• De las cinco estudiantes lesionadas, dos de ellas permanecen en observación, aunque la pequeña que resultó con heridas graves fue trasladada a Santiago por decisión de sus padres. La niña permanece estable y el jueves será intervenida nuevamente.
  • Ayer la directiva del Colegio Francisco Palau informó sobre los hechos ocurridos el jueves pasado en el marco de una feria científica, donde cinco estudiantes resultaron con quemaduras de diversa consideración.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
El hecho se registró el jueves pasado en el marco de una feria científica, donde cinco estudiantes resultaron con quemaduras de diversa consideración. Si bien la directora del establecimiento dijo que el reglamento se activó “inmediatamente”, reconoció que la situación permitirá modernizar las operaciones ante situaciones de emergencia.

Al menos cinco estudiantes de segundo básico del Colegio Francisco Palau de La Serena resultaron con quemaduras de diversa consideración, luego de un fallido experimento en una feria científica realizada por alumnos de enseñanza media.

Según el relato de los apoderados, tres de las niñas fueron trasladadas hasta el Servicio de Urgencia del hospital de La Serena, mientras que las otras dos fueron atendidas por personal de Samu en el establecimiento.

Una de las pequeñas fue dada de alta ese mismo día, mientras que las dos restantes quedaron hospitalizadas. Sin embargo, el lunes, los padres de una de las niñas –la que sufrió quemaduras de gravedad- decidieron trasladarla a Santiago, ya que según información manejada por los apoderados del curso, habría presentado infección en una de las heridas, siendo operada ese mismo día.

El lamentable hecho fue dado a conocer por los propios apoderados, quienes criticaron la implementación del protocolo y el poco compromiso demostrado por el colegio.

El Día conversó con una de las mamás de las estudiantes afectadas, quien decidió resguardar su identidad por seguridad, sin embargo, contó que luego del accidente no han tenido ninguna respuesta oficial por parte de la dirección.  Si bien su hija sufrió quemaduras leves, en su cabello y delantal, comentó que le preocupa la reacción del colegio frente a situaciones de emergencia.

Estado y recuperación

La apoderada dejó entrever algunas irregularidades al momento de activar el protocolo en el recinto educacional, ya que una vez que llegó al hospital tuvo que devolverse al colegio a buscar el seguro escolar, ya que su hija fue una de las estudiantes atendidas por el Samu en el colegio, y luego regresar al recinto hospitalario por sus propios medios.

“Yo pedí permiso en mi trabajo para ir, y cuando llegué no nos pudieron atender  porque no estaba el seguro escolar, fui al colegio a buscarlo y luego me movilicé por mi propia cuenta. Mi hija no tenía nada físicamente, pero pedí que la revisaran igual porque pudo haber inhalado humo o algún otro elemento”, contó la mamá.

Si bien dice que su hija se reincorporó a clases sin mayores inconvenientes,  tiene cierta preocupación, ya que teme por daños psicológicos.

“El otro día íbamos en auto y vimos a un hombre haciendo malabares con fuego y ella se tapó los ojos y me dijo que no quería ver. Yo físicamente la veo bien, pero igual quiero revisar esta situación”, precisó.

La apoderada, además, comentó que su hija es la mejor amiga de la niña que fue trasladada hasta la Región Metropolitana.

“El domingo yo fui a verla y estaba con fiebre, fueron los propios papás que decidieron hacer el traslado. La otra mamá afectada me dijo que su hija estaba un poquito mejor”, concluyó.

Respecto al estado de salud de la estudiante que fue trasladada a la Región Metropolitana, su mamá comentó a nuestro medio que la pequeña se quemó la cara, cuello, pecho y oreja y que el jueves será intervenida nuevamente donde se le injertará piel debido a la gravedad de sus heridas.

“Ahora está con antibióticos, está bien de ánimo y eso es súper bueno. El día sábado tuvo fiebre y así siguió el domingo, ese día le digo al doctor de turno del hospital de La Serena, y él no quiso verla ni revisar sus heridas”, contó la apoderada de la pequeña.

El accidente

La mamá de la pequeña –que sufrió quemaduras leves-  detalló que el accidente se registró el jueves a eso de las 12:00 horas en una actividad organizada por los estudiantes de segundo medio. El curso de su hija visitó el evento y fue en la realización de un experimento llamado “Gusano de Azúcar” donde se registró el accidente.

“Las cinco niñas estaban en el mesón viendo el experimento cuando los otros estudiantes comenzaron a aumentar el calor hasta que salió una llamarada, mi hija dice que ella misma tuvo que apagar el fuego de su delantal”, precisó la apoderada.

Consultada si habían profesores guiando la actividad, la mujer señaló que desconoce ese antecedente ya que los detalles que maneja son aquellos que su hija le proporcionó. La apoderada insiste en el mal manejo comunicacional y logístico que ha realizado el recinto.

“Llama la atención que tras cinco días del accidente, el colegio no haya informado nada. Recién hoy martes enviaron una circular. No han citado a los apoderados involucrados, solo sé que el viernes llamaron a los padres de las dos niñas más graves. Dicen que todavía están investigando, yo creo que la situación se les salió de las manos”, agregó la mamá.

Ayer el Colegio Francisco Palau ofreció un punto de prensa, hecho que coincidió con la visita del seremi de Educación, Claudio Oyarzún, quien se reunió con la directiva en la mañana.

En la instancia, la directora pedagógica, Yazmín Olivares García – Huidobro confirmó que el accidente se registró en el marco de una feria científica.

“El día del accidente las tres estudiantes más graves fueron trasladadas y acompañadas por la inspectora general, la profesora jefa y yo”, detalló Olivares.

Respecto a la oportuna activación del protocolo, la directora del Colegio Francisco Palau aseveró que este se activó “inmediatamente”.

“Primero ingresamos personalmente a las estudiantes, luego se les avisó a los padres y los esperamos en el recinto hospitalario. Además, de manera paralela, hicimos las denuncias correspondientes en Carabineros y la superintendencia de Educación y, de manera interna también estamos llevando una investigación”.

En esta misma línea, la directora Olivares García Huidobro destacó que el establecimiento ha respondido de manera eficaz a la comunidad educativa y que no ha perdido comunicación con las afectadas y que la situación  vivida permitirá replantearse los mecanismos de acción frente a situaciones de esta índole.

“Quiero destacar que el establecimiento no ha dejado sola en ningún momento ni a las alumnas ni a las familias, en ningún momento se ha escondido la cara. Es un hecho lamentable y nos ha generado mucho dolor”.

Actualización de protocolos

Desde la Secretaría Regional Ministerial de Educación emitieron un comunicado consignando que la Superintendencia de Educación tomó conocimiento de los hechos y que se inició una investigación de oficio.

“La Supereduc solicitó los antecedentes de este caso al colegio, los que deberán ser remitidos en un plazo máximo de 3 días”.

Además, desde la institución lamentaron los hechos ocurridos e hicieron un llamado a los establecimientos a actualizar sus reglamentos internos y a incorporar en ellos protocolos de actuación ante accidentes escolares, situaciones de maltrato, acoso escolar o violencia entre miembros de la comunidad educativa, entre otros temas.

“Igualmente, es importante que los colegios mantengan actualizado su Plan Integral de Seguridad Escolar (PISE), para enfrentar de manera adecuada situaciones como las vividas en el establecimiento de La Serena”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X