• La autoridad sanitaria indicó que están viendo como evoluciona el menor, quien se encuentra en estado reservado.
Crédito fotografía: 
El Día
El seremi de Salud, Alejandro García, descartó la presencia de una ameba de vida libre, que había sido el primer diagnóstico que le habían asignado al joven paciente.

Un niño de 7 años en Monte Patria fue trasladado hasta el Hospital Van Buren de Valparaíso , luego que sufriera fuertes dolores de cabeza, náuseas y malestar general sin poder determinarse en el Hospital de Ovalle la causa de su estado .

La familia del paciente sostuvo que en un principio se les señaló que se trataría de una ameba de vida libre alojada en el cerebro, pero que con el correr de las horas y los exámenes correspondientes se estuvo descartando, por ahora, esa grave situación.

Los cercanos sostienen que con la última resonancia le dijeron que el cerebro estaba muy inflamado y que la doctora tratante les indicó que deben esperar cómo evolucione  el menor con los medicamentos para entregar un diagnóstico preciso .

El menor se habría contagiado en la localidad de Carretones y en el Hospital de Ovalle le habían indicado preliminarmente como posible diagnóstico una encefalitis generada por  una ameba,  por lo que provocó la alarma de sus familiares y  vecinos del sector .

DESCARTAN PRESENCIA DE UNA AMEBA

El seremi de Salud, Alejandro García, señaló que el menor  fue trasladado a Valparaíso y que se realizó una investigación para determinar el origen de la grave infección que él tiene.

“En la actualidad tiene una meningoencefalitis en estudio y por los antecedentes se pensó que el niño había  tenido contacto con agua y eso es lo que empezamos averiguar, porque fue a un  paseo cerca de un río. En función de esos primeros antecedentes y  junto al médico tratante pensamos que pudo haber sido una ameba de vida libre, por las condiciones del cuadro que tenía. El diagnóstico inicial era compatible con esto. La ameba libre está siempre en el agua estancada, por ejemplo, pudo haberse tirado un piquero e ingresado el agua por las fosas nasales, eso sería algo fortuito, porque es muy raro que esto ocurra”.

La autoridad manifestó que se estaría descartando lo d e la ameba y sería una meningitis más bien viral.

“Porque el cuadro clínico ha cambiado un poco. Se estaría descartando la ameba, no es para alarmar a la población, estas amebas siempre están en el ambiente”.

Respecto a un segundo caso similar en el consultorio de Monte Patria, desde la Seremía de Salud descartaron esta información.

“Con la Unidad de Epidemiología descartamos que exista, hasta ahora, otro caso”, señaló García.

El seremi afirmó que el diagnóstico desde el punto de vista clínico es una encefalitis y el origen qué lo provocó está en estudio.

“Se está barajando que su origen sería viral y que fue contraído en el ambiente. Puede que una persona contagiada se lo haya transmitido y por las condiciones del menor se infectó”.

La autoridad sanitaria descartó  tajantemente que tenga relación con el agua del lugar.

“Dentro de todos los patógenos que están en el ambiente lo puede haber provocado  una  bacteria, hongo o parásito. Por ejemplo, la meningitis se maneja como un posible brote y se hace un control. En este caso no corresponde hacer esto , porque no es una transmisión  entre varias personas, el riesgo para la comunidad no existe. Se está manejando como único caso el de este menor”.

ENFERMEDAD VIRAL

Agregó que al paciente se le está aplicando un tratamiento de amplio espectro para matar todo lo que pueda hacer daño al niño.

García reitera que son varios los agentes y se van barajando según las conductas clínicas y hasta el momento en este caso el diagnóstico va inclinándose hasta la parte viral.

“Uno va descartando, por las características clínicas va diciendo fue esto o no, orientando el diagnóstico preciso”.

Dentro de la investigación epidemiológica hicimos contacto con la familia para preguntar si había tenido inmersión en agua y dijeron que no.

“Los papás señalan que no hubo inmersión y  la investigación dejó de ser epidemiológica. Pasó a ser clínica y únicamente exclusiva para el caso del niño, para llegar al diagnóstico preciso y orientar mejor el tratamiento”

La autoridad insistió en que se estaría descartando como agente la presencia de esta ameba de vida libre, por lo que no debe haber alarma en la población.

“Aunque en clínica no se puede descartar hasta que llegue al diagnóstico final. Siempre se debe barajar una gran variedad de diagnósticos hasta lograr la causa. No es un caso para avisar a la comunidad para  que se evite contagiarse. No es un brote, es un caso aislado único”.

AMEBA DE VIDA LIBRE

El parásito es casi siempre mortal. Son pocos los casos conocidos de meningoencefalitis amebiana primaria, la infección causada por la ameba, y sólo tres de esos pacientes sobrevivieron.

Las personas se infectan al nadar en agua dulce caliente, tal como un lago o río. La ameba entra por la nariz y luego va al cerebro, donde destruye el tejido cerebral, causando inflamación y la muerte. Los síntomas comienzan entre uno y nueve días después de la exposición e incluyen dolor de cabeza, fiebre, náuseas y vómitos.

Se puede confundir con la meningitis en un primer momento. Luego, comienzan síntomas como rigidez en el cuello, convulsiones y alucinaciones a medida que la infección se vuelve peor.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día