Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
A pesar que aún se mantiene en estado grave, los médicos dieron la autorización para ser llevado a la capital vía aérea. Lo acompañaron cuatro familiares, sus padres, un primo y su polola, quienes permanecerán a su lado este tiempo bajo cargo del Ejército.

Cuando eran las 14:50 horas de ayer, salía de las dependencias del Hospital San Pablo de Coquimbo rumbo al Aeródromo de La Serena Jaled Jure Villalobos, el soldado que resultó gravemente herido luego de recibir las esquirlas de un artefacto que les explosionó en los pies a un grupo de soldados que participaban de ejercicios militares en Puerto Aldea.

Hasta el aeródromo fue acompañado por numerosos familiares quienes lo despidieron con aplausos mientras el avión emprendía vuelo pasadas las 15:30 horas y le gritaban “te esperamos”, para luego de esto caer en llantos varios de ellos.

Fue una despedida llena de emociones donde estaban solo sus familiares y algunos miembros del Ejército, entre ellos el comandante del Regimiento 21 Coquimbo, Manuel Herrera, quien además también emprende viaje a la capital, indicando que estaría allá “el tiempo que sea necesario”.

De hecho, fue el propio comandante Herrera quien informó que se tomó la decisión de enviar al Hospital Militar al soldado Jaled Jure Villalobos en un avión ambulancia con médicos institucionales.

“Su estado sigue siendo grave y la institución está enfocada en dos puntos  específicos. Primer punto, darle todo el soporte de salud al soldado Jaled Jure. Segundo, darle todo el soporte a la familia, con ese propósito nosotros colocamos un vehículo para trasladar a la familia, que es la madre (Pamela Villalobos), el padre (Jaled Jure, mismo nombre de su hijo), su polola (Natalie López) y un primo, a la guarnición de Santiago, con el propósito que estén acompañando al soldado Jure y podamos tenerlos con la información inmediata del médico tratante”, señaló el comandante Manuel Herrera, quien agregó que se dispondrá del alojamiento y alimentación de los familiares.

Suspendidas actividades

El alto oficial confirmó que se habían suspendido las actividades militares en Puerto Aldea, “hasta que terminen los peritajes de rigor con el propósito de saber efectivamente qué fue lo que explosó, dónde estaba lo que explosó y que dé la seguridad a la unidad de que pueda transitar y que pueda hacer las actividades de instrucción y de entrenamiento programadas para el año en un lugar con toda la seguridad que se permita”, señaló el Coronel Herrera.

En el mismo tenor, reconoció que hasta el momento no se tiene ningún antecedente de qué fue lo que explosó, porque eso estaba en una investigación que lleva adelante la Armada de Chile con el propósito de saber efectivamente qué fue lo que detonó.

Al indicarle que se especulaba que podría ser una mina antipersonal, el uniformado dijo que “no tengo ese antecedente, pero veo poco probable que sea una mina antipersonal, porque no es el sector y las minas antipersonales se colocan en lugares donde uno quiere evitar un ingreso o uno quiera evitar una aproximación. Por lo general, las minas están puestas en fronteras y usted bien sabe que por el Tratado de Ottawa el Ejército de Chile está desminando todas las fronteras, pero no se descarta, aunque  creo poco probable que sea una mina antipersonal, por el daño, si fuera una mina antipersonal, estaríamos hablando de otro tipo de daño en este momento”, aseveró.

Joven deportista y querido

Los familiares y cercanos de Jaled Jure destacaron las cualidades como persona de este joven que ingresó de forma voluntaria a realizar el servicio militar, señalando que era muy deportista y que practicaba atletismo.

Indicaron que le gustaba la carrera militar, por eso había ingresado al Ejército, pero que entre sus planes futuros estaba la de estudiar una carrera universitaria.

“Es amable, alegre, bueno para la talla, siempre compartía con nosotros, aunque eso disminuyó cuando empezó a pololear”, precisa su tío Cristian Jure.

En tanto que la madre de su polola,  Johanna Toro, da cuenta de otras facetas del joven, indicando que es un muchacho atípico para su edad, como ya no son los jóvenes de hoy. Cuenta, por ejemplo, que para pololear fue a pedirle permiso a la familia y solicitó formalmente sostener dicha relación con Natalie López, que no lo hizo en una plaza, sin formalidad, como lo suelen hacer en la actualidad, lo que daba cuenta de la calidad de persona y lo serio que es. 

Pero además de eso, también lo describe como un joven alegre, simpático y atento.

“Son pololos hace varios años ya, él siempre enamorado de mi hija, siempre pendiente de ella, salía de franco y se iba a la casa, compartía todo el tiempo con nosotros. Antes de que se fuera a campaña, el domingo pasado, habían estado juntos, el sábado también habían salido y se quedaron en la casa de mi mamá. Siempre estaban juntos, cuando había que ir a verlo, mi hija era la primera que quería ir, orgullosa de él como militar”.

En un via crucis

De carácter extrovertido y muy participativo, sus familiares recuerdan que incluso en una oportunidad personificó a Jesús en un vía crucis que se realizó en el colegio donde estudió la enseñanza media. “No cualquier persona es Jesús en un vía crucis y el lo fue, también andaba en las competencias de atletismo, era motivado y se sentía mejor en todo”, señalan.

Por todo lo anterior, piensan que  Jaled Jure saldrá adelante de esta situación que le ha tocado enfrentar.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X