• Este camino interior que une a Tierras Blancas con Camino Las Parcelas, se ha tornado en un basural en todo su recorrido.
    Este camino interior que une a Tierras Blancas con Camino Las Parcelas, se ha tornado en un basural en todo su recorrido.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Se ha debido aumentar los camiones de retiro y se trabaja hasta con maquinaria pesada, pero jay momentos en que se han visto superados, reconocen en el municipio. En Coquimbo impacto es menor.

Un notable aumento de microbasurales es el que se ha producido en La Serena, coincidiendo con  la crisis sanitaria, según han apuntado en el municipio.

Incluso, son toneladas de basura las que se están retirando de distintos lugares, con camiones e incluso con la utilización de maquinaria pesada.

El  director de Servicios a la Comunidad de la municipalidad de La Serena, Jesús Parra, reconoció el aumento de puntos en donde se bota basura de manera irregular, donde se van convirtiendo en microbasurales.

Plantea en los meses de  marzo y mediados de abril retiraban desde los microbasurales alrededor de 170 toneladas de basura, pero “cuando empezamos a meternos ya de lleno tras eliminar microbasurales de la Piedra del Buitre, que es el camino antiguo que salía hacia el norte de Las Compañías, en la Quebrada de La Varilla, en El Olivar, en La Antena y en La Pampa, pasó que en el mes de mayo subimos a 360 toneladas y en el mes de junio llegamos a las 780 toneladas, ha sido impresionante a pesar que todos los días estamos eliminando”.

Jesús Parra señala que para realizar el trabajo cuentan con tres camiones tolva, tres retroexcavadoras y dos motoniveladoras y aun así por momentos se han visto superados.

“Nos vemos pillados, porque la gente ahora, en pandemia, se suponía que iba a consumir menos, pero están consumiendo más y se nos ha complicado y como nos ha solicitado el alcalde solucionar las peticiones que hay, estamos a full”.

De todas formas, señala que les ha afectado que tienen menos trabajadores, porque  a algunos los tienen en cuarentena, ya sea por  edad, por enfermedades críticas o por resguardo.

“En el mes de mayo subimos a 360 toneladas y en el mes de junio llegamos a las 780 toneladas, ha sido impresionante a pesar que todos los días estamos eliminando”. Jesús Parra, director de Servicios a la Comunidad de la municipalidad de La Serena.

Trabajo continúa

En el municipio serenense  indican que continúan trabajando porque el objetivo es eliminar los puntos en donde se bota basura de forma irregular y clandestina, aunque reconocen que la tarea ha sido titánica. Incluso dentro de la campaña de limpieza le piden a las personas que les avisen si tienen escombros o basura para retirarlos y que no los tiren en cualquier parte, pero aun así sucede. “O que lo dejen en una parte determinada  y nosotros hacemos un cuadrante y retiramos los cachureos con las tolvas, pero igual mucha gente bota donde quiere. Por ejemplo, en la entrada nueva de la Población 17 de Septiembre, ahí el viernes pasado  eliminamos un microbasural y al otro día lo llenaron de basura”, dice Jesús Parra, quien añade que el camión recolector de basura, además, pasa tres veces a la semana.

Problema en Coquimbo

En la comuna de Coquimbo reconocen la existencia de microbasurales, pero indican que ellos vienen con esta situación mucho antes de la pandemia y que producto de ésta no se ha notado un aumento notorio.

“Hay lugares donde la gente acopia basura y hemos tratado de responder con la mayor rapidez posible, ya sea a través de equipos municipales o con alguna de las empresas concesionarias” Patricio Reyes, administrador municipal de Coquimbo.

El administrador municipal, Patricio Reyes, indica que  “hay lugares donde la gente acopia basura y hemos tratado de responder con la mayor rapidez posible, ya sea a través de equipos municipales o con alguna de las empresas concesionarias que trabajan en la recolección de basura, pero a través del Programa Coquimbo Limpio pusimos unos números de whatsapp y en las redes sociales la gente hace las denuncias, pero a veces se produce que se retira la basura, se  elimina el microbasural y a los dos días después se vuelve a botar”, precisa Reyes, quien cree que también es un tema cultural el que hace que exista ese tipo de comportamiento en las personas. Pero asegura que se insiste  en la limpieza por orden del alcalde.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital