• Roberto Jacob Jure, alcalde de La Serena dice que este es aniversario los pilla en una situación tremendamente difícil, pero que no hay que bajar los brazos.
    Roberto Jacob Jure, alcalde de La Serena dice que este es aniversario los pilla en una situación tremendamente difícil, pero que no hay que bajar los brazos.
Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En el aniversario de la ciudad el edil serenense repasa lo que ha sido un año complicado, pero resume lo que se ha hecho señalando que hay que estar para las cosas buenas y para las malas y que hay momentos en que se le tiene que poner el pecho a las balas. Destaca que a pesar del estallido social y la pandemia, se las han arreglado para seguir con los proyectos.

Frente a un nuevo aniversario de la comuna de La Serena, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, reconoce que ha sido un año difícil, ya que le ha tocado enfrentar en su administración el estallido social y ahora la pandemia mundial que ha complicado no solo al municipio a todo el país y al mundo.

Pero es optimista y dice que en algún momento tendrá que pasar, aunque no se sabe a qué costo, por eso es que hay que estar unidos como sociedad.

-¿Cuál es el balance que hace de este año tan  complicado?

“Fue un año muy difícil desde todo punto de vista, porque tuvimos el estallido social, después se nos vino la pandemia y la verdad es que tuvimos que dedicarnos exclusivamente a ver cómo ayudábamos en todo este conflicto que se nos vino, que no fue menor y que ha significado la muerte de personas, muchos hospitalizados. Ha sido como un terremoto, pero largo. Los terremotos son en un día y los daños los podemos evaluar en unos días o en una semana y este ha sido un terremoto que ha durado cinco o seis meses, provocando daños todos los días. Lo grave de esto va a ser cuando realmente veamos lo que  sucedió. El año ha sido muy complicado y gran parte nos hemos dedicado exclusivamente a estos dos temas, que no son menores. Fue un año atípico, que no se lo esperaba nadie, el que diga que estaba preparado para esto miente”.

-Le tocó un estallido social que era algo más manejable, pero una pandemia no, ¿cómo enfrenta algo inesperado?

“El estallido son problemas sociales y son personas con personas, sabes con quién tienes que tratar, pero cuando viene un virus que es desconocido, que ataca a todos, a los de izquierda, de derecha, de centro, extremos, que no respeta religiones ni nada, es totalmente diferente. Es algo al que no sabes cómo te tienes que enfrentar, recién se están conociendo algunas aristas de este virus y todavía tenemos mucho más por conocer. Creo que esto tiene para largo, lamentablemente mucha irresponsabilidad de la gente que no ha tomado en cuenta del verdadero peligro que significa esto, 14 días entre la vida y la muerte no es menor”.

-¿Cómo cree que debe proyectar la reactivación de la ciudad?

“La reactivación pasa por algo que es lo más importante y es el empleo. Aquí la única forma de reactivar una economía es con empleo y que ese empleo permita que la gente vaya saliendo de a poco de sus deudas y vaya pudiendo generar para poder subsistir con la familia. Eso va de la mano con un plan de gobierno que sea muy fuerte en cuanto a las inversiones, porque lo que da empleo son las inversiones. Nadie puede pensar que esto se va a reactivar en seis meses o en un año, esto va a ser lentísimo, pero creo que ya tenemos que preocuparnos”.

-Si bien ha sido un año complejo ¿cuáles han sido los avances del municipio?

“Tenemos proyectos que son muy importantes que están financiados, ya tenemos en la mano el convenio del último tramo de la Avenida Francisco de Aguirre, va a Contraloría, hacemos la licitación y esperamos que de aquí a fin de año estemos construyendo este paseo que va a quedar hermoso y es por cuatro mil millones de pesos.  Se está en la segunda etapa de El Faro; el emblemático liceo de Las Compañías, como el Darío Salas, ya está financiado, estamos esperando la resolución de la adjudicación, es una obra por seis mil millones de pesos. Estamos esperando el convenio y mandato para el Parque San Joaquín por cerca de cuatro mil millones de pesos. Hoy día tenemos proyectos por desarrollar y por terminar, como el Paseo Larraín Alcalde; estamos por sobre el 50% en la parcela 41, hay proyectos grandes, por lo tanto, vamos a poder dar empleo durante el 2021. Además, mantenemos una cartera de proyectos permanentes que en cuanto el Gobierno Regional necesite, ahí los tenemos listos para que los financien. Tenemos un proyecto que es emblemático, que es el edificio consistorial, que ya está aprobado el diseño por Monumentos Nacionales, solo falta el RS para solicitar los recursos al gobierno. Hay que sumar los que tenemos que presentar, como el cuarto puente que une a Las Compañías, que lo conversé cuando recién asumí con el ministro Undurraga y me autorizó 300 millones de pesos para el estudio de prefactibilidad. Hoy muchos se arrogan el puente, pero yo lo solicité”.

-¿Con toda esta situación cómo ha llevado adelante el contacto con la comunidad?

“Hay menos contacto porque no hay reuniones, no hay  visitas, pero yo le he mantenido por medio de mi teléfono, mi whatsapp, por las redes sociales, que está todo abierto a la comunidad, porque si alguien necesita trato de solucionar los problemas que son muchos en este tiempo. Hemos seguido atendiendo a la comunidad entregando las cajas de mercadería, llevando remedios a los adultos mayores, hemos estado pendientes de la gente de todas maneras. Yo no voy a entregar cajas, porque no quiero hacer aprovechamiento político y hay que entregársela con dignidad, no hay que ir a sacarse fotos, eso es jugar con la pobreza de algunas personas”.

-¿En lo personal cómo ha enfrentado este panorama tan complejo?

“Con mucha paciencia, siempre he dicho que uno está para las cosas buenas y también para las malas. No todo va a ser aplauso y los líderes se ven cuando tienen que enfrentar problemas complicados. Asumí que esto es complicado, que día a día tenemos que enfrentarlo, ponerle el pecho a las balas tratando de solucionar los problemas a la gente, la que está sufriendo es la gente. Aquí hay un enemigo común para todos que es el Coronavirus. Por lo tanto, no tenemos que pensar ni en protagonismos ni en divisiones sino que en enfrentarlo juntos, La única manera de poder vencer a este virus es enfrentándolo juntos. La derecha, izquierda, centro, católicos, cristianos, todos, porque esto no hace diferencia cuando tiene que matar a alguien. Es tremendamente necesario que haya unión, tenemos que confluir todos hacia un solo punto, que sea el cómo actuar frente a esta pandemia que es tremendamente complicada. Vamos a salir de esto, el problema es a qué costo, con cuántas vidas más, eso es lo complicado”.

-¿Hace algún mea culpa en su gestión?

“Uno siempre hace mea culpa, porque  uno es humano y se equivoca. Si hay cosas que he dejado de hacer o no las he hecho, todo lo bien que puedo,  solo resta pedir comprensión y si hay que pedir disculpas las pediremos, pero hay que seguir trabajando, aquí no hay que mirar para atrás, los errores se pueden enmendar, pero lo que sí, hay que ser capaces de reconocerlos, en la humildad está la fortaleza”

-¿Algún mensaje a la comunidad?

“Decirles que de esto vamos a salir entre todos, la gente tiene que tener confianza, ser responsable, porque no tenemos un policía para cuidar a cada persona en particular. La Serena cumple 376 años y nos pilla en una situación muy difícil, pero no por eso vamos a bajar los brazos”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día