Crédito fotografía: 
El Día
El coronel enfatiza en que la crisis social debe resolverse desde la esfera política, y que Carabineros “sólo es la cara visible”. Precisa que, de acuerdo a los antecedentes, quienes están cometiendo los actos de vandalismo, son los mismos que en contextos normales protagonizan delitos comunes.

En el contexto del estallido social, Carabineros ha sido la institución más cuestionada. De hecho, existen informes internacionales que señalan que han violado los derechos humanos. Sin embargo, su mirada es diferente. En entrevista con Diario El Día, el jefe de Operaciones de la IV Zona, Eugenio Molt, remarca que están haciendo lo mejor posible para restablecer el orden público con las herramientas disponibles, y si bien asegura que no están sobrepasados, sí admite que es complejo trabajar cuando tienen eventos al mismo tiempo y la misma cantidad de efectivos. “No hay ninguna policía en el mundo que esté preparada para esto”, indicó.

-¿Efectivamente las manifestaciones se están tornando cada vez más violentas?

“Así es. Lo que podemos desglosar es que en el grupo de personas que se manifiestan hay gente que lo hace pacíficamente, pero eso no significa que sea una marcha pacífica, porque todas terminan con desmanes, porque en esa misma marcha van grupos, con su cara cubierta, que lo que hacen es ir a hacer daño, y en ocasiones esto se torna grave”.

-Respecto a los lesionados, ustedes han tomado conocimiento. ¿Cómo manejan este tema a nivel interno?

“Nosotros investigamos en todos los casos. Hemos dado la instrucción de 46 sumarios administrativos, 38 investigaciones. Esto engloba tanto a los civiles lesionados como a los carabineros lesionados, puesto que cuando tenemos un funcionario herido también tenemos que determinar la circunstancia en la que se lesionó ya que hay que ver si tiene el derecho a los beneficios médicos a costa de la institución. Ahora, si se realiza un sumario o una investigación tiene que ver con el carácter de las lesiones y el contexto y las consideraciones en los que la persona resultó herida”.

-¿Han detenido a personas con armas de fuego durante las marchas?

“Efectivamente, por lo que podemos inferir que en las manifestaciones hay personas que van armadas, lo que es un peligro”.

-¿Qué opinión le merece la denominada Ley Antiencapuchados que se tramita en el Congreso?

“La apreciación que tenemos en Carabineros en bien clara. Nosotros trabajamos aplicando el derecho, con las leyes que hay hoy día. Si se introducen cambios al código penal para establecer nuevas figuras como esta, las vamos a aplicar, pero no nos referimos a leyes que no están vigentes”.

-Mucho se ha dicho que como institución están colapsados, sobre todo luego de la filtración de un audio donde un funcionario en Santiago ordena a los carabineros que se retiren de un evento por lo mismo. ¿Qué tan cierto es aquello?

“La verdad es que yo no entiendo mucho el por qué la prensa ha considerado importante utilizar este concepto de que los carabineros están absolutamente superados, o que los medios no les alcanzan. Debemos entender que este es un hecho de connotación nacional que nadie tiene conciencia estando en Carabineros que haya ocurrido en alguna oportunidad. Entonces hay que entender que cuando ocurren 10 ó 20 hechos en los mismos horarios, en las misma comunas, la capacidad de operar baja”.

-¿Eso fue lo que pasó en el evento del Costa Real? Porque llamó la atención que no estuvieran…

“Ese es un ejemplo. Cuando pasó esto, habían una serie de elementos que puso la misma gente que estaba protestando para impedir el acceso a Carabineros, y no se pudo acceder”.

-¿No fue que se replegaran?

“Si claro, nos cortaron el tránsito y no solamente eso, además estábamos operando al mismo tiempo en Sodimac, que había sido saqueado anteriormente, y en la Ruta 5 que estaba obstruida y por tanto los medios tú los tienes que desplazar a otro lugar porque lo que hacen estas marchas es que parten unidas y después se disgregan en grupos, absolutamente de forma concertada para generar este caos en la sociedad. Obviamente que hay una deficiencia de Carabineros para poder llegar a estos lugares con los mismos recursos de siempre, deficiencia operativa. Te queman un lugar, al mismo tiempo te están quemando otro, entonces es de toda lógica que no puedas llegar a todos lados”.

-Pero lo que usted dice reafirma que hay un “sobrepaso” evidente…

“Claro, pero por qué ocurre, porque no hay ninguna policía en el mundo que tenga 40, 50 ó 100 carabineros para poder sobrellevar 40 eventos que te están ocurriendo en un momento y de carácter grave”.

-¿Ha existido aquí la instrucción de no usar más balines, de la Corte o del alto mando?

“Sí, claro, a través de un mensaje del General director, se instruyó que no se utilice la escopeta antimotines a propósito de las supuestas lesiones que nos atribuyen”.

-¿Les complica no contar con ese elemento?

“Por supuesto. Porque además tú entiendes que ninguna institución está capacitada para sobrellevar acciones violentas extremas con medios insuficientes y eso claro que provoca un efecto en la policía. ¿Cómo te vas a defender cuando una persona te está atacando con una honda? Hoy día los manifestantes violentos andan con hondas, piedras, armamento, entonces desde luego que es difícil”.

-¿Quiénes son estos violentistas?, ¿Se tiene algún perfil?

“O sea, hoy día yo te puedo decir que grupos marginales, a propósito de marchas pacíficas que se desarrollan en las distintas regiones, han utilizado dicha salvaguarda para cometer delitos, y para cometer delitos graves, y en esta región esa gravedad ha ido aumentando”.

-¿Cómo se para esta escalada?

“Esa es una respuesta que yo no tengo. Ahora, lo que te puedo decir, es que si miras los índices delictuales en la región han bajado desde el estallido social, y ¿qué significa esto? Que los que están cometiendo los actos vandálicos en las manifestaciones son la misma gente que en contextos normales ya estaba delinquiendo”.

-¿Le preocupa que en algún minuto la gente que está siendo saqueada o viendo destruidos sus puestos laborales tome la justicia por sus propias manos?

“Hay que ponerse en la situación. Debe existir una mirada de reprochar los daños, los perjuicios que ha provocado un grupo de personas a la región. No puede ser que un grupo de desalmados ingrese a quemar un hotel o un organismo público, que saqueen dos o tres veces Sodimac, o un centro comercial. Hoy día hay una impotencia y hay gente que viene acá a Carabineros a preguntar, cuándo para eso y esa respuesta no la tengo yo. Este es un tema político, de país, que debe solucionarse de esa manera. Esto no se soluciona con la fuerza pública, nosotros somos la cara visible”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X