semana, aunque el problema es que no saben qué día va a pasar.

En el municipio precisan que trabajan para normalizar la situación y que en lugares donde se sienten muy afectados pueden comunicarse para ir en solución de la problemática.

Paola Aguilera, directora del Departamento de Aseo y Ornato, sostiene que tienen un equipo que recepciona las solicitudes “que van directamente relacionadas con el aseo domiciliario. Este equipo trabaja con los GPS de la empresa (Demarco) y, además, hay un teléfono directo donde se van tomando las solicitudes, eso se deriva de inmediato a los supervisores”. Añade que la empresa Demarco, la que está prestando los servicios, tiene dos supervisores fijos desde la semana pasada, por lo tanto ha habido una mejora.

Precisa que también prestan servicio al sector rural y que incluso “se tuvo una reunión con los dirigentes, más el delegado municipal y se determinó incluso bajar algunos recorridos para poder beneficiar sectores que no estaban siendo alcanzados del retiro de la basura”, indicó Paola Aguilera.

Sobre los microbasurales, señala que no es un hecho reciente. “Éstos se vienen formando desde hace un año y medio, desde que tenemos los problemas de la pandemia y se han podido verificar 12 puntos que son fijos, donde se van despejando con regularidad, pero a veces supera la capacidad de reacción de la municipalidad”, sostuvo.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X