• Carolina Plaza, directora nacional (s) de Sernameg, dijo que la violencia era uno de los principales problemas que enfrentaba la mujer y llamó a denunciar estos actos.
    Carolina Plaza, directora nacional (s) de Sernameg, dijo que la violencia era uno de los principales problemas que enfrentaba la mujer y llamó a denunciar estos actos.
Crédito fotografía: 
El Día
Además mencionó que la agresión es uno de los principales problemas que enfrenta, pero que el gobierno tenía tolerancia cero frente a este tipo de hechos.

Carolina Plaza Guzmán, directora nacional (s) del Servi9cio Nacional de la Mujer y Equidad de Género, Sernameg, quien se encuentra haciendo un recorrido por todas las regiones del país, viendo cómo están funcionando sus dispositivos, viendo cómo se llevan a cabo los programas, especialmente el que apunta a las mujeres violentadas

Un 23% de las mujeres en el último año postularon a carreras relacionadas con la ciencia lo que es poco.

“Exactamente, si uno lo lleva a los últimos 20 años ha crecido muy poquito el interés de las mujeres, solo dos o tres puntos y dentro de la agenda mujer está estimular a que las mujeres nos acerquemos a temáticas que no siempre han sido opciones profesionales  o técnicas de la mujer y la ciencia es una de ellas”.

¿Por qué cree que ocurre esta falta de intención de estudiar este tipo de carreras?

“Las  mujeres nos orientamos generalmente por lo conocido y la ciencia para nosotros siempre ha sido un poquito desconocida. En mi época era raro que se planteara para nosotras una oportunidad de descubrir la ciencia. Además de estudiarla en el colegio no había una oportunidad una opción de vida profesional. Y tal como hoy la minería se ha abierto a las mujeres, la pesca, todas las  artes y carreras no tradicionales, hemos querido incentivar todas estas carreras u oficio hacia nosotras las mujeres para generar una equidad social que tenga una relevancia mayor”.

Tolerancia cero

La violencia es uno de los principales problemas que enfrenta la mujer, ¿cómo trabajan ustedes este tema?

“Claramente el compromiso de tolerancia cero en la mujer es  el tercer lugar en la agenda mujer que nos invita no solo como servicio a generar el empoderamiento económico, la libertad física y los lineamientos de empoderamiento de mejor manera, sino que además es una invitación a las instituciones públicas a generar un cambio cultural mucho más profundo respecto a lo que estaba oculto en nuestra sociedad en esta relación violenta entre los seres humanos, entre hombres y mujeres. Esta relación de pareja, donde el hombre muchas veces cree que es propietario de su pareja y que es capaz de hacer y decir lo que quiere, darse cuenta que esa no es la manera de amar. No es parte de nuestros derechos ni deberes, sino que por dignidad humana debemos respetarnos como corresponde y, por sobre todo, nuestras instituciones estar a la altura. Por eso que hoy con nuestra directora regional estamos viendo cómo la mesa regional está funcionando con Carabineros, Fiscalía, los tribunales, salud; o será, cómo no depender del voluntarismo, sino entender que esta es una misión institucional del Estado de Chile más allá del rol que nos toque hacer y estar”.

Pero aquello va de la mano con la autonomía de la mujer que también ha sido difícil.

“Ha sido difícil que nuestras mujeres encuentren la autonomía económica desde la manera, dependiente o independiente, porque puede ser que algunas deseen, a través de ser jefas de hogar por ejemplo, hacer una incursión con un negocio en su casa  o usar ciertos tiempos libres que le quedan; como algunas han querido generar estudios no tradicionales y nosotros las apoyamos para que puedan generar esa autonomía necesaria y en la región hemos apoyado a 1.260 mujeres este año, así que hoy día quien lo esté pensando la invito a que vaya a la dirección regional a buscar nuevas áreas de estudio y apoyo de nuestras profesionales”.

¿Cómo actúan frente a la violencia, porque generalmente se sabe que actúan con querellas?

“Hay dos tipos de violencia, la violencia extrema, cuando se entrega todo el apoyo legal a la víctima, pero además se activa la red de apoyo para ver si es que desea integrar la reparación o el apoyo, dependiendo de los centros que tenemos o incluso nuestro centro de la mujer con la triada profesional que le da toda la contención necesaria para retomar su vida mientras el juicio v a la par. A su vez, le entregamos otras medidas de contención con otras temáticas, que puede ser el mismo empoderamiento o, como nos ha pasado en algunos casos, de mujeres que necesitan postular a un subsidio espacial”.

¿Lo anterior involucra las casas de acogida, no?

“Exactamente, no solamente con los centros de la mujer, sino que cuando hay violencia extrema les ofrecemos poder ir a la casa de acogida de la región o de otra zona para irse con sus hijos y les damos toda la protección y autonomía durante seis meses, donde están de manera segura para que puedan reiniciar su vida. Ahora, esta es una de las regiones en nuestro país que menos índice de violencia contra la mujer tiene, lo que debe enorgullecer a la región por un lado y, por otro, es un tremendo desafío a que este cambio cultural sea sin violencia. Estamos acostumbrados muchas veces a cambiar nuestra conducta cuando es en negativo, pero que bonito también es cambiar las conductas en positivo. Son una región que ha sido capaz de entender el cambio cultural, ha sido capaz de empoderar a sus mujeres, a respetarlas. Pero también, por otro lado, a esas mujeres que todavía están viviendo violencia, les invito a pedir ayuda a través de nuestro teléfono 1455 que atiende los siete días de la semana a cualquier hora”.

Cambios de forma y no de fondo

Algunas críticas a su cartera es que los cambios han sido de forma y no de fondo. Cuál es la diferencia entre SERNAMEG Y SERTNAM?

“No he escuchado esas críticas, pero la decisión del gobierno con el acuerdo de la Agenda Mujer son más de 20 compromisos sumamente profundos para igualar la cancha”.

Lo que se ha señalado es que se le cambió en nombre al ministerio, nada más.

“Eso es lo que sucedió hace dos años, cuando la Presidenta Michelle Bachelet le cambió el nombre y no hubo ninguna acción más. Eso en su momento ocurrió así, pero yo hoy día puedo responder  del trabajo que ha hecho el servicio en el último año y medio  y la verdad es que hemos hecho un cambio mucho más profundo. Por ejemplo, el programa de sexualidad y maternidad dio un giro bastante importante sin tener ninguna división o discriminación sexual, recibimos a todas las personas con cualquier mirada de género, a nosotros lo que nos interesa es fortalecer la equidad  en todo su espectro. Como también, por ejemplo, hemos estado capacitando las diferentes OIRS en regiones para tener una atención de equidad de género. O también, estamos postulando para el próximo año para ver la posibilidad  de tener una casa de acogida con una mirada de género mucho más  abierta. Estamos generando un acuerdo con Sercotec, para que a lo largo de los 51 centros de todo Chile generemos un apoyo de emprendimiento a nuestras mujeres con equidad y mucha mayor profundidad. También tenemos toda el área de Mujer Emprende, donde vamos a aumentarles la comercialización. El gobierno con la Agenda Mujer se ha comprometido a concretar este cambio cultural en Chile, por eso la normativa de acoso en el pololeo o en la calle, que nos invitan a tener una mirada distinta”.

En la política

¿Cómo ven lo que se ha avanzado en política?

“Este año dimos un giro a la participación política de las mujeres, hasta el año pasado estaba enfocada a dirigentas sociales. Ahora dimos un enfoque donde estamos invitando a los partidos políticos a que participen de nuestras escuelas de liderazgo para las candidatas a las municipales del próximo año. Nos interesa que haya mucho más participación de las mujeres, pero no solamente como número, sino que también de calidad y para eso hemos preparado una escuela mucho más profunda, con información de la ley sobre las campañas, el Servel y cómo funcionan las instituciones para que la calidad de las candidaturas sea más informada, más allá del partido político que sea”.

¿Cómo funciona el Programa Mujeres Jefas de Hogar?

“En la región tiene sus orientaciones técnicas donde buscamos apoyo en los municipios y el ejecutor busca un número dependiendo de la comuna, donde se les invita y se les hace un seguimiento paras generar una actividad independiente o dependiente con un oficio. Algunas parten en la independencia, o sea, buscan un negocio en su hogar. Consiste en que nuestras mujeres necesitan un empujoncito para entender la idea de negocio y se pueda llevar a la práctica. Desde la postulación de los fondos y les hacemos el segui8miento y acompañamiento del proceso completo del negocio para que entiendan cómo se comercializa, cómo puedo generar el uso de las redes sociales, cuándo debo hacer una iniciación de actividades o cómo me puedo asociar”. 1601i

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X