• Luis Roldán sostiene un cartel donde indica que ya se cumplen 7 años desde la desaparición de su hijo Marco.
Crédito fotografía: 
Leo Fritis
Luis Roldán, padre del turista argentino quien se extravió un 6 de enero del 2013, tiene puestas sus esperanzas en una pericia que se debería realizar en los próximos meses.

“Es como si el cerro se lo hubiese tragado”. Con estas palabras Luis Roldán describe la desaparición de su hijo, el joven turista Marco Roldán, desde el cerro La Cancana, en el valle del Elqui, el 6 de enero del 2013.

Siete años después, Luis Roldán es hospedado por una familia chilena en la localidad de Diaguitas y continúa la búsqueda de su hijo, sin resultados. “Parece increíble porque es toda una historia de vida desde este suceso y que a 7 años no tengamos nada”, agrega. 

Para él, la deficiente labor policial efectuada durante las primeras horas desde la desaparición de Marco provocó que al día de hoy no exista ningún rastro del joven turista argentino. “Las primeras 24 o 48 horas son cruciales en este tipo de casos. Además, hubo un fiscal que no hizo nada y desgraciadamente se perdieron pruebas importantes”, criticó.

Luis Roldán asegura que “a cuatro meses de la desaparición se dio la posibilidad de que un lugareño pudiese tener relación con el hecho y hasta hoy no tenemos ninguna información clara”. Tampoco existen indicios del cuerpo de Marco o de alguno de los elementos que él portaba al momento de su extravío: su mochila, su gorra, su máquina fotográfica, su celular, la vestimenta. Un verdadero misterio.

La familia Roldán realizó una verdadera cruzada para hallar a Marco en Chile. “Recorrimos durante el año 2013 la zona del valle del Elqui y cientos de veces hemos recorrido el cerro, con cientos de personas, porque la verdad es que hemos recibido el apoyo de mucha gente de Chile, de Socorro Andino, Rescate Andino, y en alguna oportunidad incluso contratamos unos perros para hallar a personas vivas o fallecidas, pero el resultado es el mismo: no hay rastros”, señaló.

Consultado acerca de cómo avanza el proceso investigativo, Luis Roldán afirma que éste vive un “triste letargo”. Añade que en el mes de noviembre, el fiscal regional Adrián Vega- a cargo del caso- realizaría una diligencia importante, pero ésta debió ser suspendida debido a la contingencia social que agitó a nuestra región y país. “Tengo entendido que en el mes el febrero si todo vuelve a la normalidad se realizaría esta actividad pactada”, indica. 

“Gracias a Dios, la causa sigue abierta y siempre estamos buscando que haya nuevas evidencias”, afirma horas antes de partir nuevamente a la localidad de Cochiguaz, en el corazón del valle del Elqui, continuando la búsqueda de Marco.  



 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital