Crédito fotografía: 
El Día
Los restos de Sergio Barraza serán sepultados hoy en el cementerio Municipal de La Serena, luego de una misa en la iglesia San Francisco.

Un hombre recto, reservado y de una sola línea son las principales cualidades que destacaron los más cercanos al profesor y exdirector de diario El Día Sergio Barraza Lazo, mientras sus restos eran velados en su casa ubicada en calle Los Carrera, en La Serena. 

Claro, porque su figura siempre fue asimilada a la de un “caballero” en todas sus letras. Claudio Figueroa quien ayer señalaba que despedía a un amigo de años y que lo apoyó en un momento difícil de su vida.

“Nos conocimos hace años y siempre que nos encontrábamos conversábamos de todo un poco, era un tipo muy inteligente que podías hablar de lo que fuera. Viví un momento difícil y él me apoyó siempre con unas buenas palabras. Eso sí de él hablaba poco y pese a conocerlo hace años no hablaba mucho de su vida personal”, expresó. 

Barraza Lazo se desempeñó en nuestra empresa periodística como director en la década del ’70  y un segundo periodo en 1999. Incluso, estuvo entre los pioneros del periódico a finales del ’40.

En 1979, El Día publicó una editorial escrita por el propio Antonio Puga Rodríguez titulada “Alejamiento de un director:

“No hay duda que Sergio Barraza no busca distinciones especiales y que carece de todo afán de figuración, más cuando llegó a la dirección de El Día, supo afrontar con dignidad y conciencia la responsabilidades de su cargo… Sergio ha dejado la dirección de El Día, pero no se alejará de un diario al que le ha entregado gran parte de su vida, donde siempre tendrá sus puertas abiertas”.

En los últimos años Barraza se había dedicado a sus tierras en el sector de Río Hurtado y la plantación de uva que entregaba como cooperado de Capel.

Nancy Monsalve, su pareja de hace 30 años y madre de uno de sus hijos, dice que lo que admiraba de él era su responsabilidad.

“Era un hombre luchador, empeñoso, leal y con una gran fortaleza. Nosotros vivíamos en Cerrillos de Tamaya y en los últimos años nos vinimos con mi hijo a cuidarlo”.

Monsalve señala que sus últimos años vivió viajando entre La Serena y la provincia de Limarí.

“La gente lo conocía en Cerrillos de Tamaya y Río Hurtado, era muy querido por esos lados. Toda la gente del pueblo lo veía y lo saludaba con mucho cariño y él los saludaba con mucha estima”.

Su pareja relata que Sergio nunca se mostró enfermo o se quejó por algo, pese a que ellos como familia le pedían que se cuidara. 

“Tuvo hace un año un par de accidentes automovilísticos y eso lo dejó un poco mal, al parecer tuvo un coma diabético que lo hizo desmayar. Él estaba bien, pero desde ahí que comenzó a decir que estaba cansado y con mi hijo Alberto nos hicimos cargo de sus tierras”.

Monsalve indicó que Barraza le indicaba que durante un tiempo de su vida fue bien sacrificada ya que trabajaba en el diario y luego se iba a hacer clases.

“Nos hablaba siempre de su labor en el diario, se sintió siempre orgulloso de su trabajo y contento con el reconocimiento que le realizaba la familia Puga”, añadió. 

Agrega que en el último tiempo siguió escribiendo para él, pero el campo le quitaba mucho tiempo.

“Lo otro que lamentaba era que muchas personas de su generación no quedaban muchos y que sus amigos se habían ido uno a uno.  Pero fue muy feliz en su vida”.

Los restos de Sergio Barraza serán sepultados hoy en el cementerio Municipal de La Serena, luego de una misa en la iglesia San Francisco.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X