• El aforo máximo de reuniones sociales es de 5 personas.
Crédito fotografía: 
Referencial
El procedimiento se llevó a cabo por una denuncia de forma anónima que se realizó al fono habilitado por la Seremi de Salud. Tras la formalización, el dueño del inmueble quedó con la medida cautelar de firma mensual y se establecieron 60 días para la investigación correspondiente. Autoridades recalcan el llamado a la empatía y responsabilidad.

Una cosa que es compartida tanto por las autoridades como por la población es que la Región de Coquimbo está viviendo una crisis, con 203 nuevos contagios en el día de ayer y un panorama que hace inminente un retroceso a Fase 1 (cuarentena).   

Pese al desalentador panorama, el pasado jueves se registró una nueva fiesta clandestina en el sector de La Pampa, en La Serena. En la oportunidad, 17 personas fueron detenidas por Carabineros de la Primera Comisaría de la capital regional, esto tras ser sorprendidos participando en una reunión particular al interior de una inmueble en la calle Los Perales. 

El procedimiento se realizó por una denuncia anónima, que se efectuó al Fono Denuncia que habilitó la Seremi de Salud, lo que alertó a los efectivos policiales, quienes concurrieron hasta el lugar, donde verificaron que en el inmueble se encontraban más personas del aforo máximo establecido, que en Fase de Transición  es de cinco personas en espacios cerrados.  

Medidad adoptadas

De acuerdo a la información entregada por Carabineros, el dueño del departamento, pasó a control de detención y luego de ser formalizado en el Juzgado de Garantía de La Serena, quedó sujeto a la medida cautelar de firma mensual y se estableció un plazo de 60 días para la investigación. Finalmente para el 09 de marzo quedó fijada la audiencia de exploración de salida alternativa.

El fiscal Rodrigo Céspedes, a cargo de investigar los hechos, explicó que “la fiesta lógicamente vulneraba la normativa sanitaria de aislamiento nocturno (toque de queda) y también no respetaba el aforo máximo establecido para la comuna en etapa 2. Por ese motivo, luego de su control de detención fue formalizado por el delito de atentado a la salud pública por la infracción de reglas higiénicas de salubridad, debidamente publicada por la autoridad, ilícito previsto en el artículo 318 del Código Penal”.    

Denuncias en aumento

Desde el 17 de enero hasta el 05 de febrero se han recibido más de 350 alertas al Fono Denuncia (+56939554527),cifra que según la autoridad sanitaria ha ido en aumento. 

El general Pablo Onetto, jefe de la Defensa Nacional para la región, subrayó que este tipo de actividades se han hecho cada vez más recurrentes. “Tuvimos otro más el día el día martes en un local en el centro de La Serena, donde habían seis personas y también le hicieron un sumario sanitario tanto al local como a los asistentes que estaban en sus interior”, dijo. 

En esta línea, agregó que “si bien es cierto la cantidad de fiestas clandestinas que han sido denunciadas son bastantes, una vez que se va a fiscalizar muchas de ellas más que fiestas clandestinas son reuniones sociales, que están dentro de un círculos social o familiar que están viviendo en la misma casa y la denuncia es por ruidos molestos, pero ya hemos tenido otras situaciones como la de ayer, en el local comercial u otra que fue hace un par de semanas en Coquimbo. Por mi parte, pedirle a la gente que siga denunciando, sé que a veces puede ser que el número esté saturado pero los llamados son importantes (…)”.

Recalcar la responsabilidad

Misma postura comparte Alejandro García, seremi de Salud, quien recalca que es importante que se continúe “usando el Fono Denuncia de manera seria y responsable. En tanto, a la comunidad en general el llamado es a la responsabilidad y al autocuidado. Hoy la conurbación se encuentra en fase 2 por lo cual, las reuniones sociales están permitidas con un aforo de 05 personas como máximo”.

También el jefe de Defensa Nacional remarcó que “el llamado es a la prudencia y principalmente al buen comportamiento, tener presente lo que significa en este minuto y  cómo está avanzando la pandemia, la cantidad de gente que tenemos contagiadas y el ser empáticos al tener una conciencia social de lo que significa este tipo de actividades que pueden repercutir sobre todo en las personas más vulnerables”.  

Impreduncia del toque de queda

Además de las fiscalizaciones a fiestas ilegales, los controles han estado centrado en el cumplimiento del toque de queda, encabezados por patrullas de la Armada, el Ejército y personal de salud. En este sentido el general Onetto planteó que “se nos está dando una situación como algo promedio de tener entre 80 y 100 sumarios sanitarios diarios durante el toque de queda en la comuna de La Serena y Coquimbo. Más de los que están detenidos que el promedio en la semana son entre 18 y 20 que también no es menor (…)  con respecto al incumplimiento del toque de queda creo que es por un relajo de la gente, principalmente entendiendo que por 15 minutos hay cierta permisividad de desplazarse y no es así”, finalizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X