• “Las elecciones nunca friccionan los partidos, son propias en una democracia. Es un ejercicio normal en todas las instituciones que se dedican a la actividad política”, advierte Molina.
Crédito fotografía: 
El Día
Cuando todos pensaban que en la UDI local estaba zanjado el nombre de Lucía Pinto como candidata, el exdiputado gremialista irrumpe como carta y pide primaria, desafiando a la intendenta. Incluso, amenazó con renunciar al partido si no se concreta la elección interna y se presentará a la primera vuelta.

Lejos de abandonar la política o replegarse luego de ser removido de la Gobernación de Limarí a finales del 2018, el exdiputado Darío Molina se quedó en la zona y continuó colaborando en algunas tareas. Incluso, en los últimos meses aceptó una petición que venía madurando y que pretende golpear el tablero político regional. En entrevista con diario El Día admitió que a través de una carta formal solicitó a la UDI nacional la realización de primarias internas en la Región de Coquimbo para gobernador regional. De esta manera le sale al paso a la intendenta Lucía Pinto que, hasta ahora, aparecía como la carta segura en el gremialismo.

Sustenta la intención en su vocación de servidor público y una clara señal de respaldo a la descentralización del país. “Sin bien el gobernador regional no tiene las atribuciones correspondientes, pero va en camino a que la regionalización sea verdadera en los próximos años y es mucho lo que se puede hacer. En los diferentes cargos públicos que he ocupado como diputado de la zona durante dos periodos y gobernador de Limarí sin duda que me motiva todo lo que se pueda hacer en la Región de Coquimbo. Tenemos como 200 mil personas que no poseen servicios básicos y debemos preocuparnos de ellos y entregarles igualdad en condiciones de vida. Esa es la motivación que tengo para competir por el primer gobernador regional de Coquimbo”.

 

-¿Está consciente de que este paso generará ruido y tensión en la UDI regional, luego que se daba por sentado que la candidata sería la intendenta Lucía Pinto?

“Revuelo siempre genera este tipo de cosas, pero son naturales dentro de los partidos. La UDI está realizando elecciones internas y la gente se mide en votaciones y luego vuelve la unidad como corresponde dentro de una institución en la que nos unen principios y valores. Por lo tanto, creo que esto es normal y lo lógico es que aquí no hay enemigos, ni nada personal. No tengo nada contra la intendenta Lucía Pinto ni contra otros candidatos que pudieran aparecer en el camino. Aquí lo que tenemos son visiones que queremos poner al servicio de la gente y que ella decida. Y en este caso solicitar una elección interna en la UDI para ver cuál es el candidato mejor posicionado y quién es el mejor representante de la UDI para enfrentar a la oposición es un paso que tenemos que dar y por supuesto hay gente que está opinando que tiene que ser la intendenta la candidata y otros que debe ser Darío Molina. Por lo tanto, no hay temor por el revuelo que pueda causar”.

 

-¿No cree que esta candidatura se puede interpretar como una suerte de revancha luego que fue marginado como gobernador de Limarí?

“No, porque yo no aparecí ahora en política en la Región de Coquimbo. Llevo muchos años trabajando y colaborando y es evidente que tengo un liderazgo que coloco a disposición del partido. Ese es el objetivo. No se puede mirar de esa manera, además que es una intención promovida por mucha gente que se manifiesta en las redes sociales y en comunicaciones internas que me han solicitado para estar disponible para las próximas elecciones”.

 

-¿Su postulación llegará hasta el final o se abrirá a un acuerdo con la intendenta Pinto para evitar que el partido se ‘desangre’?

“Le entregamos una carta al secretario general de la UDI, Jorge Fuentes donde nos acompañó gente destacada de la región como la secretaria general de la UDI y Core, Paola Cortés; el presidente comunal de Ovalle y de Coquimbo y el vicepresidente del partido en la Región de Coquimbo, Gastón Osorio y concejales. Sería totalmente inconsecuente que la decisión más importante de elegir a un gobernador regional se tome en Santiago. De tal manera que si hemos manifestado disponibilidad para estar abierto a una primaria en Chile Vamos para elegir al candidato, de la misma manera (partido) tiene que estar dispuesto a elegir al mejor candidato de la UDI para esa elección. Ahora, hemos puesto una fecha límite que es la primera semana de octubre, por cuanto el 24 de ese mes, todos quienes tengan la opción o el deseo de ser candidatos, y no hay una primaria establecida, deben renunciar a sus partidos para ir como independiente ya sea a la primaria de Chile Vamos o a la primera vuelta de la elección oficial. De tal manera que hemos solicitado que esa decisión sea tomada antes de la primera semana de octubre para organizar una primaria y dar garantías. De no ser así, yo lo he manifestado, es doloroso, pero por no colocarse de acuerdo a tiempo, surgen candidatos independientes. Hay nueve intendentes que estarían renunciando para ser candidatos y esto los partidos políticos lo tienen que evaluar”.

“Hay interés de que no se hagan las primarias y  que se designe a Lucía Pinto candidata a gobernadora, eso, sin duda, es el interés de los parlamentarios”

¿Lo que está planteando es que si no le dan el pase como candidato a una primaria, está dispuesto a renunciar a la UDI para lograr el objetivo?

“Por supuesto, nuestra motivación es Chile y la región y eso no hay que perderlo nunca de vista. Estoy profundamente convencido de que no podemos pensar en regionalización, si seguimos impidiendo que las regiones se manifiesten para elegir sus candidatos para un cargo tan importante de gobernador regional. De tal manera, de no tener una opción concreta y garantizada y bien acordada en la UDI, sin duda que estoy dispuesto a ir como independiente a esa primaria de Chile Vamos y si no hubiera, también estaría dispuesto a concurrir a la elección oficial en la primera vuelta”.

 

Nuevos liderazgos

-¿Su percepción es que al interior de la UDI ya se habían inclinado por la intendenta Pinto?

“Siempre se habló de que la intendenta o intendente que nombraba el Presidente de la República tendría esa función y proyectarse como candidato a gobernador regional y tendrían la primera opción. Sin embargo, con el correr del tiempo han existido figuras que se han destacado en distintas labores y por supuesto que manifiestan adhesión y es lo que ha ocurrido en este caso. Y ahí aparece un candidato que es el primero que plantea el interés de ser gobernador regional. Lucía Pinto aún no se ha manifestado en ese sentido, hay personas que han hablado que estaría disponible, pero, en definitiva, en la UDI hay visiones distintas. Tuvimos en diciembre una elección donde claramente el partido mostró una división. Hubo candidaturas que compitieron, por lo tanto, no es novedad que existan visiones distintas sobre lo que hay que hacer en el futuro. Obviamente, los parlamentarios tienen una visión. En la UDI no cabe duda que Sergio Gahona fue el gran promotor de que Lucía Pinto fuera intendenta, ha trabajado con ella durante mucho tiempo y él tiene una ambición que es ser senador y quien más le asegura esa posibilidad es Lucía Pinto. Entonces, hay interés en que no se hagan las primarias y que se designe a Lucía Pinto candidata a gobernadora. Eso, sin duda, es el interés de los parlamentarios”.

 

Factor elecciones internas

-¿El sustento de su candidatura estaría en el resultado que obtuvo su facción en las elecciones de diciembre?

“Lo que estoy haciendo es decir que quiero postular con un interés claro y sano y porque los mejores liderazgos deben presentarse. Pero hay algunos que tienen temor a las elecciones, eso no cabe ninguna duda. El resultado no fue bueno para el oficialismo, ganamos en una lista donde todo el aparato de gobierno y el aparato político de la UDI estaba en una lista, sin embargo, perdieron y eso les debe preocupar que en una posible primaria puedan volver a ser derrotados. Tengo mucha confianza en lo que podemos levantar, obviamente que vamos a invitar a Evopoli, RN y el PRI para que nos acompañen. Creemos que este es el momento de la unidad y soy tremendamente partidario de Chile Vamos y eso nos garantiza que podamos proyectar el gobierno del Presidente Piñera”.

 

-¿Usted habla de la unidad, pero no cree que con su decisión y amenaza de renuncia se tensiona y fricciona aún más el partido a nivel regional?

“Las elecciones nunca friccionan los partidos, son propias en una democracia. Es un ejercicio normal en todas las instituciones que se dedican a la actividad política. Además que las elecciones generan una tensión, pero después vuelve la unidad porque tenemos que apoyar a quien gane. Estoy seguro de que ganaré esa primaria (para gobernador regional) y convencido de que efectuaré un gran trabajo y esperamos que nos apoyen quienes sean derrotados”.

Facción  de luto

-¿La no elección de un presidente UDI en el Core sería el mayor síntoma de la división del gremialismo regional?

“Esa es una consecuencia  de la división que ya venía. Efectivamente, aquellos que quedaron con cierto dolor de la derrota interna en la directiva regional querían seguir teniendo cuotas de poder. No cabe ninguna duda que Gahona (Sergio) tiene la mano puesta atrás de una serie de cosas que ocurren. Había un acuerdo previo (que asumiera Paola Cortés), pero lamentablemente traicionaron ese acuerdo. En esto hay que ser franco y claro. Aquí efectivamente le fallaron a Paola Cortés y solidarizo con lo que le ha ocurrido y sería una gran presidenta del Core y tiene todas las condiciones para ejercer una gran labor en ese cargo. Posee una gran votación en Coquimbo y cuenta con todo mi apoyo y ojalá eso se resuelva luego  y la directiva se reúna para que Paola  Cortés sea la presidenta del Core”.

 

-¿Su salida de la Gobernación de Limarí fue digitada desde la intendencia regional o de La Moneda?

“Soy tremendamente leal y agradecido del nombramiento que me hizo el Presidente de la República y el ministro del Interior en el cargo de gobernador de Limarí, pero son cosas que están en el pasado y la historia se va escribiendo de a poco. Más adelante saldrán algunos detalles de lo que significó esa salida. Pero, por el momento feliz, efectuamos una gran labor y estoy conforme con eso y hoy día el cariño de la gente es evidente. No vale la pena entrar en los detalles de ese episodio, habrá tiempo en el futuro”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X