• El senador Jorge Pizarro evaluó en entrevista con El Día las acciones ejecutadas por el Gobierno Regional en su primer año de mandato en temas de importancia regional como el proyecto del túnel de Agua Negra. “Hay cierta pasividad”, indicó.
Crédito fotografía: 
Andrea Cantillanes
El senador señaló que le hacen un daño a ella, pero que por sobre todo dañan la gestión del Gobierno Regional y analizó el escenario tras el primer año del Ejecutivo, asegurando que espera una mayor “proactividad” que rescate los intereses locales

Eleazar Garviso - Diego Guerrero

En medio de la expectativa de importantes proyectos e iniciativas tanto a nivel regional como nacional, el senador Jorge Pizarro (DC) conversó con El Día sobre las inquietudes que le genera el trabajo de las autoridades locales y cómo éstas, a su juicio, no han logrado rescatar los intereses de la Región de Coquimbo.

El legislador también fue crítico en cuanto a la posibilidad de que la intendenta Lucía Pinto se presente como candidata a gobernadora regional.

-Se acaba de celebrar un año de gobierno. Usted hizo un planteamiento respecto a la paralización de proyectos emblemáticos ¿dónde centra esa inquietud?

“La gran preocupación que tenemos todos en la región es que efectivamente desde el nivel central nos hemos encontrado con que proyectos importantes para la región en el área de servicios, infraestructura reductiva y conectividad, que son los grandes sustentos de los proyectos de desarrollo a mediano plazo en la zona, se han visto frenados, o al menos diluidos”.

-¿Cuál es el que más le complica?

“El más emblemático de todos sin duda es el túnel de Agua Negra. Al principio la información que manejábamos era que Argentina tenía algunas dificultades, y era entendible, por un tema de financiamiento, pero eso se solucionó. Hoy el problema está en nuestro Ministerio de Obras Públicas, donde nadie entiende por qué se dice que hay que hacer nuevos estudios en materia geológica, evaluaciones medioambientales, cosas que ya se han hecho de manera muy seria y en los momentos en que correspondía, entonces que se empiece a retrasar este proyecto que ha costado mucho sacar adelante, es algo que a uno le llama la atención. Uno se pregunta si este retraso se debe a que puede haber interés en apurar otros proyectos”.

-¿Esa es su sensación o lo ha conversado directamente con el ministro de Obras Públicas o las autoridades centrales?

“Esa es mi sensación de lo que uno puede escuchar en distintos sectores, por una razón muy sencilla. Los grandes grupos de interés, que ven estos proyectos de infraestructura como oportunidad para la exportación e importación, desarrollar conectividad y las inversiones, siempre están más cercanos a Santiago, por lo que si desde la región no somos capaces de ejercer una presión legítima para acelerar este proyecto, yo creo que vamos a perder tiempo muy valioso”.

“Uno puede gastar la plata de mil maneras y decir ‘cumplí’, el punto está en si fui capaz de ejecutar todo lo que había comprometido”.

-¿Advierte pasividad a nivel parlamentario o derechamente en el Gobierno Regional con el CORE?

“Creo que es una cierta pasividad de todos los actores que debiéramos estar muy comprometidos con este proyecto. Siempre el Gobierno Regional o los intendentes son los que han hecho cabeza de esto y la intendenta ha tratado de hacerlo, pero con resultados que hasta el momento no se ven positivos. No estoy achacando responsabilidades a nadie, sólo estoy constatando un hecho objetivo y en esto por supuesto que la representación de los alcaldes, parlamentarios y el sector privado tiene mucho que decir, y me alegro de la reunión que se hizo hace unos días donde estuvimos con todos los actores que han participado hace años en esto y el compromiso fue reactivar esta presión legítima que la región tiene que hacer por un proyecto de integración que es importante”.

-¿Siente que la intendenta no ha sido capaz de imponer esos proyectos en el nivel central?

“Este gobierno por naturaleza es más centralista que otros, siempre ha habido en las finanzas o en el presupuesto, por ejemplo, un manejo muy centralizado. Tiene una lógica porque es lo que permite tener finanzas ordenadas y no caer en un nivel de gasto público que signifique endeudamiento más allá de lo presupuestado, pero a lo que voy es que ahora se ha notado, porque el gobierno así lo ha planteado, que un objetivo a conseguir es disminuir el gasto público, entonces cuando se empiezan a tomar las decisiones respecto a qué se prioriza o no desde la Dirección de Presupuesto, las regiones quedamos a un lado y ahí es donde manifiesto mi preocupación, porque desde la región tenemos que ser mucho más proactivos en este tipo de materias”.

En la entrevista a la intendenta el domingo pasado, pareciera que en la región está todo bien. Ella respondió a las críticas a la ejecución presupuestaria…

“El tema de la ejecución del presupuesto fue evidente. Uno puede gastar la plata de mil maneras y decir ‘cumplí’, el punto está en si fui capaz de ejecutar todo lo que había comprometido en los proyectos que son prioritarios. Aquí todos sabemos que se tuvo que devolver plata desde aquí para la Subsecretaría de Desarrollo Regional, para que a su vez se la pasara a los municipios, para que la gastaran más rápido, si esa es ejecución, y con eso están contentos, a mí me parece que es un error, porque lo que uno ve es que tuvo problemas de gestión”.

-¿Cuánto se puede avanzar si ya se está pensando en si la intendenta va a renunciar en noviembre para ser candidata a gobernadora?

“Yo creo que es un error tremendo de la UDI proclamar a la intendenta Pinto como candidata, porque le hacen un daño a ella, pero por sobre todo le hacen un daño a la gestión del Gobierno Regional, porque la percepción o las decisiones son distintas cuando alguien ya tiene claramente establecido que va a ser candidata, inmediatamente va a ser vista de otra manera, no sólo por la oposición, por todos”.

-¿Y usted ya la ve como candidata cuando recorre las comunas de la región?

“No, no podría decir eso, yo la veo como una persona que trata de ser muy empática, que tiene un mensaje sencillo, que a mí me hace sentido, porque trata de transmitir un par de ideas fuerza que se supone que son el sello de su gestión, pero evidentemente a uno le gustaría más liderazgo todavía y cuando digo ‘a uno’ estoy pensando en la región y en el rol que le corresponde al intendente o al futuro gobernador regional”.

-Cuando se reúnen por el tema de Agua Negra, después con la ex Nueva Mayoría ¿Ese fue ya el despliegue definitivo para tratar de aunar una propuesta para la región?

“Yo creo que es un buen inicio, de reencontrarse entre quienes tenemos una mirada común respecto de lo que debe ser el desarrollo de la región y también del país. Es un inicio que espero que se vaya consolidando”

-Pero ¿es tardío o está a tiempo?

“Más vale tarde que nunca, dice el refrán. Aunque es tardío me parece imprescindible si es que el día de mañana queremos tener una propuesta que pueda interpretar a la región en su conjunto y que pueda reordenar las que pudieran ser las posibles candidaturas a alcaldes, concejales, consejeros regionales y sobre todo gobernador regional. Si lo hacemos unidos tenemos evidentemente más posibilidades, si seguimos divididos nos va a pasar lo que pasó en la votación de la Cámara de Diputados, que en la primera vuelta ganó la derecha, por la indecisión nuestra, la diferencia aquí es que nos van a ganar de una. La unidad hay que construirla antes”.

-¿Fue una señal un poco negativa para su sector que haya ganado la UDI cuando se tenía claro que ustedes tenían los votos para poder sacar el presidente?

“El espectáculo que dimos en la Cámara desde diciembre hasta ahora ha sido muy negativo, y digo espectáculo porque cuando se empiezan a cuestionar los acuerdos que se adoptan libremente y se empieza a cuestionar porque uno dijo una cosa y otro dijo otra, entramos en una etapa de desorden y desconfianza que genera divisiones que cuesta mucho unificar y ese fue el espectáculo de todos los últimos tres meses y que se expresó en la elección del presidente en la cámara, yo me alegro de que se haya corregido eso”.

 

Control preventivo a menores: “No hay que hacer populismo”

Sobre la idea de establecer el control preventivo de identidad incluso para menores de 14 años, el senador señaló que “el Gobierno buscó un tema simpático frente a la opinión pública, que le permita desviar el debate de los temas de fondo, como la reforma provisional, o revertir la mala imagen que se ha ido generando por el mal manejo de la política exterior, o por la situación compleja en desempleo o porque los tiempos mejores en materia económica no se han visto. Es lo típico, yo no critico que un gobierno haga eso, porque todos los gobiernos lo han hecho, lo que digo es que en este tema creo que no hay que hacer populismo”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X