• Ayer personal de la Universidad Católica del Norte y de la Seremi de Salud recorrieron la zona y tomaron nuevas muestras para hacer análisis microbacterianos y de hidrocarburo.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Una de las pruebas estaría lista dentro de 48 horas, mientras que la otra en diez días, aproximadamente.

Las reacciones por el derrame de material oleoso en la comuna de Coquimbo continúan, ayer personal de la Universidad Católica del Norte y de la Seremi de Salud navegaron por la bahía de La Herradura con el fin de tomar nuevas muestras del agua.

Si bien la Gobernación Marítima sacó, el día del evento, trazas para analizarlas, los profesionales se acercaron a la zona y tomaron cuatro pruebas microbacterianas y seis de hidrocarburo, más dos cercanas a la UCN.

Los profesionales fueron acompañados por el alcalde de ciudad puerto, Marcelo Pereira y Pascual Aguilera, presidente de la Federación de Trabajadores del Mar (FETRAMAR), quienes evidenciaron su preocupación y la intención de proteger el ecosistema.

“Esto no solo es importante también es necesario y es el camino que debemos mirar hacia el futuro de cómo tenemos que cuidar nuestras bahías”, indicó el dirigente.

Aguilera agregó que la bahía convive con una serie de “focos contaminantes” y que no aceptarán que se convierta en una zona de sacrificio, además llamó a la comunidad a no normalizar estos eventos “por muy pequeños que sean”.

“Aunque nos digan que las manchas son pequeñas y que se diluyen o se evaporan sabemos que el principal afectado es el fondo marino”, concluyó Aguilera.

Por su parte, el alcalde Pereira fue enfático al decir que si bien hay desconfianza respecto a las muestra tomada por la Gobernación Marítima “lo que queremos saber es el radio o la gradiente que ha repercutido esta situación”.

“Esto también es una invitación a todas las empresas que están haciendo uso de la bahía, ya sea porque tienen su negocio o su fuente de trabajo. Vamos a hacer intransigente en cuanto a la contaminación, queremos que se tomen las medidas más duras respecto a esta situación”, precisó Pereira.

El alcalde de Coquimbo dijo que trabajarán para dar seguridad a la comunidad en general y que por eso coordinarán una reunión con las empresas que operan en la bahía. Además harán un seguimiento del estado de aguas en la bahía a través de un convenio que esperan concretar con la Universidad Católica del Norte.

En espera de resultados

Desde la Seremi de Salud indicaron que la Gobernación Marítima está encabezando la investigación –con las muestras tomadas el viernes 6 de septiembre- y que se están realizando monitorios constantes en la bahía.

“Se tomaron muestras específicamente de la mancha que había aparecido y la Armada envió estas muestras para saber el origen de estas las que se demorarían 10 días”, indicó el seremi Alejandro García.

Respecto a la inspección realizada ayer, la autoridad sanitaria explicó que “el trabajo que se realizó en la zona donde estaba esta posible contaminación nos entregará ciertas características, como presencia de bacterias o coliformes fecales, que puedan haber en el agua, pH del agua, además de la concentración de metales que pueda existir en la zona”.

El resultado de las muestras bacteriológico y físico químico estarían listas aproximadamente dentro de las próximas 48 horas y en la caso de los hidrocarburos en dos días.

Múltiples usos de la bahía

La bahía de La Herradura tiene una serie de usos que deben convivir a diario, pescadores artesanales, empresas que operan en el puerto de Guayacán, realización de deportes acuáticos y náuticos, un sector  dinámico y activo, así lo expresó la oceanógrafa Práxedes Muñoz, que señaló además que esta convivencia de actividades puede generar otros tipos de contaminación, “necesitamos un protocolo mucho más efectivo”.

“A veces actuamos muy rápido en derrames que son de gran magnitud, pero estamos al debe cuando son eventos cotidianos, en casos pequeños y es aquí donde se debe demostrar responsabilidad por parte de las empresas”, precisó la experta en océanos.

La especialista de la UCN dijo además, que se desconoce mucho acerca de los procesos oceanográficos generales, conocer la tasa de cambio de agua, la circulación superficial y de  fondo.

“Hay varias cosas que no le hemos dedicado atención por muchas razones, porque tiene un costo. Si bien cada empresa cumple con las normativas vigentes, podría ser que no estamos cumpliendo con lo esencial que tiene la ley, saber qué cosa y no puede hacer una empresa. Hay que hacer un estudio para determinar si la bahía requiere una normativa extra, quizás podríamos estar sobrepasando los niveles de alguna medida”, concluyó Muñoz.

Querella contra quienes resulten responsables

Ayer el asesor medioambiental del diputado Daniel Núñez (PC) , Edgardo Fuentes y el concejal de Coquimbo Fernando Viveros (PC) interpusieron una querella en la Fiscalía de La Serena contra quienes resulten responsables por el derrame registrado en la ciudad puerto.

Fuentes dijo que la acción judicial se hizo por delito medioambiental,  “queremos hacer un llamado a las autoridades, no puede ser que no sepamos qué tipo de residuo es ni tampoco su origen. Han pasado varios días y se desconoce mucha información, nosotros no queremos convertirnos en una zona de sacrificio”.

En tanto  el concejal comentó que “hoy la actividad comercial y minera que existe en la bahía actúa de manera irresponsable, desecha materiales y hay muchas acciones contaminantes”.

Además, Viveros llamó a las autoridades a tener cuidado con los comentarios que se emiten, ya que “no se puede culpar a los pescadores artesanales de este evento sin tener los resultados”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X