• Constanza Rodríguez, consultora temática en migración, medio ambiente y cambio climático, junto a Víctor Flores, encargado de la oficina de la OIM con sede en Antofagasta
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El especialista reafirma que el objetivo de establecerse en regiones es poder abordar, trabajar, analizar y acompañar las acciones operativas concretas en materia migratoria.

A propósito de la aprobación por parte de la Cámara de Diputados del proyecto para modernizar la política migratoria en el país, -y que ahora se discutirá en el Senado-, las organizaciones vinculadas a monitorear la movilidad de personas se encuentran a la expectativa de lo que ocurrirá cuando esta normativa sea aprobada, pero al mismo tiempo trabajan en propuestas para abordar el desafío que supone integrar a cerca del millón de personas provenientes de diferentes países y que escogieron Chile como su hogar.

Una labor que necesariamente pasa por implementar políticas desde las localidades, que además se complementen con el proyecto nacional en esta materia.

Así lo planteó Víctor Flores, encargado de la oficina de Organización Internacional para las Migraciones ubicada en Antofagasta, que también se encarga de las acciones planificadas para la zona norte, durante una visita a la región en la que sostuvo reuniones con actores locales a fin de promover un proyecto que permita evaluar la situación respecto a los migrantes por causa del cambio climático.  

Desde la sede de El Día, el especialista se explayó sobre la temática migratoria  a nivel nacional y los esfuerzos por descentralizar las estrategias que se aplican.

“Durante estos últimos 10 años, Chile se ha transformado en un país de atracción para los migrantes, particularmente latinoamericanos. Eso está acreditado en los datos del Censo 2017, que nos muestra que de los más de 746.000 migrantes internacionales que hay en el país, el 66,7% de ellos declaró llegar al país a partir del año 2010”, dijo.

También comentó que un patrón permanente en la mayoría de países es el de recibir personas de naciones fronterizas, pero esta tendencia se ha ido modificando en Chile y actualmente comunidades migrantes de Colombia, Venezuela, República Dominicana, Haití, Cuba, han crecido  rápidamente.

Flores afirmó que la migración se puede convertir en una buena noticia tomando en cuenta que en el país la población está envejeciendo rápidamente, la tasa de natalidad está por debajo de lo establecido para mantener el incremento poblacional y la mayoría de migrantes que llegan son personas en edad activa, por lo que están en búsqueda de mejores expectativas de vida  y de trabajo.

“En ese sentido lo que busca hacer la OIM es contribuir a una buena y adecuada gestión de la migración y eso implica desarrollar políticas públicas, fortalecer capacidades en un país que no era atracción de migrantes pero hoy día lo es y eso implica que los actores públicos y de la sociedad civil se formen, capaciten para incorporar esta nueva variable a la realidad nacional”, agregó.

Descentralizar es la clave

La percepción es que todo está muy centralizado en Santiago ¿Qué proyectos tienen para las regiones?

“La OIM es una agencia más del sistema de Naciones Unidas, en Chile hay más de 17 diferentes, pero es importante relevar que somos la primera que se descentraliza. El año pasado se abrieron dos oficinas en regiones; una en Antofagasta, que además tiene una responsabilidad en la macrozona norte y otra oficina en Talcahuano, que a su vez aborda la situación de la macrozona sur.

“Durante estos últimos 10 años, Chile se ha transformado en un país de atracción para los migrantes, particularmente latinoamericanos", Víctor Flores, representante de la OIM

El objetivo de establecerse en los territorios locales es poder abordar, trabajar, analizar y acompañar las acciones operativas concretas en materia migratoria, tanto la interna como la internacional.  En ese sentido, nosotros estamos ejecutando medidas no solo desde el ámbito de proponer o desarrollar estudios como ocurrió aquí incorporando a Monte Patria, sino adelantando un plan regional junto con otros países latinoamericanos para fortalecer la capacidad de respuesta ante el creciente flujo de migrantes, especialmente los venezolanos”.

Esto implica levantar información, conocer y caracterizar la situación de los migrantes, hemos aplicado encuestas, y entregado donaciones de ayuda humanitaria a los municipios. También damos apoyo para fortalecer albergues que ya existen o habilitar nuevos.

Este trabajo también incluye generar mecanismos de integración socioeconómica, por lo que hemos realizado actividades para certificar laboralmente a personas migrantes, para que en caso de tener conocimientos técnicos pero no pueden reconocer su título, puedan certificar sus habilidades a través de Chile Valora, lo que contribuye a mejorar sus condiciones de empleabilidad. Lo que ocurre habitualmente con ellos es que un primer período están subutilizados, trabajando en sectores que no corresponden a sus capacidades, por lo tanto es capital humano que Chile está perdiendo”.

Tomar en cuenta las realidades de cada región

¿En qué están trabajando ahora como organización?

“Nos reunirnos con autoridades regionales, como el jefe de planificación del Gobierno regional o consejeros, porque consideramos importante y creemos que podemos contribuir a este desarrollo de políticas desde lo local para abordar los procesos migratorios

La migración que está viviendo la región de Coquimbo no es la misma de Antofagasta o de Arica y Paranicota donde la gente incluso va a trabajar por el día solamente y luego cruzan la frontera. Todo esto se hace de acuerdo con las propias realidades locales y regionales, lo que amerita desarrollar políticas públicas específicas, sin dejar de tener como marco de referencia las políticas nacionales, porque así está estructurado el país.

Sí es posible desarrollar iniciativas que desde lo local que permitan abordar este proceso para transformarlo, no es una cuestión de beneficencia, sino en una oportunidad para contribuir al desarrollo de la región, principalmente pensando en una migración laboral, pero para eso hay importantes desafíos”. 6101i

POSICIÓN DEL GOBIERNO SOBRE LA MIGRACIÓN

¿Cuál es la lectura que hace la OIM con respecto a las políticas del Gobierno en el ámbito migratorio?

“Nosotros  valoramos el esfuerzo que está haciendo Chile a través de sus distintos actores, tanto del Gobierno como las distintas fuerzas políticas representadas en el Congreso. Justo se discutió en la Cámara de Diputados el primer trámite de la aprobación del proyecto de ley de migración poder establecer un marco regulatorio que esté ajustado a los estándares internacionales. También fue valorado el proceso de regularización al cual nosotros contribuimos, porque permite que los migrantes tengan sus papeles al día y evita que sean víctimas de personas inescrupulosas que se aprovechan de esa situación de precariedad.

Hace poco las Naciones Unidas presentó este pacto de migración al que Chile no se adhirió...

 

"El esfuerzo del pacto mundial es una iniciativa inédita. Es primera vez que los países buscan ponerse de acuerdo en un marco de cooperación, que respetando la soberanía de los Estados y sus propias facultades, establece objetivos para poder abordar las distintas dimensiones que tiene la migración.Nosotros somos respetuosos desde las decisiones que toman los Estados (...) La determinación del Gobierno de Chile fue abstenerse, pero eso implica que es posible que pueda adherirse posteriormente y entendemos que es una decisión que tienen que tomar los actores políticos pertinentes. Nosotros vamos a seguir trabajando con los distintos gobiernos, estén o no incorporados en el pacto".

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X